Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

"Poca gente nos ayuda en nuestro andar por oficinas"

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Decenas de personas observaban a su alrededor, entre ellas caminaba Carlos Vizcarra, un joven invidente que con su bastón trataba de definir el número de escalones que había que subir para poder llegar a un pequeño espacio donde labora a diario en la Unidad de Servicios Estatales (USE).

Cauteloso, tocando poco a poco, ascendía hacia el recinto gubernamental, la gente lo miraba fijamente. Sin embargo, al contemplar cómo la infraestructura del espacio se tornaba cada vez más complicada, nadie se acercó a ofrecer ayuda.

Carlos comentó que esta es muestra de cómo espacios para hacer trámites especiales no cuentan con las especificaciones necesarias para que personas discapacidas se desenvuelvan sin problemas.

"Uno siempre debe adaptarse a las condiciones que se te presentan, pero es preciso hacer énfasis en la falta de una infraestructura que nos brinde seguridad y así nos podamos desenvolver de una mejor manera", dijo.

A diferencia de otros ciudades, señaló que en Culiacán existe un gran trabajo por hacer en cuestión de adaptar sus edificios para discapacitados.

También profundizó en que pocas personas tienen una cultura de respeto hacia los discapacidados.

Complicado acceso. A diario cientos de personas con capacidades diferentes deben lidiar con rampas en mal estado, espacios azules ocupados por vehículos sin placas especiales y la falta de edificios que faciliten su acceso y movilidad.

Ejemplo de ello son los recintos gubernamentales como: Palacio de Gobierno, Ayuntamiento Municipal e inclusive, la Unidad de Servicios Estatales (USE). Donde se cuenta con un escaso número de rampas adaptadas a sus alrededores, e intentar hacer algún trámite personal resulta una tarea complicada.

En un recorrido realizado por EL DEBATE, quedó en evidencia como abordar las instalaciones de la Unidad de Servicios Especiales (USE), es para minusválidos e invidentes una travesía.

Desde la llegada al recinto se topan con una gran falta, se debe a los cajones especiales obstruidos por gente que no presenta ningún problema de movilidad.

"De las ocho cajas especiales, a diario, sólo una de ellas es donde realmente se estaciona una persona con problemas de movilidad, los demás bajan del carro sin ninguna limitación", señaló un trabajador de la USE.

Tan sólo tratar llegar al primer nivel de este espacio significa para los discapacitados redoblar su esfuerzo, pues la estructura de la rampa especial es demasiado empinada.

Por su parte, tratar de ingresar a Palacio de Gobierno se traduce en dar un recorrido por todo el sitio, esto si a su llegada no intenta ingresar directamente por la avenida Insurgentes, donde se encuentra el acceso único para los discapacitados.

En el Ayuntamiento Municipal la falta de adaptaciones especiales en el edificio ha ocasionado que el propio alcalde, Sergio Torres Félix anunciara un cambio de oficina, ya que existe solamente una rampa en las instalaciones del sitio y esta es utilizada, principalmente, para la entrada y salida de carros de descarga.