Culiacán

Toman clases en un infierno

SINALOA

Por: Miroslaba Zazueta

Culiacán, Sin.- Las primeras dos horas de clases en las escuelas sin aire acondicionado, de Culiacán, transcurren de manera favorable, pero basta con que el reloj apunte las 10:00 de la mañana para que el filo del calor desate la distracción de los alumnos.

Mareos, vómitos, dolores de cabeza, malestares estomacales y recientemente, casos de insolación, son tan sólo algunos de los síntomas que a diario presentan cientos de niños, que por recibir estudios ponen en riesgo su vida.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/FyCMjMQGYi4?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Dificultades en clases. Desde las cuatro paredes de un pequeño salón de clases y en medio de un ambiente sofocado se encontraban 35 alumnos de la escuela primaria Pablo de Villavicencio, a diario pelean por un lugar para sentarse frente a algún ventilador.

Entre ellos, la pequeña Jimena Sánchez Ramírez, compartió el sacrificio que se ha vuelto acudir a la escuela en temporada de calor.

Con el rostro bañado en sudor relató cómo apenas la semana pasada ella y varios de sus compañeros fueron víctimas de los achaques por las altas temperaturas.

"Varios en el salón nos empezamos a sentir mal, cuatro abanicos no son suficientes para los niños. Yo le dije a mi maestra que me dolía la garganta, necesitaba agua y cuando la tomaba mi cuerpo pedía más, tenía mucha sed, me estaba deshidratando", dijo.

Los maestros de esta institución ubicada en la colonia Villaverde, argumentaron que la falta de subestación y electricidad en los planteles escolares sigue representando una problemática que no sólo repercute en el bienestar de los niños, también lo hace en su educación.

<img src="http://i.imgur.com/bdSGxqZ.jpg" title="debate.com.mx" />

Desatención. "Es imposible que el niño te ponga atención a un 100 por ciento, si al llegar la media mañana no hallan cómo salir del salón, ir al baño, mojarse un poco la frente y tomar agua fresca. Hacer que nos presten atención se ha vuelto una tarea difícil", comentó Gricelda Armenta Loya.

La maestra de la primaria Pablo de Villavicencio precisó que, no obstante a esto, también se tiene que enfrentar con las constantes faltas de los estudiantes. "A diario hay niños que nos están faltando, no vienen a clases de dos a cuatro por grupo, inclusive cuando el clima está muy fuerte, mejor optamos por prevenir y regresarlos a sus hogares".

<img src="http://i.imgur.com/pFfsfMN.jpg" title="debate.com.mx"/>

Quejas constantes. En un recorrido realizado por EL DEBATE, se pudo constatar cómo escuelas como la Jorge González Lara y Raúl Cervantes, del sector Barrancos; Ángel Torróntegui Millán, de la colonia Zapata y Pablo de Villavicencio, de la colonia Villaverde, entre otras, se continúan exponiendo a los menores a las altas temperaturas.

Cabe destacar que varios de estos planteles son de tiempo completo y a los maestros no les queda más que sacar a los niños a las canchas o acomodarlos bajo frondosos árboles.

<img src="http://i.imgur.com/k6oYywc.jpg" title="debate.com.mx"/>

Constante. En el área de atención ciudadana de la Sepyc, informaron que a diario llueven quejas por falta de luz eléctrica y subestaciones en las escuelas.

Macrina Leyva Zavala, encargada del área, precisó que estas se presentan en meses muy marcados como los de junio, agosto y septiembre.

Una de ellas corresponde al inicio de la temporada de calor. "Ya sabemos que con la llegada del mes de mayo se verá un aumento en el número de llamadas al 01800 Sepyc", destacó.

"Las quejas son constantes, aunque durante estos meses las que tienen que ver con el calor en las escuelas tienen un índice prominente, al llegar la temporada de frío los problemas terminan.

Según estimaciones de la misma Secretaría de Educación Pública y Cultura son unos 58 mil alumnos de nivel básico, quienes sufren a diario las carencias que tienen las escuelas públicas en Sinaloa.

En esta nota:
  • escuelas
  • calor
  • inclemencias del clima
  • sinaloa