Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Resuelven a medias el problema de desabasto en el Pediátrico

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Mientras que la dirección del Hospital Pediátrico de Sinaloa insiste en que el desabasto de insumos de la institución está solucionado, al hacer un recorrido por el nosocomio infantil se pudo constatar percepciones encontradas de parte de personal y pacientes.

Carlos Alberto García Bueno, director de la institución comentó que la mañana de ayer realizó un recorrido al interior del hospital para preguntar al personal e identificar las carencias existentes, y como resultado, en las distintas áreas visitadas, la respuesta que dijo encontrar es que paulatinamente se solventa el abasto de insumos para el trabajo y operación de la institución.

García Bueno consideró justificadas las quejas que personal médico y administrativo pudieran haberse dado al carecer de lo elemental semanas atrás, ya que reconoció que es obligación de la directiva proveer de lo necesario a todas las áreas del HPS. "Antes de estar aquí, yo estaba atendiendo pacientes y era de los que más exigía que se tuviera lo mejor y no faltara nada", ante esto descartó cualquier tipo de fractura entre personal y dirección de la institución médica. Asimismo negó cualquier posibilidad de ocultar carencias, "es una institución que no se vale taparle o fingir que no faltan cosas, es una institución que tiene que seguir creciendo para ofrecer mejores servicios".

El funcionario precisó que actualmente la institución cuentan con un déficit de 18 millones de pesos.

La realidad. Personal de trabajo social reconoció que aunque se ha venido corrigiendo el problema de la desabasto de material de curación como gasas, guantes y jeringas, ya están cubiertos con la llegada de proveedores en el transcursos de la semana; el almacén ahora tiene abasto suficiente de estos insumos. Por otro lado, en lo relativo a los medicamentos, el encargado de emergencias Alberto Páez señaló que las sustancias más socorridas en la atención de los pacientes de esta área están ya cubiertas, pero las especializadas en el trato de enfermedades específicas, que son las de alto costo siguen sin ser surtidas, por lo cual se les sigue pidiendo a los familiares que las consigan por sus medios.

Al acceder al área de almacén, personal auxiliar comentó que desde los primeros días del año proveedores de la localidad y del exterior han venido surtiendo de manera escalonada jeringas, alcohol, algodón y material de curación en general, pero que se llegó a un punto de no haber nada en existencia en el almacén.

Familiares. Jorge Castillo, padre de familia reconoció que durante el tiempo que su hija ha permanecido hospitalizada en el Hospital Pediátrico tras ser operada del apéndice, el trato ha sido bueno, pero comentó que tanto sueros y accesorios para suministrárselos los ha costeado el mismo, "yo lo compré los sueros, los tubos, los empecé a comprar ayer", afirmó.

Por su parte, Azucena Raya, madre de una paciente dijo que desde el día de ayer, la enfermedad poco común que le aqueja a su hija, ha sido tratada sin contratiempos a través del Seguro Popular, y que hasta el momento personal médico no le ha solicitado que compre nada, sin embargo, dijo sentir inquietud por la cantidad que habrá de pagar una vez que den de alta a su hija.

Repudio. El sector privado de la zona norte del estado mostró indignación por la situación de desabasto en materiales básicos por el que está atravesando el Hospital Pediátrico.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles, Marco Antonio Amarillas hizo un llamado a las autoridades competentes para que pongan mayor énfasis en esta institución, pues es el que atiende a la población más vulnerable del estado, como son los niños.

"Se debe de investigar dónde está la falla y darle solución al problema. No es posible que un hospital no pueda dar el servicio adecuado por falta de insumos. Con la enfermedad no se puede esperar", manifestó.

Como grave y lamentable consideró la situación, ya que muchos de los pacientes que se atienden en dicho nosocomio padecen enfermedades de cuidado, que deben estar debidamente atendidas, así como proporcionarles los medicamentos necesarios en tiempo y forma.

"Está mal que un hospital no tenga medicamentos; es fundamental para la población, sobre todo porque me imagino que la mayoría deben ser de escasos recursos", expresó.