Culiacán

Ricos churros con sabor cañero

NAVOLATO
Avatar del

Por: Luis Enrique Moreno

1/2
Un delicoso postres se prepara en Navolato.

Un delicoso postres se prepara en Navolato.

Ricos churros con sabor cañero

Ricos churros con sabor cañero

Culiacán, Sin.- Ir a Navolato y no probar los deliciosos churros del centro, es como si no hubieras visitado el municipio cañero.

Este antojito tradicional goza de gran demanda principalmente de los navolatenses, culiacanenses, que hacen visitas exclusivas sólo para llevarse una rosca, dos o tres.

Ramón Humberto Martínez Machuca, dueño del puesto de churros, explicó que tienen más de 60 años vendiendo este alimento y van por la tercera generación, ubicándose en la esquina de la calle Hidalgo y Antonio Rosales.

Idea. El nombre para el puesto se tomó del apellido de la mamá de Ramón, además de que es un apellido fuera de lo común.

"Todas las personas que vienen aquí son de Navolato, pero también acuden de Culiacán; se llevan dos o tres roscas. Hay gente que viene especialmente a comprar churros", comentó.

Lo que les gusta. Ramón Humberto Martínez señaló que desconoce por qué los churros son del gusto de la plebada. "No sabemos qué es lo que les llama la atención. Quizá sean los ingredientes que le echamos y que en otras partes no le echan, quizá sea que los estamos haciendo en el momento; pero venir a Navolato y no venir a los churros, es como si no hubieran venido a Navolato".

Forma tradicional. Martínez Machuca explicó que ellos hacen los churros de manera tradicional, poniendo la masa en una jeringa especial, la cual se vierte con el pecho en dos cazuelas que tienen aceite para freír la masa. Al cocerse por ambos lados, los churros se cortan y se bañan en azúcar.

La mejora de la imagen del puesto de churros ha sido uno de los momentos importantes, pues al principio era en una carreta y ahora es en puesto de acero inoxidable para tener mayor higiene y seguridad para los compradores. Ahí se le da trabajo a cinco personas con todas las prestaciones de ley.

Receta secreta. La clave del sabor y preferencia por estos churros es un secreto que ha pasado de generación en generación, pero no es del conocimiento popular. "La receta me la sé sólo yo, también mi esposa se la sabe, a nadie se la damos. Me han querido comprar la receta, pero no se trata de eso. La verdad, a mí no me interesa venderla".

Dijo que siempre han tratado de mantenerla y no difundirla para conservar la tradición que se estableció desde su mamá, él y sus hijos, que están en el puesto vendiendo.

Todos los días, desde las 14:00 hasta las 19:00 horas, se instalan para vender más de 30 kilos de harina preparada.

"Las piezas las vendemos a 3.50 pesos. Tenemos churros que bañamos en cajeta o hay quienes quieren que les pongan lechera, pero se vende mucho más el que es espolvoreado sólo con azúcar. Hay quienes los venden con canela, pero nosotros no le ponemos. A como salen de la freidora los bañamos de azúcar, porque la canela le mata el sabor a la masa".

Consumo. La plebada siempre ha comprado churros por igual en todos los 60 años, aunque las ventas se incrementan en temporada de lluvias e invierno.

Ramón recordó que cuando la inseguridad estuvo fuerte en Navolato, ellos siguieron vendiendo su producto sin ningún problema. "La gente venía temprano por ellos y también terminábamos antes", dijo.

Señaló que antes tenían servicio a domicilio, pero no se dieron abasto por la cantidad de pedidos, por lo que se vieron en la necesidad de cancelarlo.

Cuando visite Navolato, no sólo disfrute de la maravillosas playas de Altata, sino dése la oportunidad de darle rienda suelta al paladar, al degustar los sabrosos churros tradicionales con sabor cañero.

En esta nota:
  • churros
  • navolato
  • gastronomía
  • churros con azucar