Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Prostitución se ejerce a "oscuras"

SINALOA

Sinaloa.- Las luces de neón bañan los cuerpos de las chicas que suben al templete para bailar y ofrecer el espectáculo por el que los asistentes pagaron 80 pesos por entrar.

Entre esas jóvenes se encuentra Zulema, mujer delgada, de piel blanca y finas facciones. Sobresale de entre todas por su belleza y estatura. Cuando mucho tendrá 25 años. La música las motiva a cumplir con la misión de todas las noches: cautivar a los clientes para que se animen a solicitarlas a un baile erótico, y ¿por qué no? un privado, lejos de testigos.

La bailarina de cabellera larga y lacia logra su objetivo. Un chico sentado en un rincón la solicita para poseerla por un rato. Un tercero interviene para que el encuentro se concrete. Es el boletero, un joven que hace el trabajo de cobrador y quien les lleva el conteo a las mujeres sobre el número de clientes que acumula durante la noche.

Dependiendo del número de clientes, es la cantidad de dinero que se embolsará esa jornada. Zulema se acerca a la mesa del cliente y se sienta. Se cruza de piernas e inicia la conversación.

"No me puedes tocar", le advierte, al momento de que su cuerpo se contorsiona para emocionarlo.

Los segundos pasan y los dos minutos llegan a su fin. La sensual mujer cautiva al cliente, quien le pide un privado. El acuerdo se cierra con 220 pesos por 5 minutos.

Esta vez pasan a un cuarto con paredes en color negro, donde un sillón es el único mueble. Una delgada cortina negra impiden el paso de extraños, es la línea entre lo público y lo privado.

El vaivén de sus movimientos enciende al hombre cuyo enemigo es el tiempo. Los 5 minutos pasan volando y el encuentro termina.

La bailarina le ofrece alternativas para disfrutar más: sexo a cambio de mil 600 pesos.

Esta negociación forma parte de las historias que se viven cada noche tras las cuatro paredes de ese bar, que como servicios oferta bebidas y table dance a sus clientes, ocultando el verdadero giro que deja jugosas ganancias cada noche a estos establecimientos: la prostitución.

Sospechan, pero no lo han descubierto. Ante esta realidad que se camufla con la oscuridad de la noche, el titular de Inspección y Vigilancia en Culiacán, Sergio Enrique Torres Medina, no descartó que en los table dance se ejerza la prostitución, sin embargo, dijo que durante los operativos no han logrado encontrar a mujeres en pleno acto sexual.

"Ese es el giro (table dance) que deben de tener esos establecimientos, nuestro personal realiza operativos sorpresa en esos lugares para tratar de detectar esa actividad", expresó.

En la capital del estado operan 36 casas de masajes y cinco table dance. De acuerdo a Sergio Enrique Torres Medina, en los primeros giros sí está permitido el comercio sexual.

Sin embargo, en los table dance no tienen autorización para ejercerlo, únicamente para llevar a cabo el baile erótico.

El funcionario reconoce que han escuchado que se realiza esa actividad, pero no ha sido posible descubrirlos.

Argumenta que, en lo que va del año, no han localizado menores de edad en los table dance.

El departamento de Inspección y Vigilancia aplica multa al table dance de 7 mil pesos de sanción si sorprende a una bailarina ejerciendo la prostitución y el cierre parcial del negocio.

Si reincide, son 14 mil pesos, y finalmente, puede aplicar la sanción de 24 mil pesos y la clausura del negocio.

Operativos ahuyentan prostitución. Los constantes operativos realizados por inspectores de Profilácticos del Hospital Municipal Margarita Maza de Juárez, no han permitido que sexoservidoras realicen su labor bajo la clandestinidad en los antros y bares de Mazatlán, aseguró el director Enrique Calderón Lizalde.

Tenemos operativos todas las noches en los table dance, cantinas y demás centros nocturnos, por lo que hemos detectado en la vía pública al menos a 4 sexoservidoras trabajando fuera de reglamento.

Se les ha detenido y realizado los estudios en Profilácticos, dijo el director del hospital.

Agregó que cada semana las sexoservidoras se realizan pruebas de enfermedades venéreas y cada tres meses se hacen los exámenes del VIH, virus de inmunodeficiencia humana, entre otras.