Culiacán

Un viacrucis recuperar autos quemados y baleados por el infierno de Culiacán

En la FGR les hacen muy tardado y difícil el trámite a quienes van a reclamar unidades que fueron baleadas y quemadas el pasado jueves

Por  El Debate

Aunque las investigaciones no concluyen, vehículos quemados son tratados como chatarra.(Foto: Luis Gerardo Magaña / El Debate)

Aunque las investigaciones no concluyen, vehículos quemados son tratados como chatarra. | Foto: Luis Gerardo Magaña / El Debate

Sinaloa.- Ir a la Fiscalía General de la República a reclamar una camioneta o un automóvil de los que fueron baleados, despojados o quemados por un grupo armado el pasado jueves es algo tortuoso.

En esta dependencia federal, a donde —de acuerdo con las víctimas— las autoridades les dicen que acudan a reclamar los daños, no han instalado un módulo de atención especial. Las personas encargadas de la atención al público general responden no tener información de quién se va a hacer responsable de los daños.

A los afectados les piden llevar las denuncias que hicieron ante el Ministerio Público, la documentación de la unidad y comprobar la propiedad de la misma. 

Ayer acudió una de las víctimas a reclamar una camioneta, quien explicaba a las personas que lo atendían que estaba seguro de que estaba allí porque ya un investigador le había dado esa información.

Llegó el momento en el cual se desesperó y les reprochó por qué debía esperar tanto para que le explicaran qué pasaría con su camioneta, la cual necesitaba para trabajar. Al sentirse presionados por quien reclamaba, lo pasaron con un funcionario, donde le informaron que tendrá que esperar siete días para recuperar su unidad.

La excusa de la tardanza es porque dicen que les realizarán las pruebas de balística a las unidades. 

De forma extraoficial se informó que la FGR tiene 27 unidades que revisar de este hecho. En esta dependencia no dieron información sobre lo que tiene que hacer una víctima del delito para la reparación del daño. 

Sin resguardo

Algunas de las unidades que fueron quemadas y dañadas se encuentran en la pensión de la Fiscalía General de Justicia del Estado como si fueran chatarra. Pese a ser evidencias de un delito, las mismas no tienen el debido resguardo, y las pocas evidencias que se pudieran rescatar se van perdiendo.

 

En este corralón con escasa seguridad —el cual solo está protegido con una malla ciclónica— está la patrulla de Tránsito Municipal que fue quemada a un costado del estadio de los Dorados; así como un tráiler, una caja de conocida empresa de bebidas azucaradas, una patrulla, entre otros vehículos que pertenecían a civiles. 

Hasta el momento ninguna autoridad ha informado quién se hará responsable de los daños. El Gobierno estatal manda a la FGR a las víctimas, pero esta dependencia federal no se ha pronunciado al respecto.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo