Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Tras tragedia sigue pésimo el servicio de camiones urbanos

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Pese al terrible accidente que se registró el pasado lunes en la sindicatura de Aguaruto, en el cual una mujer perdiera la vida luego de que el camión urbano número 14 fuera embestido por la máquina del tren, luego de que el conductor de transporte público intentara ganarle el paso, el servicio brindado por algunos conductores no ha mejorado.

La situación está igual que antes de la tragedia pese a los operativos y acciones realizadas por la dirección de Vialidad y Transportes.

Crónica de un viaje en camión. Eran alrededor de las 17:00 horas y el camión Bugambilias, sin número pero que iba adelante del número 11, hacía una parada en el sector conocido como Plaza Lomas. El conductor iba a velocidad moderaba, mientras que la música en el estéreo se escuchaba de fondo provocando un ambiente de tranquilidad.

Un joven de los llamados "garbanzos", hacía labores de limpieza y el camión se iba impregnando de un olor a limpio, de cuando en cuando el conductor frenaba de forma brusca pero dentro de lo que cabe normal.

Todo marchaba bien y hasta se podía pensar que era un buen servicio, pero al llegar al sector conocido como El Caballito el conductor en vez de seguir por el bulevar Zapata para desviarse por la Lázaro Cárdenas, tomó el bulevar de Los Insurgentes, provocando extrañeza entre los pasajeros. Algunos empezaron a preguntarse entre ellos y en voz baja si habían tomado la ruta Bugambilias. La unidad siguió de frente hasta la Glorieta, cuando esa no es su ruta trazada.

Fue por la calle Escobedo justo tres cuadras antes de llegar a la avenida Rubí, cuando el conductor empezó a acelerar la marcha, dar frenones y pitarle de forma desesperada a los conductores de otros camiones que estaban adelante. La razón era que el Bugambilias 11 estaba justo detrás y esto no implicaba otra cosa más que se había retrasado, iban a llegar juntos a la parada y se iban a quitar el pasaje.

Una pasajera le hace la parada y en ese momento el conductor estuvo a punto de pegarle por la parte trasera a un camión que estaba adelante mientras que sólo se escuchó el ¡auch! de la usuaria, quien por la fuerza que hizo para no caerse cuando el conductor casi le pega a la otra unidad se torció el brazo. Aún así la joven se bajó y continuó su camino.

Tras el incidente el conductor siguió con la misma prisa siempre intentando llegar primero a la parada ubicada por la Rubí.

Quejas ciudadanas. "Hoy en la mañana (viernes), El Palmito 5, se salió de la ruta en el sector de la Pemex y agarró otras calles porque ya se la había hecho tarde", comentó uno de los pasajeros.

Además el conductor no hacía alto en los topes que se encontraba provocando la molestia de algunos usuarios, comenta el inconforme.

Sólo basta con salir a la calle y preguntar sobre el servicio que brindan para que empiecen una lluvia de quejas en contra de los choferes.

Algunos andan a exceso de velocidad por horario establecido.

"Súbase a un Toledo Corro, para que vea lo que es bueno, allí uno se tiene que agarrar hasta con las uñas porque los conductores andan a exceso de velocidad", comenta Luisa Morales.

Otra pasajera indicó que el pasado viernes a las 14:00 horas aproximadamente, el camión Vegas 20, casi choca en el sector Centro y al dar un frenón casi se caen los pasajeros.