Culiacán

Primero la urgencia, después la convivencia: Paramédico de Cruz Roja

Daniel Castro formará parte de la guardia que hará Cruz Roja durante Navidad y Fin de Año

Por  Hernán Alfáro

El socorrista cuenta con amplia experiencia dentro de la benemérita institución.(Foto: El Debate)

El socorrista cuenta con amplia experiencia dentro de la benemérita institución. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Como cada velada de Fin de Año, los cuerpos de auxilio estarán al pendiente de los culiacanenses, sin importar que estén presentes en la cena navideña con sus familias.

Uno de ellos será Daniel Castro Nevárez, quien desde hace 26 años sabe dejar el plato servido por ir a dar apoyo a la ciudadanía, en fechas donde los accidentes de todo tipo repuntan cuando las manecillas del reloj marcan la medianoche.

La situación

Si tenemos tiempo convivimos, porque en estas fechas las emergencias se disparan”, resaltó Daniel. Asimismo, el socorrista agregó que a veces están en lo mero sabroso de la cena, cuando comienzan a timbrar los teléfonos en la estación de radio y es para ir a salvar vidas. 

Recordó que casi 10 años, cuando se suscitaron las balaceras en Culiacán, en plena cena se solicitaron más de cinco servicios a la vez, donde se pedía apoyo para atender a personas heridas de bala, por lo que todo el personal operativo tuvo que esperar para festejar Navidad. 

Indicó que las urgencias más comunes en estos días son los incendios, así como también choques, ya que después de que las familias se dan el abrazo, se empiezan a dispersar hacia otros lugares para continuar la celebración, sin medir las consecuencias debido a que conducen bajo los influjos del alcohol, y se convierten en víctimas de fatales accidentes.   

Por otra parte, mencionó que al estar de guardia han cenado desde tamales con atole, hasta un buen banquete, pero lo saludable es que pasan esas fechas con su otra familia, que es Cruz Roja. 

Asimismo, Castro Nevárez comentó que conoció a su esposa, de oficio enfermera, cuando ambos prestaban sus servicios en la benemérita institución, y desde entonces iban a guardias; pero al convertirse en padres de familia, tuvieron que ponerse de acuerdo para ver quién de los dos cuidaba de sus hijos, una niña y un niño, quienes ahora son todos unos adolescentes. Y desde entonces, las últimas seis navidades no las ha pasado con ellos, porque en los primeros años era más la ilusión de abrir los regalos.

Hoy aceptó que se le “apachurra” el corazón al ver familias conviviendo, al momento en que está recorriendo la ciudad dando atención a la ciudadanía. También aseguró que al escuchar un llamado de auxilio cerca de donde están ellos, se pone algo tenso y desea que tanto a ellos ni a nadie le suceda una tragedia.

Sus consejos

Daniel Castro dijo que es lamentablemente que las recomendaciones que hacen las autoridades, como no disparar al aire o no conducir después de la ingesta del alcohol, en la mayoría de los casos a las personas “les entra por un oído, les sale por el otro”; ya que, como a las personas no les ha pasado alguna tragedia, creen que no les va a suceder. 

Ante esto, aconsejó que las celebraciones de esta Navidad y Año Nuevo se realicen en familia, y que los padres estén muy pendientes de sus hijos, para que no sucedan hechos lamentables.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo