Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Policía justifica violencia en el centro de la ciudad

El secretario de Seguridad Pública admite una incapacidad operativa para detectar personas armadas que circulan por la zona más vigilada de Culiacán

Culiacán, Sinaloa.- Aun cuando es la zona más vigilada de toda la ciudad, si los policías no vieron a personas armadas o evitaron que mataran a un civil dentro de un hotel, es porque los delincuentes «se pierden entre la misma comunidad», justificó el secretario de Seguridad Pública de Culiacán.

Oscar Guinto Marmolejo admitió incapacidad operativa para ubicar a personas armadas que circulan por las calles: “Desgraciadamente no tenemos la forma de identificarlos antes de que comentan sus fechorías. Entonces, a pesar de toda la seguridad que tenemos, las revisiones que estamos realizando, sucedió este hecho”, reconoció.

El titular de la Policía Preventiva de la capital reiteró que no solo la Policía Municipal cuida el centro, sino la misma Policía Militar de la Sedena, quien apoya a las autoridades civiles en los patrullajes en esta zona comercial y habitacional.

“Oiga, secretario, ¿qué paso ahí en el centro con la seguridad? Se supone que el centro de la ciudad es una de las áreas con mayor vigilancia”, preguntaron periodistas. “Vuelvo a repetir, hubo el reporte a C4 de que se escucharon disparos y de inmediato se concentraron las unidades ahí en torno al lugar, (y) no se observó a nadie sospechoso. Desgraciadamente y cuando ingresamos al lugar observamos a la persona muerta y lesionada”, respondió.

UN SOLO HERIDO
Afirmó que resultado de estos hechos de violencia fue una persona y no dos las que resultaron lesionadas, misma que fue auxiliada por su personal.

Cuestionado sobre si este civil podía ser considerada como víctima colateral de los hechos de violencia, reiteró que no dependerá de él determinar eso, sino del Ministerio Público.

Informó que el reporte que ellos recibieron mediante los números de emergencias es que se escucharon disparos de arma de fuego al interior de un hotel en la calle Morelos, por lo que al acudir las unidades y los agentes dieron cuenta de la presencia de una persona sin vida. 

Cabe recordar que el occiso traía consigo un arma larga.

PRESENCIA
La Policía Militar, perteneciente a la Sedena, también entra a patrullar el centro de la ciudad de Culiacán, y esa ocasión tampoco fue capaz de detectar a personas armadas.

Culiacán, Sinaloa.- Ramón Eduardo N., quien tenía 16 años, fue asesinado de dos balazos en el pecho la noche de ayer en el interior de un parque recreativo que se localiza en la colonia Josefa Ortiz. Los responsables, se encuentran prófugos de la justicia.

HECHO VIOLENTO
La capital del estado cerró con un homicidio más cuando vecinos avisaron al 911 sobre detonaciones de arma de fuego en la zona antes mencionada, localizada por la avenida Terrones, entre las calles Quinta y Sexta.

Rápidamente, el lugar se fue poblando de curiosos. El cuerpo de Ramón yacía tendido bocarriba, debajo de una banca azul y con los brazos en forma de cruz.

Dos policías municipales confirmaron el crimen y encintaron el perímetro para resguardar los indicios. A un lado de la víctima se observó un par de guaraches sobre una mesa y una lata de cerveza.

Según información proporcionada por las autoridades, el hoy occiso convivía momentos antes con un grupo de personas; y posteriormente se registró una riña, donde uno de los presentes sacó a relucir un arma de fuego y la accionó en contra del menor de  edad, para después huir por las calles del sector.

TRABAJO DE CAMPO
Dos cascajos de pistola calibre 9 milímetros quedaron junto al cuerpo. Peritos de la Fiscalía realizaron las diligencias para dar con el culpable del asesinato.

Se dio a conocer que Ramón Eduardo tenía dos heridas de bala a la altura del pecho. Sus restos fueron removidos del lugar y los depositaron en el anfiteatro.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: