Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Tres plumas de ELDEBATE comparten sus experiencias

PERIODISMO

Culiacán, Sinaloa.- Pocos periodistas pueden considerar que el 7 de junio realmente se festeja el Día de la Libertad de Expresión.

La historia reciente. El 24 de noviembre, cenando con sus hijos, Gregorio Rodríguez fue asesinado en la ciudad de Escuinapa.

Durante prácticamente tres años, se acusaron a varias personas y funcionarios, algunos cumplieron sentencia y se encuentran libres, otros permanecen en prisión, pero siempre quedará la duda de la autoría intelectual.

El 5 de abril, en Hermosillo Sonora, Alfredo Jiménez Mota es privado de la libertad y, a pesar de la promesa del presidente Vicente Fox a sus padres, a la fecha no hay resultados.

El 5 de septiembre de 2007, es asesinado Óscar Rivera. Desde el mes de febrero de 2008 que la PGR dio a conocer un retrato hablado, se desconoce qué avances se tienen en las investigaciones.

El 31 de diciembre de 2010, José Luis Romero es privado de la libertad y dos semanas después es encontrado muerto en El Fuerte; a la fecha no hay avances.

El 24 de agosto de 2011, fue asesinado Humberto Millán Salazar, varios políticos y un exgobernador fueron declarados, sin que a la fecha haya un detenido.

El 2 de marzo, durante la cobertura de narcomarchas a favor de "El Chapo" Guzmán, se agrede a periodistas; dos elementos policiales fueron detenidos, pero no queda claro su actuar.

"Aprendes, te haces mañoso": Martín Mendoza

Con 70 años de edad y 56 de ejercicio periodístico, para Don Martín Mendoza lo mejor de su profesión es poder disfrutar del saludo de quienes se encuentran en la calle y al reconocerlo le agradecen porque alguna de sus notas, en algún momento, sirvió para resolver un problema.

Precisa que sólo estudió secundaria, "pero lo que entonces me enseñaron ahorita lo están enseñando en las prepas" y, ante la falta de una educación formal, fue la Universidad de la vida la que le dio los conocimientos para desarrollar una profesión.

Martín Mendoza Flores dice que tiene "como 56 años en el periodismo y desde el 5 de febrero ya estoy en el 70 y más -pero no en el del gobierno"- y como no hay vida sin historia, ni historia sin recuerdos, el decano del periodismo se emociona al recordar a amigos, momentos y acciones que lo hacen interrumpir la charla al vivir de nuevo aquellos momentos en que con sudor y esfuerzo, al lado de otros periodistas formaron la Colonia Ayuntamiento 72, en la ciudad de Los Mochis.

El Inicio. Don Martín recuerda que su inicio fue circunstancial porque se presentó al periódico El Informador por el trabajo de corrector, sin embargo, el puesto ya estaba ocupado y lo emplearon como linotipista, labor que desempeñó durante un mes, ya que, siendo joven, practicaba el deporte y, como todos en los campos sabían que trabajaba en el periódico, le daban los resultados para que los llevara a la redacción.

Fue de esta manera como se inició porque al mes de haber ingresado, el jefe de la sección de Deportes le pidió que se quedara redactando ya sus notas.

Eran los años sesenta. Entonces se presentó una oportunidad y en Hermosillo se desempeñó como reportero de nota roja que, a criterio de Don Martín, le brindó los conocimientos periodísticos necesarios para hacer una carrera.>Las satisfacciones. Dice Don Martín que de los trabajos que más recuerda fue haber entrevistado a quien hasta el momento es considerado el ideólogo del PRI, Jesús Reyes Heroles, entonces director del Infonavit, en el año de 1974 quien le enseñó cómo se ejerce el poder, ya que en la gira con Luis Echeverría por el norte del estado, tropezó y cayó y nadie lo levantó, él lo ayudó y platicaron; a los años siendo secretario de Gobernación se dio el gusto de exiliar a Echeverría a las Islas Fidji, como embajador.Al ser cuestionado sobre cómo le hizo para obtener una nota cuando no lo quería atender la fuente, "te haces mañoso -sonríe- tengo muy buena memoria y platicando les hacía la entrevista; yo no usaba grabadora y si sacaba la libreta, pues no me contestaban; el periodista se vuelve medio sicólogo y aprendes a chingazos", concluye.

"El periodismo lo llevas en el corazón" Benjamín Bojórquez

42 años dedicado al periodismo lo dicen todo, Benjamín Bojórquez Angulo, hombre de lucha y perseverancia que se ha entregado al cien por ciento a su trabajo. Labor que día con día ha desempeñado con gran entusiasmo, hoy su constancia y tenacidad lo ha llevado a ser reconocido como lo que es, uno de los más grandes periodistas del Estado.

Comienzos. Desde niño se ha caracterizado por sus ganas de salir adelante, pues debido a las necesidades que se presentaban en su hogar, él buscaba la forma de ayudar a sus padres, y aunque nunca le faltaba nada, siempre quiso aportar algo más en su casa.

Trabajando con contratistas arreglando tierras para molde fueron los primeros empleos que realizó, de ahí nació las ganas por superarse, así que decidió estudiar una carrera técnica en soldadura, donde una vez concluida se le abrieron muchas puertas, esto debido a las ganas que ponía en sus empleos.

Fue en el año de 1967 cuando desde Mazatlán decidió buscar algo más en su vida y aunque no tenía pensado ser periodista, por obra del destino se presentó en su camino una oportunidad dentro de un periódico, comenzó como ayudante de fotograbado donde tres meses después de haber iniciado se convirtió en jefe del área, para más tarde convertirse en fotógrafo, después en reportero.

Así es como poco a poco se fue colocando en el gusto de las personas, su perseverancia y terquedad hicieron que Bojórquez Angulo se convirtiera en un gran periodista. Tanto que fue el principal motivador para que el periódico EL DEBATE llegara a la región del Évora, ahí y pese a que fue él, el que originó la llegada de una plaza, inició como reportero, donde años más tarde se convertiría en el director de dicha empresa, puesto que ha sabido desempeñar y trabajar, pues hasta el día de hoy sigue rindiendo frutos y cosechando éxitos.

Toda su historia ha significado para él una gran satisfacción y al cuestionarle que es para él el periodismo, él menciona que es algo muy complaciente y satisfactorio, pues dicha profesión le llegó al corazón desde el primer momento que conoció de ella, la cual ha abrazado con mucha pasión, voluntad y empeño, siempre buscando superarse y aunque sabe que hoy los tiempos han cambiado y a su vez, el periodismo ha evolucionado, sabe y tiene la inquietud de seguir en lo mismo.

"Todos los días hacemos historia" Fermín Rosas

No lo duda. Tajantemente asegura que "sin lugar a dudas, si volviera a nacer volvería a ser periodista".Don Fermín recuerda que atendió una convocatoria de Don Antonio Pineda, quien tuvo la idea de crear una 'escuelita' para la formación de periodistas ya que hace más de 40 años no había escuelas formales.

Y recibió su primera oportunidad en El Sol de Sinaloa en la sección de Deportes.

"Yo me quería lucir cubriendo a los Tomateros en el estadio Ángel Flores, pero me mandaban a cubrir en los campos".

Pero la gran oportunidad, recuerda Don Fermín, se le presentó cuando se abrieron las puertas del periódico EL DEBATE de Culiacán.

Precisa que no eran más de 20 reporteros por lo que la necesidad del diario y de ellos mismos como reporteros los hizo versátiles y cubrió, además de deportes, espectáculos y nota política, "las notas nacionales e internacionales las escuchábamos en la radio y de ahí hacíamos la nota".>Las anécdotas. Don Fermín recuerda dos pasajes en particular que vivió siendo periodista; la primera siendo gobernador Alfonso G. Calderón, cuando fue literalmente secuestrado el periódico en sus instalaciones por integrantes de la UGOCM quienes eran dirigidos por Gambino Heredia, supuestamente inconformes por la política del periódico, pero "en realidad, quien estaba detrás era el gobernador".La otra anécdota, recuerda Don Fermín, fue cuando siendo gobernador Antonio Toledo Corro, se presentaron problemas en unos terrenos agrícolas, y la Liga de Comunidades Agrarias estaba desaparecida por lo que los dirigentes, Homobono Rosas y Pablo Moreno, sesionaron en un domicilio particular hasta donde llegó, tomó la nota y se hicieron fotos y al salir, había cuatro sujetos que, arma en mano, lo secuestran; finalmente, considera, fue una equivocación, que iban por otra persona y lo dejaron en la carretera a Costa Rica. . Al preguntarle cómo le hacía cuando una fuente no le quería dar la información, dice Don Fermín que "a mí me enseñaron a ser perseverante, insistir, hacerles guardia y esperarlos para abordarlos y asaltarlos con la noticia".

Fermín Rosas Rodríguez, considera que no cualquiera puede ser periodista, porque aun cuando hoy en día se vaya a la escuela, se requiere tener pasión y vocación para vivir y hacer vivir la información.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/PUa-N2B0TWM" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

<a href="https://twitter.com/ELDEBATE" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-size="large">Follow @DBT_Guamuchil</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');</script>

<iframe src="http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=https://www.facebook.com/PeriodicoElDebate"

scrolling="no" frameborder="0"

style=border:none;width:450px;height:66px></iframe