Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Toneladas de basura 'flotan' sobre la presa derivadora

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Un día después de la lluvia más copiosa de la temporada las aguas del río revelan lo que todo mundo sabe, la gran cantidad de basura que se arroja a los ríos que atraviesan Culiacán.

Al realizar un recorrido por los márgenes del río Tamazula, los trabajos de dragado dejan al descubierto, además, algunas rocas dentro del río, basura en las orillas de la llamada Isla de Orabá, al seguir metros en paralelo a la confluencia que le da nombre al río Culiacán, es evidente a simple vista una gruesa capa de desperdicios a manera de tapón en las dos compuertas de la presa derivadora.

Contraste. A metros del emblemático Puente Negro, el contraste de la modernidad de las vialidades y el Congreso Estatal con la inusual estela colorida de basura llama la atención de uno que otro caminante que se la juega a cruzar a pie con el intenso calor por la angosta banqueta que divide la presa del bulevar Pedro Infante.

Compendio de basura. Desde papeles, trozos de unisel, arbustos flotantes y hasta una que otra llanta componen el mosaico de suciedad atorada en la compuerta sur, que al igual que su gemela de al lado parece estar cerrada desde el frente , aunque basta asomarse al canal de recursos para comprobar que la compuerta no está completamente cerrada.

El inteso calor del mediodía y el agua acumulada en la zona de dragado le da una tregua a dos trabajadores que fueron testigos como desde las primeras horas de la mañana la basura llegó por capas hasta convertirse en una capa sin forma de alrededor de 15 metros.

Pero otra situación, además del tema ecológico, es que al estar cerradas parcialmente las compuertas , los accesos artificales de tierra para las pesadas máquinas de dragado las cuales están en el interior del río permanecen rodeadas de agua casi hasta su superficie. Ante esto el peligro, según los trabajadores, es que estas pequeñas penínsulas se reblandezcan, lo que acasionaría que las máquinas no puedan atravesarlas.

Al final, no se puede observar a ninguna autoridad ambiental haciendo acto de presencia para empezar a evaluar o planificar alguna acción para limpiar las aguas contaminadas.