Culiacán

Prevén delincuencia oportunista en contingencia por covid-19 en México

Sociólogo de la UAS califica como actitudes criminales las de empresarios que en medio de la contingencia por coronavirus elevan sus precios sin razón

Por  Francisco Castro

Aspectos de saqueos en tiendas de la Ciudad de México, en Naucalpan.(Foto: Reforma)

Aspectos de saqueos en tiendas de la Ciudad de México, en Naucalpan. | Foto: Reforma

Sinaloa.- En medio del aislamiento en que se encuentran cientos de familias para tratar de contener la cadena de contagios de coronavirus SARS-CoV-2 o COVID-19, se advierte la posibilidad de hechos delincuenciales cometidos no solo por delincuentes comunes, sino también por oportunistas y empresarios voraces que en plena contingencia suben los precios de sus productos o los esconden para luego revenderlos.

Esto último constituye prácticamente una actitud criminal que debiera ser duramente sancionada por las autoridades, y así lo señaló el sociólogo e investigador de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) Tomás Guevara Martínez.

El académico reconoció que uno de los problemas que se desprenden del Quédate en casa es que habrá domicilios y negocios abandonados, así como sitios con poca vigilancia, que se conviertan en presa fácil de los delincuentes: «Esta situación sacará a flote la solidaridad de la gente que regalará alimentos y otros artículos de primera necesidad, pero también habrá otros que aprovechen para delinquir, incluso quienes aun teniendo, aprovechen para tener más, como el hecho injustificado de aumentar los precios», señaló Guevara Martínez.

El catedrático dijo que no se trata de criminalizar a los más desvalidos, sino de reconocer que hay un tipo de delincuencia que se habrá de sufrir en medio de esta contingencia: robos a casa habitación y a comercios, además de asaltos; pero también otro tipo de delincuencia de la que se habla poco, como la de los voraces comerciantes y empresario que están sacando provecho de esta situación, detalló el estudioso de conductas delictivas.

Demandan estrategia de seguridad

Ricardo Beltrán Verduzco, vicepresidente de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México (Concaam), consideró necesario que en esta tarea para contener el coronavirus y garantizar que la población se quede en casa se sumen no solo los directores de Seguridad Pública de todos los municipios, sino también alcaldes, síndicos y comisarios, pues señala que hay fiestas a diestra y siniestra, y la gente hace caso omiso a los llamados, por lo que debería haber mayor contundencia en hacer cumplir el llamado de la autoridad.

Hizo referencia a actos vandálicos y saqueos que se han registrado en otros estados, como Veracruz y Sonora, particularmente en Hermosillo, por lo que en Sinaloa se debe delinear una estrategia para evitar esto, pero también evitar que incremente el robo a domicilio o comercios, «incluso asaltos como los que han ocurrido a personas de la tercera edad que recientemente cobraron el apoyo del Gobierno federal sin que este les garantizara su seguridad, pues en una forma irresponsable los congregó, sin seguridad y expuestos al contagio».

Insistió en que los adultos mayores son los más vulnerables en esta pandemia, y el Gobierno federal nos lo está cuidando: «Los expone de manera irresponsable. El Gobierno federal se está dedicando a hacer política».

Beltrán Verduzco recordó que las policías municipales son las responsables de aplicar el Bando de Policía y Gobierno, y en coordinación con áreas hacer valer el reglamento de Espectáculos para evitar que sigan siendo realizadas fiestas, incluso evitar que se venda alcohol, como hasta ahora, pues señala este es un factor de reunión y convivencia hasta altas horas de la noche en espacios que precisamente debieran estar vacíos.

A los directores de Seguridad Pública los conminó a adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar delitos en medio de confinamiento de cientos de familias, pero también a que hagan las medidas que los Gobiernos estatal y federal ha trazado, y que contempla la prohibición de fiestas, de no visitas a las playas y a que la gente que no realiza actividades esenciales se quede en casa.

Convivencia familiar, a prueba

Además del reto que el coronavirus implica en materia de salud y seguridad, Tomás Guevara afirma que el hecho de recluirse en casa pondrá a prueba la capacidad de sociabilización dentro de la familia; es decir, qué tanto hemos alimentado la convivencia familiar de manera sana y qué tanto no lo hemos hecho.

Al margen de la estructura familiar a prueba, pues hay muchas familias disfuncionales y mixtas, el académico destacó el proceso psicosocial y psicológico que de manera individual empecemos a sentir en la medida que el confinamiento se alargue, por ejemplo desesperación y falta de paciencia con el otro: «Aquí contará el nivel de involucramiento que tengamos en estos nuevos roles de estructura familiar, qué tanto me siento parte, qué tanto me identifico, qué tanta relevancia personalmente tiene para mí esa estructura familiar».
Adelantó que todos tendremos problemas de desesperación, de ansiedad y algunos síntomas depresivos que se darán porque somos animales sociales, «no solamente convivimos con la familia, también tenemos relaciones afectivas fuera de la familia
», agregó el investigador.

Saqueos entiempos de coronavirus

En medio de la situación de aislamiento que se vive por el coronavirus en el país, en algunas ciudades ya se han generado saqueos a tiendas departamentales y supermercados.

La semana pasada se registraron, de acuerdo con Reforma, algunos saqueos en la Ciudad de México, hechos por los que fueron detenidos alrededor de 109 personas. Incluso en Veracruz y Sonora también han ocurrido hechos de rapiña.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo