Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Culiacán

Restaurante Mar & Sea, escenario de violencia

El último incidente fue la privación de la libertad de por lo menos ocho personas

Por: El Debate

El restaurante de donde fueron sacados varios comensales por el grupo armado.

El restaurante de donde fueron sacados varios comensales por el grupo armado.

Culiacán, Sinaloa.- El restaurante Mar & Sea, ubicado en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, corazón económico y recreativo de la capital sinaloense, una vez más volvió a ser escenario de sucesos de alto impacto que irrumpen la tranquilidad de los culiacanenses. Esta vez se trató del «levantón» de por lo menos ocho personas en el que participó un comando armado que se trasladó en alrededor de seis vehículos, según la Fiscalía General del Estado y la Secretaría Estatal de Seguridad. Hecho ocurrido durante los primeros minutos del lunes.

El Desarrollo Tres Ríos es una zona que concentra el principal centro restaurantero y de vida nocturna en la capital, el cual ha logrado un rápido desarrollo económico y concentra los fines de semana a la mayoría de los ciudadanos que buscan diversión. En estos espacios de concurrencia han ocurrido ataques que han terminado con la vida de ciudadanos de a pie y jóvenes, además de personajes involucrados en el crimen organizado.

El hecho en el Mar & Sea provocó que los integrantes del sector restaurantero de la ciudad sostuvieran una reunión con las autoridades para establecer un protocolo de seguridad en estos comercios y analizar inclusive la instalación de botones de pánico y reforzar la seguridad con cámaras de videovigilancia, dijo la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Libia Mariel López.

El lugar

El restaurante Mar & Sea -conocido por años como El Farallón- es propiedad del exgobernador del estado Juan S. Millán. El lugar está localizado entre los bulevares Enrique Sánchez Alonso y Diego Valadés, en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, y es conocido por ser un exclusivo restaurante gourmet de mariscos muy frecuentado por empresarios, turistas y la clase política local; así como por famosos y deportistas. El restaurante en cuestión fue propiedad también del exdiputado local y funcionario en el gobierno millanista Joaquín Vega Acuña, con quien el exmandatario rompió sociedad.
El lugar hasta ayer no había sido clausurado, de acuerdo con el titular de Inspección y Normatividad del Gobierno del Estado, Arturo Sato, quien dijo que la decisión se analizaría.

Cadena de hechos

El 6 de febrero del 2014, decenas de efectivos del Ejército mexicano habían cateado el conocido centro gastronómico. En aquel entonces, los militares llegaron aproximadamente a las 14:30 horas y estuvieron revisando las mesas, cada una de las áreas del lugar y a todos los clientes, sin olvidar los accesos y la salida de los vehículos. Testigos de aquel momento señalaron que fue todo un operativo, en el que incluso se habían cerrado las calles aledañas.

Los medios internacionales, como The Wall Street Journal, señalaron que la movilización buscaba a Joaquín Chapo Guzmán, quien sería capturado días más tarde en Mazatlán. También al poco tiempo se conocería que quien se encontraba en el restaurante de mariscos era Iván Archivaldo Guzmán, hijo del capo, quien se dijo escapó del sitio vestido de mesero. Según algunas fuentes, fueron hasta 160 elementos de la Sedena los que estuvieron en el operativo de nueve horas en febrero del 2014, mismo en el que decomisaron cinco vehículos de lujo, uno de los cuales tenía en su interior cargadores para rifle AK-47.

Tiempo atrás, el 24 de marzo del 2007, fueron detenidas dos personas en el estacionamiento del entonces restaurante El Farallón por portar armas de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea; además de una granada de mano ofensiva, cargadores y diversos cartuchos también de uso reservado, esto de acuerdo con información de la PGR

Los antecedentes en la zona

Entre los hechos que más han marcado la violencia registrada en zona del sector Desarrollo Urbano Tres Ríos están los asesinatos, que superan a otros delitos. Entre las personas victimadas durante los últimos años en este sector lo mismo hay mujeres que menores de edad, así como un hijo del capo Joaquín Chapo Guzmán. El 10 de mayo del 2008 asesinaron a Édgar Guzmán, hijo del Chapo Guzmán, en el estacionamiento del supermercado City Club, donde los agresores detonaron armas de alto calibre y hasta una supuesta bazuca. En el suceso también murió otro joven.

