Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Retiran a militares del Centro de Seguridad para meter a policías municipales

“Resulta que le dijeron que siempre no a Ramón Lucas Lizárraga, que había anunciado su nombramiento como delegado de Migración.”

Por: Fernando Zepeda

Se adelantó el alcalde. La Guardia Nacional ahí viene. Ya pasó la Cámara de Diputados. Pero no le entendieron los líderes de Morena, particularmente Mario Delgado, al presidente Andrés Manuel López Obrador. Le eliminaron algo que molestó a López Obrador. Y señaló que quedó casi la misma, sin garantizarle su intervención a los militares. Adelantó que mandaría los cambios al Senado. Se espera que el senador Ricardo Monreal se aplique y saque la encomienda del presidente, que es, palabras menos palabras más, darle un mayor poder a los militares. En ese contexto, la Policía Militar que participa en tareas de seguridad en Mazatlán estaba muy a gusto desde el 2017 en las instalaciones inconclusas del Centro de Seguridad Pública, ubicado por la avenida Luis Donaldo Colosio. Pero el alcalde Luis Guillermo Benítez decidió sacar a los militares para meter a la Policía Municipal y tránsitos. Los militares son muy respetuosos. Y esperemos que no haya molestia para ellos. Porque uno de los conflictos que sostuvo en su efímero paso por la presidencia municipal el desaforado exalcalde Jorge Rodríguez Pasos, fue un desencuentro con los militares. Una cosa que para algunos puede ser de poca importancia la recibieron como un insulto los militares cuando el entonces alcalde se negó a reponer la bandera que se tiene en la glorieta “Del Clavadista”, cuando ya existía un acuerdo previo. Ahora, los militares salieron del Centro de Seguridad y fueron concentrados en las instalaciones de la Tercera Región Militar. Afirman los mandos que seguirán los operativos de seguridad. La Policía Militar será en breve sustituida por la Guardia Nacional.
Reculón de Ramón Lucas. Sin necesidad, el exdirigente estatal del PRD y operador de la campaña de Morena en Culiacán se pegó tremenda quemada. Resulta que Ramón Lucas Lizárraga publicó una foto donde aparecen la bandera y las siglas INM para anunciar él mismo que asumiría el cargo de delegado regional de Migración, con oficinas centrales en Mazatlán. Su publicación fue compartida con medios de comunicación. Todos la dimos por hecho. Pero, ¿qué creen? Pues resultó que siempre no. Y el mismo Ramón Lucas Lizárraga tuvo que hacer público que su nombramiento no se concretó y que había que esperar. Es probable que todo sea una cuestión de reacomodo y cambio de siglas de algunas áreas de la Secretaría de Gobernación, de donde depende Migración. Pero por lo pronto, lo hicieron recular. Lucas Lizárraga no es el primero que recula en esa dependencia. Ya el panista Javier de la Rocha había sido dizque nombrado como nuevo delegado del INM. Pero solamente llegó a presentarse ante el personal y avisó que el siguiente lunes iniciaría como delegado. Y ese lunes nunca llegó.
Qué está pasando en Seguridad. Los reportes llegan por diferentes lados. Sujetos fuertemente armados circulan en varios vehículos por avenidas de Mazatlán y no hay autoridad que los detenga. Y su presencia ha provocado, según dicen, que varias personas estén desaparecidas. Hablan de que un comensal de una marisquería fue “levantado”. Que un hombre a bordo de una camioneta roja circulaba cuando le cerraron el paso sujetos armados y se lo llevaron. En Infonavit Playas, al parecer hubo otro levantado. En la colonia Pancho Villa, igual. En Villa Unión se habla de dos personas levantadas. Pero oficialmente no hay nada.