Culiacán

Secretaría de Salud de Sinaloa hace dar varias vueltas a sospechoso de coronavirus

Tras hablar a la línea de COVID-19 de la Secretaría de Salud, lo hicieron ir a tres lugares distintos por el medicamento

Por  Angelina Corral

Fachada de una de las oficinas de la Secretaría de Salud.(Foto: José Betanzos / El Debate)

Fachada de una de las oficinas de la Secretaría de Salud. | Foto: José Betanzos / El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Pese a ser sospechoso de COVID-19, en la Secretaría de Salud de Sinaloa lo hicieron salir de su casa y recorrer varias partes de la ciudad para recoger el medicamento, explicó Mateo, un vecino de Culiacán

Contó que en días pasados él y su esposa empezaron a sentirse mal de salud, por lo que acudieron a consulta con un médico particular, quien les dijo que era una infección, y les recetó medicamento, el cual los mejoró.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Sin embargo, al tercer o cuarto día se percataron de que habían perdido el olfato y el gusto, y fue cuando les entró la sospecha de ser portadores del virus. Interesados en tener un diagnóstico y que les explicaran de forma exacta cuáles eran los cuidados que debían seguir, hablaron a la línea de COVID-19.

Procedimiento

De acuerdo con Mateo, quien le contestó la llamada le hizo un cuestionario, y tras proporcionarle los datos, le instruyeron que suspendiera el tratamiento que estaba tomando, le dieron un folio y le dijeron dónde podía acudir por el medicamento. Fue al sitio, que era la Jurisdicción Cuatro, y al estar allí el personal le dijo que no sabían nada de la entrega del medicamento, que a lo mejor era en otro lugar. 

Le dieron un número de teléfono, al cual llamó, y después le pidieron que acudiera a otro sitio.

Al llegar a la nueva dirección, nadie los atendió de inmediato ni de forma cordial. Le dijeron que si tenía un conocido en la Secretaría de Salud, acudiera con él, porque iba a ser la única forma en la que le darían el medicamento. 

Tras preguntar con conocidos qué tenía que hacer, lo asesoraron, y sí le dieron el medicamento, pero reprocha que lo hayan hecho recorrer muchos sitios cuando es sospechoso de tener una enfermedad contagiosa, la cual puede ser grave para muchas personas. 

Inconformidad

De acuerdo con Mateo, hace la denuncia pública de lo que le hicieron pasar porque así como él puede haber otras personas batallando para que les entreguen el medicamento. 

En su caso, aseguró que por fortuna tiene recursos para comprar la receta, pero no la podía conseguir de forma fácil porque es controlada. Él pide a las autoridades de Salud que sean más cuidadosas y organizadas, y no hagan que las personas den vueltas de un sitio a otro. No se quiere imaginar por lo que pasan las personas en estado de gravedad. 

En ningún momento les ofrecieron a él o a su esposa realizarles la prueba u otro estudio para constatar que son portadores de coronavirus.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo