Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Se presentan 76 de 88 ponencias en la sesión de Cabildo Abierto

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Con la participación de 76 de 88 ponencias, ayer se realizó la segunda sesión de cabildo, en donde predominaron las peticiones de servicios públicos.

A diferencia de la primera sesión, en esta ocasión estuvieron algunos ciudadanos que acudieron de nueva cuenta a presentar sus proyectos. Además, una mujer aprovechó para solicitar trabajo para su hijo, de quien dijo necesitaba llevar el sustento para su casa, ya que era padre de dos niños.

También hubo quienes agradecieron que les resolvieran algunas cuestiones antes de ir a la sesión de cabildo.

Contrario a eso, no faltaron aquellos que acudieron con un proyecto durante la ponencia, refiriendo que no les habían dado solución a la petición que hicieron durante la anterior sesión.

Otro ciudadano reclamó que los regidores de la pasada administración aprobaron que un particular pudiera vender el nombre del estadio Ángel Flores.

Acusaciones. Entre los ponentes estuvo María del Carmen Aguilar, quien acusó de forma pública a otra líder de la Invasión Rotarismo de estar haciendo negocio y engañándolas. Agregó que le tenían que pagar por cada junta y que la misma tenía cuatro solares en el lugar.

Al terminar su ponencia y quererse retirar, se hizo de palabras con Marielena, por lo que se regresó al cabildo y pedía ser atendida por el alcalde. Tras unos minutos, policías municipales la escoltaron a la salida con el fin de resguardar su seguridad.

Equivocación. Pasaba el mediodía cuando un ciudadano que se hizo llamar Miguel Ángel irrumpió la sesión de cabildo, y, a grito abierto, reclamaba que durante un mes le subieron entre 400 y 500 por ciento un recibo de agua.

Tras batallar unos minutos para que el ciudadano saliera y platicara personalmente con el gerente de la Japac, Jesús Higuera, accedió, pero no lo podían calmar.

El gerente de la Japac mandó personal de la paramunicipal a la casa del inconforme y todo concluyó en que el mismo llevaba un recibo que no era suyo, además, que no pagaba el vital líquido desde el mes de agosto del año pasado.

Cansancio. Fueron varias las personas, así como los regidores, quienes señalaron que la sesión de cabildo resultó muy cansada, ya que inició a las 09:00 horas y el receso se dio alrededor de las 15:00 horas. En esta ocasión hubo quienes señalaron que faltó más organización.