Culiacán

Por qué aumentó el precio del transporte público urbano en Sinaloa

Durante la mañana de ayer, una noticia se viralizó en todo Sinaloa, el Gobierno de Quirino aprobó el incremento a tarifas del transporte público urbano, aquí te contamos algunos detalles del porque aumentó

Por  María Elizalde

Aspecto de los camiones que cobran 11 pesos(Foto: Ricardo Nevárez / El Debate)

Aspecto de los camiones que cobran 11 pesos | Foto: Ricardo Nevárez / El Debate

Sinaloa.- Casi dos años después, se aprueba un nuevo aumento al precio de las tarifas del transporte público urbano en Sinaloa, pero se mantiene el precio de 3.50 pesos para los estudiantes, aquí te contamos porque lo aprobaron.

Por medio de un comunicado de prensa del Gobierno del Estado, se informó que el Consejo Técnico Estatal de Vialidad y Transportes autorizó que la actualización de la tarifa para camiones urbanos, que aumenta un peso para las unidades con la cromática de Red Plus (colores guinda y blanco); y en el caso de las unidades modelo 2019, con logotipo Puro Sinaloa (colores verde y blanco), será de 1.50 pesos.

Las unidades de modelo reciente, que cobran desde ayer 11 pesos, cuentan con sistema de videovigilancia, un geolocalizador, botones de pánico, aire acondicionado y asientos para discapacitados; mientras que los modelos Red Plus con aire acondicionado cobrarán 10.50; y sin aire, 9.50 pesos.

Sustento

Esta tarifa se estableció con base en el artículo 257 de la Ley de Movilidad del Estado y los resultados de los estudios técnicos y las revisiones de campo, donde se tomaron en cuenta variables económicas, y valorando el costo que para los concesionarios significa prestar el servicio tras el constante aumento al precio del combustible en nuestro país, el cual registra un incremento del 22.5 por ciento del 2017 a la fecha. 

Ilustración El Debate

Otro de los motivos por lo que se aprobó el incremento es para que los transportistas puedan hacer renovaciones del parque vehicular, con el fin de que las unidades sean de modelos recientes y brinden seguridad y comodidad a los usuarios, que diariamente utilizan este medio de transporte.

En lo que va de la actual Administración se han gestionados créditos, apoyándolos con el pago del enganche del 10 por ciento del valor total de la unidad.

La tarifa que no se verá afectada será las de los estudiantes, pues se mantendrá en 3.50 pesos, que se hará válida siempre y cuando presenten su tarjeta inteligente; mientras que, para las personas discapacitadas, el descuento por el uso de este servicio será del 50 por ciento de descuento, solo para todas aquellas cuya discapacidad física sea visible, y, en caso de no ser así, deberán solicitar su tarjeta de persona discapacitada en las oficinas del Sistema DIF. 

No es suficiente

El secretario general del Sindicato de Autotransportes de Sinaloa, Miguel Luna Ley, explicó que, si bien su solicitud de incremento era de 4.50 pesos, aceptan que sea menos, ya que con esto podrán pagar los créditos que adquirieron con las agencias automotrices con el fin de tener mejores unidades, por lo que tendrán que esperar a lo que establece la ley en tiempo para hacer la solicitud de un nuevo incremento al servicio de transporte público: “Nosotros no tenemos grandes ganancias. El incremento al combustible está afectando mucho”, dijo.

Los concesionarios transportistas señalaron que los incrementos benefician el servicio que prestan a los usuarios, por lo que se han comprometido a mejorar la atención de los choferes con los pasajeros mediante capacitaciones constantes.

Transportistas solicitan incremento

La solicitud inicial de los transportistas organizados en el estado era de una actualización de 4.50 pesos a la tarifa de transporte urbano, pues la última actualización fue en agosto del 2017; pero el Consejo Técnico decidió apoyar la economía familiar de los sinaloenses y aprobó una actualización de solo 1 peso; únicamente en el caso de los modelos 2019 será de 1.50 pesos. 

En el caso del transporte foráneo, la tarifa base se mantiene en 11 pesos, y los kilómetros adicionales se ajustan de acuerdo con la inflación.