El 8 de septiembre del 2012, dentro del bar La Kabina, ubicado en la plaza 2255, asesinaron a un joven en el baño, pero su cuerpo fue hallado sin vida en la terraza del lugar. Desde ese momento el bar fue clausurado. El 11 de agosto del 2013 ocurrió el homicidio de otro joven en la banqueta del centro nocturno Mala Noche No. Dos meses después, en octubre, un cantante de música norteña y su primo fueron asesinados en el mismo bar con proyectiles de AK-47 y pistolas. Los occisos fueron identificados como Diego Antonio N. y José Irak N.

El 16 de febrero del 2015, a las 12:30 horas, asesinaron a Francisco N., mejor conocido como el Barbarino, de 55 años, en el estacionamiento de un restaurante. De acuerdo con autoridades, el Barbarino era supuesto sicario del Cártel de Sinaloa. Al siguiente día, el 17 de febrero del 2015, una persona fue asesinada en su camioneta; se presume que tenía 45 años de edad y que fue un asalto. Los hechos ocurrieron frente a una sucursal bancaria de la plaza Santa María, frente a Forum.
El martes 20 de octubre del 2015, una pareja fue atacada en una residencia del Desarrollo Urbano Tres Ríos: el hombre, que era conocido como el Chapito, fue asesinado; mientras que la mujer quedó herida.
Finalizando el 2015, el 20 de noviembre, un hombre fue asesinado mientras ordenaba en un establecimiento de comida rápida, a escasos 150 metros de la Fiscalía (entonces Procuraduría). El hombre de 39 años de edad iba acompañado de toda su familia cuando lo asesinaron.

La cobertura periodística también documentó que el 24 de septiembre del 2016 un joven de 26 años que llegó a una farmacia en ese sector fue asesinado de once balazos al abrir la puerta de su camioneta. El arma usada era un arma de las conocidas como «matapolicías». Empezando el 2017, el 24 de febrero, tres personas fueron asesinadas, entre ellas una menor de edad, una mujer y un extranjero; mientras que nueve más quedaron heridas en el bar El Pirata, en la plaza 2255, mismo lugar donde se localizaba el bar La Kabina, mismo que también fue clausurado.

Este hecho marcaría fuertemente a la sociedad sinaloense, pues -de acuerdo con el testimonio de asistentes- se pudo documentar que un grupo de jóvenes arremetió disparando contra toda la multitud después de una pelea. Asimismo, marcó a un sector de jóvenes que frecuentaban el sitio y que quedaron con secuelas al resultar heridos. El 6 de mayo del 2017, frente al centro comercial Forum Culiacán y un restaurante de mariscos, un video captó el momento en el que dos motociclistas fueron «levantados», el cual fue ampliamente difundido por redes sociales.

La vicefiscal Nuria Alejandra González Elizalde confirmó que estos jóvenes «levantados» en la gasolinera del sector Tres Ríos fueron encontrados sin vida al día siguiente en la sindicatura de Imala. Ese mismo día empezó a circular un video que muestra los comensales de un restaurante -ubicado en la misma zona- en el suelo por la supuesta llegada de un grupo armado al lugar.

El pasado 20 de junio de este año una mujer fue «levantada» frente a la Fiscalía. Testigos cuentan el hecho; sin embargo, la Fiscalía dice no tener reportes de que esto haya ocurrido. La denuncia ciudadana de otros delitos, como asaltos y robo de automóviles en el sector, también ha trascendido.

En esta nota:
  • mar & sea
  • violencia
  • restaurante
  • el pirata bar
  • juan s. millan