Selecciona tu región
Culiacán

Por antivacunas, restringen espacios de libre tránsito en Sinaloa

Si en Sinaloa la gente se vacuna, esta medida no debería implementarse, opinó el experto en microbiología y biología molecular, Jaime Bustos Martínez.

Por Lorena Caro

-

Sinaloa.- En los países europeos, el movimiento antivacunas no es nuevo, pero con la Covid-19 ha resurgido y se acompaña del pensamiento conspirativo y la negación absoluta a recibir la inmunización.

Esto ha hecho que los Gobiernos de Francia, Italia y España endurezcan las medidas del libre tránsito para los no vacunados mediante la petición de pasaporte o certificado de vacunación covid. En Sinaloa, los Gobiernos locales de Mazatlán y Culiacán anunciaron esta misma medida, aunque expertos apuntan que el panorama tendría que analizarse.

Jaime Bustos Martínez, experto en microbiología y biología molecular, dijo para Debate que, si bien esta medida puede ser positiva en países de Europa, por el alto grado de negación a recibir la vacuna, trasladado a Sinaloa se tendría que conocer qué tanto es lo que se niega el ciudadano a vacunarse.

Leer más: Mazatlán, rebasa ayer los 7 mil casos recuperados de Covid-19

Si analizamos el último reporte de la Secretaría de Salud en Sinaloa, hasta el 27 de julio del 2021, tenemos que el estado ha recibido 2 millones 438 mil 130 vacunas, de las cuales se han aplicado 2 millones 051 mil 012 vacunas para 1 millón 448 mil 392 personas. Lo que da como resultado un margen mínimo de personas no vacunadas, si se toma en cuenta la posibilidad del acceso a la vacuna, así como la campaña vigente de vacunación. 

¿Es una medida necesaria? 

Jaime Bustos Martínez, experto en microbiología y biología molecular, detalló que la petición de certificados a la ciudadanía para acceder a actividades comunes inició en los países europeos, sobre todo para que la gente se vacune. Destacó que, si en Sinaloa la gente no quiere vacunarse, la medida sería muy similar a lo que se está haciendo en Europa; pero si la gente está respondiendo a la vacunación, consideró que no tendría por qué aplicarse esa medida.

En el caso de que este medida se aplique con el fin de reducir lo contagios, el experto en salud analizó varios puntos. En primera instancia, dijo que las vacunas sí evitan los contagios, pero no es al cero. “Una persona vacunada también puede tener una reinfección o una infección si no se cuida, porque no estamos exentos de que una vez vacunados no nos vayamos a contagiar con el virus, sobre todo por las variantes que se están presentando”, señaló.

El especialista abundó que, si una persona está vacunada, pero además no descuida el uso de cubrebocas y la sana distancia, se baja la probabilidad de que se enferme o de que se contagie. Sin embargo, si las personas no están vacunadas, apuntó que la probabilidad de contagiarse sigue siendo muy alta.

Esquemas a medias

Pero ¿cómo funciona esta medida si hay personas en Sinaloa que no tienen el esquema completo de vacunación? En ese sentido, Jaime Bustos Martínez, experto en microbiología y biología molecular, explicó que las vacunas que son de dos dosis están diseñadas para alcanzar su eficacia con las dos dosis, por lo que tener solamente una genera un problema, disminuyendo la protección. Bustos Martínez ejemplificó que la vacuna de Pfizer protege alrededor del 50-60 por ciento con una sola dosis; pero si se tienen las dos dosis, el valor sube a 91-92 por ciento. “Es muy importante tener las dos dosis cuando mi vacuna indica dos dosis”, añadió.

En contraste, si la vacuna que la persona tiene es de una sola dosis, como hasta ahora se han aplicado en México, Cansino y Johnson & Johnson, no hay problema, porque las farmacéuticas y los sistemas de salud tienen que realizar pruebas para demostrar que una sola dosis es efectiva y segura, dijo el especialista.

Ya en el caso de las personas no vacunadas, el peligro es mayor. El también académico de la Universidad Autónoma Metropolitana mencionó que este grupo son los más fáciles de contagiar, por eso manifestó que la edad de las personas que se están contagiando actualmente ha disminuido, porque esas personas ya están vacunadas. “Eso es lógico, porque el virus, si infecta a una persona vacunada, ahí se acaba la infección, pero entonces el virus, lo que hace, es buscar dónde replicarse”, apuntó.

Bustos Martínez opinó que esta medida quizá incremente más en los países europeos, que tienen esta postura por el tema antivacunas. Si esto se agrava en otros países, como Estados Unidos, donde también empieza generarse ya un movimiento antivacuna fuerte, también se pueden implementar este tipo de restricciones. “Esta decisión es, sobre todo, para incentivar a la gente a que se vacune”, concluyó. 

Leer más: Profeco promete detener abuso en venta de oxígeno en Sinaloa

Para entender...

“La población se relajó”

Este 27 de julio, México registró el número más alto de contagios desde enero del 2021, con 17 mil 408 nuevos casos en un solo día. Incluso más que en julio del 2020, cuando su tope máximo fue de 9 mil. En esta llamada tercera ola, el especialista Jaime Bustos Martínez, experto en microbiología y biología molecular, señaló que, sin duda, la población se relajó en las medidas de prevención. Añadió que la población pensó que con la vacuna ya no había que usar cubrebocas, ya no había virus.

“Pero ese es el problema, que la gente se está confiando y, al confiarse, las medidas de prevención disminuyen y eso hace que el virus se propague más fuertemente porque la gente se aglomera”, señaló. Actualmente, dijo, eso se suma a la variante delta, que tiene un alto grado de transmisibilidad y predomina en México.

¿Conoce a alguien que no quiera vacunarse contra Covid-19?

Si 0%
No 0%
Caen en Tlalnepantla dos sospechosos por golpiza y muerte de perro en una casa
Síguenos en