Culiacán

Piden al Gobierno Federal mayor sensibilidad para el sector ganadero

Diputados federales y locales lamentan que el actual Gobierno federal prácticamente haya extinguido los apoyos y los subsidios a los pequeños productores, pues afirman que la mayoría los requiere para subsistir

Por  Francisco Castro

Desde el 2019 se quedaron sin apoyos de Progan los ganaderos sinaloenses.(Foto: Eréndira Telles / El Debate)

Desde el 2019 se quedaron sin apoyos de Progan los ganaderos sinaloenses. | Foto: Eréndira Telles / El Debate

Sinaloa.- A la incertidumbre que priva en el sector ganadero sinaloense por la desaparición de apoyos y la diminución tan importante de subsidios desde 2019 se suma para este año la preocupación por la falta de claridad en la forma en que se ejercerán los pocos recursos que contempla el presupuesto federal, y que pudiera dejar marginados a los pequeños productores del estado.

Lo anterior fue señalado por la diputada federal e integrante de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, Érika Sánchez Martínez, y por el legislador local y presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, Faustino Hernández Álvarez, quienes recriminan el trato que el Gobierno federal está dando a un sector como el ganadero, que económicamente le brinda a Sinaloa 14 mil millones de pesos al año.

Érika Sánchez, quien también forma parte de la Comisión de Hacienda y Crédito Público en la Cámara de Diputados, lamentó que el Gobierno federal solo esté pensando en la inversión pública en función de programas asistencialistas, clientelares, y que a los sectores productivos, que son los que mejoran la economía del país —y que en el caso de la ganadería aporta 14 mil millones de pesos al año en Sinaloa—, los estén dejando a merced de lo que puedan generar con sus propios recursos: «La gran mayoría de los ganaderos en Sinaloa son productores pequeños que batallan para subsistir; y lo mismo pasa con la agricultura, la gran mayoría necesitan de subsidios para salir adelante», aseguró.

Lo poco que queda

Tal y como se ha expuesto en las primeras dos entregas de este serial sobre la crisis que vive el sector agropecuario en Sinaloa [https://bit.ly/2R1Vn9b y https://bit.ly/306Bd1N], desde 2019 los ganaderos se quedaron sin Progan, esquema que apoyaba hasta con 400 pesos por vientre, pero también sin apoyo para el areteo y el barrido del ganado, clave en su identificación e inventariado, así como en la detección de problemas sanitarios.

Para este año, el panorama es más preocupante, pues a lo anterior se suma la eliminación del programa de subsidio Concurrencia con entidades federativas, a través del cual Sinaloa recibió 85.8 millones de pesos en 2019, y tampoco habrá subsidio para sanidad e inocuidad agroalimentaria, que el año pasado contempló 211 millones de pesos.

La priista Érika Sánchez recordó que solo el Programa de Fomento Ganadero tenía 500 millones de pesos en 2018, pero para 2020 desapareció; mientras que el programa Crédito Ganadero a la Palabra se redujo en un 75 por ciento para el actual ejercicio fiscal, pues de 4 mil millones que ejercía, en esta ocasión solo contempla mil millones para todos los ganaderos del país. «Esto evidentemente es un tiro de gracia para el sector ganadero, y en el caso del campo pasó exactamente lo mismo, ya la reducción del presupuesto es del 40 por ciento comparado con lo que se tenía en 2018, y en el caso de la pesca es algo similar», lamentó la legisladora federal.

El diputado federal por Morena e integrante de la Comisión de Ganadería en la Cámara de legisladores, Carlos Iván Ayala Bobadilla, se refirió al tema como parte de los cambios que se dan cuando se detectan manejos turbios: «En donde se detectaron manejos turbios, justificados o injustificados, se están haciendo cambios para tratar de eficientar, y que el recurso les llegue directamente a los interesados y evitar desvíos», aseguró en entrevista telefónica. 

Afirmó que esta vez sí llegará a Sinaloa el programa Crédito Ganadero a la Palabra, aunque no precisó detalles, incluso dijo desconocer si este esquema vendría a sustituir al Progan.
Sobre este esquema, el diputado y presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos en el Congreso local, Faustino Hernández, sostuvo que «el panorama pinta muy desalentador en el tema del presupuesto de la federación, sin un esquema que dé certeza y certidumbre a los sectores tanto agrícola como ganadero, porque las reglas de operación vienen muy opacas».

Sobre el programa de subsidio Crédito Ganadero a la Palabra, que para este año se aplicará en Sinaloa, el priista dijo que es insuficiente, pues el presupuesto nacional es de mil millones de pesos, que ya repartido entre todos los estados y todos los ganaderos no alcanza.

Érika Sánchez advirtió la posibilidad de que ocurra lo mismo que el año pasado, cuando Sinaloa se quedó fuera del programa de Crédito Ganadero a la Palabra, pues se aplicó en otras regiones del país.

Al margen de los programas

Ana Cecilia Moreno Romero, diputada local por el PRI y secretaria de la Comisión de Asuntos Agropecuarios en el Congreso de Sinaloa, coincidió con Érika Sánchez en que el Gobierno federal mide a todos los productores por igual, dejando al margen de apoyos a aquellos que batallan y requieren de subsidios para subsistir, tanto en el sector ganadero, como en la actividad agrícola: «Los pequeños ganaderos, los de los altos de la sierra, son los más necesitados y a quienes por tener un poquito más de lo establecido ya no son apoyados; si tienen tal cantidad de ganado o de hectáreas, ya no son acreedor de un beneficio, aunque estén amolados», lamentó Ana Cecilia Moreno, exsecretaria general de la Liga de Comunidades Agrarias.

Además, llamó a la sensibilidad al Gobierno federal y a que no borre de un plumazo los programas y los apoyos a los ganaderos, incluso les recomienda «ir al campo y que sientan la necesidad tan grande que tienen, para que en próximos presupuestos reasignen recursos. Y qué bueno que se verifique y se transparente, pero no que los reduzcan así como lo hicieron, con la desaparición de programas».

Faustino Hernández, quien presidió la Unión Ganadera Regional del 2010 al 2016, insistió en que se necesita fortalecer a los ganaderos y a los agricultores con base en un presupuesto adecuado, pero no lo hay, y fue el pronunciamiento que como productores sinaloenses hicieron, cuando exigieron un presupuesto digno para el sector agropecuario.

Aseguró que ante el mal trato presupuestal por parte del Gobierno federal, el Gobierno del Estado ya está metiendo el brazo al sector ganadero y agrícola. Añadió que prueba de ello es que al presupuesto estatal de egresos para este año le anexaron un poco para la ganadera: «En el esquema de doble propósito de grano de semilla sorgo temporaleros, en lugar de traer 30 millones, trae 50 millones para ayudar a los campesinos temporaleros y a los ganaderos», precisó.

La propuesta

Érika Sánchez adelantó que se buscará establecer un programa de trabajo entre varios actores de arranque con Gobierno del Estado por la gestión que pueda encabezar el gobernador y el secretario de Agricultura y Ganadería, Manuel Tarriba, además del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y los propios ganaderos, para plantear al Gobierno federal no solo lo que representa la ganadería en Sinaloa y para México: «La intención es poder sensibilizarlo y que, si no es a través de estas bolsas que ya están determinadas a través del presupuesto, puedan disponer de la voluntad para que discrecionalmente se pudieran asignar más recursos a la ganadería sinaloense y de todo el país».

Retiro del estatus zoosanitario

Para el legislador federal morenista Carlos Iván Ayala Bobadilla, el problema central en el sector ganadero sinaloense debiera ser la pérdida del estatus zoosanitario, aunque «sin restar importancia al tema de los apoyos». Incluso, responsabilizó por ello al Gobierno del Estado y a la Secretaría de Agricultura y Ganadería.

Detalló que a finales del 2019 habló con el entonces presidente de la Unión Ganadera Regional, Manuel Urquijo: «Me dijo que estaban trabajando en puntos que el Gobierno de Estados Unidos le estaba pidiendo para no perder el estatus, y de pronto se publica que lo habían perdido, pero él nunca me dijo que estuviera ni siquiera en peligro de perderse. Cuando se publica la pérdida del estatus, le hablo, y me manifiesta su molestia con las certificadoras. Me dijo que los engañaron, que le decían que iban muy bien y que hasta lo felicitaban por lo que estaban haciendo; pero cuando toman la decisión, les dan el golpe».

Adelantó que ya planteó este tema al presidente de la Comisión de Ganadería en el Congreso, por lo que buscarán sumar fuerzas con instancias federales y estatales, con el Senasica y con los propios productores.

Por su parte, Érika Sánchez reconoció la urgencia de que los ganaderos trabajan apegados a la normatividad local de una manera más seria y responsable, y añadió que buscarán que en la legislatura local se actualice una ley ganadera que a la vuelta de un año pueda devolver el estatus zoosanitario a Sinaloa.

Sin dar entrevista

De la oficina del subsecretario de Ganadería, Raúl Cárdenas, siguen sin atender la solicitud de entrevista; mientras que de la UGR, el gerente confirmó que en cuanto se desocupe el actual presidente, darán conferencia.

  • 36 mil ganaderos hay en Sinaloa, de acuerdo con el exdirigente de la UGR Daniel Osuna.
  • 1.2 millones de cabezas de ganado en existencia se estima tienen lo productores en la entidad

"Aunque Sinaloa entre al Crédito Ganadero a la Palabra, con mil millones de pesos para todo el país, no tocará nada": Érika Sánchez, Diputada federal por el PRI

"Lo que debería preocupar más al sector ganadero, sin minimizar lo demás, es el estatus zoosanitario": Iván Ayala Bobadilla, Diputado federal por Morena

"Me acabo de reunir con el presidente de la Unión Ganadera para trabajar en equipo ante la falta de un presupuesto adecuado": Faustino Hernández, Presidente de la Liga de Comunidades Agrarias y diputado local

"Han retirado presupuestos de gran beneficio. Hay molestia, preocupación y desesperanza en el sector ganadero": Ana Cecilia Moreno, Secretaria de la Comisión de Asuntos Agropecuarios en el Congreso local

La leche, otra reducida fuente de ingresos

Aunque la principal vocación del sector ganadero en Sinaloa es la venta del becerro en pie, en los municipios de Ahome y Mazatlán también es fuerte la venta de leche, y así lo confirmó el presidente de la Asociación Ganadera Local de Ahome, Miguel Ángel Cota Romero, quien afirma que producen alrededor de 40 mil litros diarios.

Afirma que la venta de leche es una actividad fuerte en Ahome, pero admite que, en cuanto al precio de este producto, están bien atrasados, porque actualmente se les paga a cuatro o cinco pesos por litro: «En estas temporadas en que la producción escasea, el precio no pasa de los seis pesos».

Cota Romero explica que cuando la producción es fuerte, les pagan a 4.50 pesos el litro, pero que un precio regular para ellos sería de alrededor de siete pesos. Y aunque considera que podría lograrse, dice que para ello se requiere el apoyo del Gobierno del Estado y de Liconsa para regular el precio, pues añade que, mientras estén en manos de Yaqui, que es la única pasteurizadora en la zona norte, seguirán amolados, en ese sentido.

¿Presagiaba la pérdida del estatus sanitario?

El 11 de octubre del año pasado, a unos días de perder el estatus zoosanitario, el entonces presidente de la Unión Ganadera Regional, Manuel Urquijo, compartió en la cuenta de Facebook de la Unión un video en el que habló de una reducción del precio del ganado bovino en un 10 por ciento, y afirmó que esto obedecía a dos factores: por un lado, a la baja natural de cosecha; por otro, a la ley de la oferta y la demanda provocada por los engordadores, que, ante la sobreoferta, bajaban los precios de compra.

Luego afirmó que esto no tenía nada que ver con el estatus zoosanitario que gozara un estado. En el video [https://cutt.ly/Mrd6gEw] presumió que Sinaloa nunca había perdido el estatus fitosanitario ni estado impedido para exportar ganado en pie a los Estados Unidos.

En esa ocasión reconoció preocupante, porque afectaba la reducción del precio, la introducción anual a México de un millón de cabezas de ganado que de forma ilegal entraban por la zona sur, sin ningún requisito zoosanitario, como los que exigen Senasica y la USDA. El 25 de octubre pierden el estatus zoosanitario. 

EL DEBATE lo buscó para entrevista antes de su renuncia, pero su equipo dijo que estaba muy ocupado.

Ex presidente de la Unión Ganadera Regional, Manuel Urquijo. Foto: El Debate

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo