Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Podría haber más implicados en el asesinato de Maria Fernanda

SINALOA

Culiacán, Sin.- Derivado de las declaraciones del personal del plantel escolar donde estudiaba la menor asesinada por su maestro, es que se detectó que pudiera haber más personas involucradas en el homicidio que consternó a la comunidad escolar de la Zona Norte del Estado, reconoció el subprocurador general, Martín Robles Armenta.

El 24 de abril fue presentado ante un Juez Penal el profesor Rubén Ayala Ruiz, quien fue acusado por el Ministerio Público de ser el presunto responsable de la desaparición y muerte de una menor de edad alumna del plantel donde Ayala Ruiz se desempeñaba como docente.

El subprocurador General de Justicia, confirmó que derivado de una serie de pruebas periciales y de testimoniales recabadas entre el personal del mismo plantel, ubicado en el municipio de El Fuerte, se extendió la investigación a otras personas a quienes se les pudiera fincar responsabilidad penal, pero no se precisó qué tipo de responsabilidad se presume por el Ministerio Público ni abundó, el funcionario, en nombres de los que son investigados.

Los hechos. La menor María Fernanda "N", era estudiante de la Escuela Telesecundaria de la Comunidad de Los Natoches, en el municipio de El Fuerte, pero tenía su domicilio en la comunidad de Los Carricitos, en el mismo municipio de donde sus familiares denunciaron desapareció el día 7 de abril

La joven fue encontrada muerta días después y las investigaciones llevaron a la detención del profesor Rubén Ayala Ruiz, quien era su docente en la Telesecundaria y le daba raite, al igual que a otros estudiantes, cuando concluían las clases.

El maestro fue detenido el 22 de abril y remitido ante un juez penal, autoridad que le dictó auto de formal prisión el 24 de abril pasado.

Continúan las investigaciones. Martín Robles Armenta, subprocurador General de Justicia, confirmó que el Ministerio Público encontró elementos para mantener la causa penal abierta e investigar al resto del personal del plantel educativo porque pudieran haber incurrido en el delito de complicidad o de omisión ya que tenían diferentes responsabilidades que no cumplieron para el cuidado de la menor, lo que está por resolverse sin precisar fecha.