Culiacán

Profesionistas huyen a otros estados para encontrar empleo

SINALOA

Por: Luis Enrique Moreno

Culiacán, SIn.- El nudo en la garganta se hace evidente. Su rostro expresa esa dureza que por más de seis años Francisca Yuridia Monjardín Quevedo ha experimentado. Se ha visto obligada a dejar de salir a las plazas comerciales de Culiacán, a convivir con sus amigas por las tardes, a las comidas familiares los fines de semana y pasear en Altata los domingos.

Tuvo que abandonar el clima, la comida, las costumbres que hay en Sinaloa, para ejercer su carrera en el estado de Guerrero.

Ella forma parte de los más de nueve millones de profesionistas que existen en el país y del uno por ciento de los egresados de la carrera de biología en Sinaloa, de acuerdo a cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y del Consejo para el Desarrollo de Sinaloa (Codesin).

"Aquí en Sinaloa no hay trabajo para los biólogos; tuve que salir del estado para ejercer la carrera que me gusta, lo que me gusta hacer. Mi sueño lo perseguí y actualmente estoy en Guerrero ejerciendo lo que estudié", apuntó.

<img src="http://roydev001-001-site1.smarterasp.net/graficas/009.jpg"/>

<img src="http://roydev001-001-site1.smarterasp.net/graficas/010.jpg"/>

Alternativa. Yuridia actualmente da clases de biología en la Universidad Tecnológica de la Región Norte de Guerrero. Motivada principalmente por su gusto por el medio ambiente, dejó a un lado aquellas carreras como derecho, contabilidad, administración de empresas, sicología o comunicación, que son las principales formadoras de profesionistas en Sinaloa.

Aunque ha tenido dificultades económicas y familiares, su mensaje a los estudiantes es que tengan mayor experiencia en el campo laboral, "actualmente las empresas te piden que tengas experiencia laboral. ¿Cómo te pueden exigir eso cuando apenas vas egresando? Entonces, la clave es tener buenas prácticas profesionales y nunca abandonar tus sueños, porque sí se pueden cumplir".

Especialidades. Desde finales de los 80 se viene presentando el fenómeno de la crisis de empleos, ya que los alumnos de las universidades no encuentran trabajo con la imediatez esperada, no siendo un problema de la actualidad, comentó el director general del Codesin, Carlos Maytorena García. "Con la apertura del mercado y la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, la información y el conocimiento se amplió y esto origina tener una mayor especialización de los egresados", apuntó.

Señaló que las academias, no sólo en Sinaloa, sino en todo el país, se han preocupado por tener carreras generales, pero no las especialidades.

"Ahora se ha cambiado la forma de pensar. En el pasado la tradición era tener un título universitario y actualmente es tener dinero. Esto significa que se ha perdido la vocación profesional, provoca dejar de ser para llegar a tener y eso afecta la cosmovisión de la actualidad", explicó.

Maytorena García manifestó que Sinaloa es un expulsor de mentes y un receptor de mano de obra, pues hay profesionistas, pero no existe un lugar para trabajar.

Urgió la necesidad de crear especialidades como una carrera técnica que permita tener mayores conocimientos de operatividad y de procesos a quienes trabajen en un empaque o en un invernadero, y la diversificación de la economía del estado.

Triple hélice. El doctor Carlos Karam Quiñónes, director general del Instituto de Apoyo a la Investigación e Innovación, señala que existe un divorcio entre la economía del estado y la atención de la educación.

"Existe poca planeación educativa en Sinaloa. Creo que debe haber armonía entre lo que requiere Sinaloa y la oferta de educación que se tiene aquí", indicó.

El especialista urgió a que las instituciones educativas tomen en cuenta la realidad económica del estado y diversificar las carreras ofertadas, para salir de las "tradicionales".

El investigador señaló que Sinaloa requiere de un trabajo conjunto de la triple hélice: "se trata de que el sector productivo, el gobierno y la academia se sienten para ver hacia el futuro, no sólo las potencialidades que existen, sino ver qué se quiere tener".

Karam Quiñónes reconoció que Sinaloa prepara cerebros, pero no hay un campo laboral para que se queden a trabajar en el estado: "nosotros preparamos a profesionistas, pero al final se van, lo que se les invierte en educación pudiera decirse que se pierde, pero al darle valor agregado a los productos que producimos aquí, se pueden quedar los profesionistas y producir conocimientos para Sinaloa".

En esta nota:
  • desempleo
  • profesionistas
  • empleo
  • trabajo sinaloa