Culiacán

Una persona que dona, puede salvar hasta cinco vidas

Ayer se celebró el Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos en el Hospital General

Por  Francisca Martínez

Una persona que dona, puede salvar hasta cinco vidas(Foto: El Debate)

Una persona que dona, puede salvar hasta cinco vidas | Foto: El Debate

Sinaloa.- Gracias a un trasplante renal realizado en días pasados por el equipo multidisciplinario del Hospital General de zona número 49, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Los Mochis, una arquitecta y madre de un niño de seis años de edad tiene una nueva oportunidad de vida, luego de padecer insuficiencia renal crónica por aproximadamente cuatro años.

Jenny Martínez Acosta, de 41 años, fue intervenida a mediados de agosto. Actualmente termina la etapa de recuperación, luego de que se le realizara un trasplante de riñón que requería para mejorar su calidad de vida.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Permaneció en tratamiento de hemodiálisis durante cuatro años debido a la falla de sus riñones, como consecuencia de la diabetes que padece desde hace más de veinte años y a la preeclampsia que presentó durante su embarazo.

Jenny comenzó con el protocolo de trasplante tras la decisión de que uno de sus tres hermanos le donaría un riñón. “La atención fue muy rápida, me valoraron, y para la siguiente semana ya estábamos con el protocolo mi hermano y yo. Nos hicieron todos los estudios de compatibilidad, y en menos de tres meses lo terminamos y se me hizo el trasplante”, comentó la paciente.

Donación

En el marco del Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, que se conmemoró ayer, se llevó a cabo en el área de Hemodiálisis del Hospital General una convivencia para animar a los pacientes que día con día luchan contra esa enfermedad. Los pacientes se mostraron contentos de que alguien se acordara de ellos.

Cada día

Originario de Mocorito, José Alcaraz acude cada tercer día al Hospital General  de Culiacán para que le realicen la hemodiálisis. En entrevista, el señor de 71 años de edad comentó que es una situación muy crítica, ya que algunas veces no tiene dinero para trasladarse.

En esa situación están cientos de personas que se enfrentan cada día a no tener un trabajo ni una vida normal con un trabajo, ya que al estar en ese tratamiento tienen que estar acudiendo al hospital para que les realicen la hemodiálisis. 

Algunas personas abandonan el tratamiento, ya que es muy desgastante tanto para ellos, como para sus familias; sin embargo, otras tienen la esperanza de que llegue el día en el que puedan recibir un trasplante.

“Quisiera que me apoyaran y recibir mi trasplante”

Madre de dos hijos, Teresita de Jesús espera un trasplante de riñón para no tener que estar en constante tratamiento.

Desde hace algunos años acude al Hospital General de Culiacán cada tres días a que le realicen hemodiálisis, además de no contar con alguien en su familia que la apoye con los gastos. La mujer comentó que lo que más desea es recibir su trasplante para tener una vida normal y encontrar un trabajo, ya que por su condición no tiene muchas oportunidades de trabajo y vende dulces por las calles: “Mis hijos están internados en el internado infantil Paquiña Núñez, que está arriba, yo voy por ellos y los llevo a mi casa, de ahí regreso, vengo y me hago la hemodiálisis”.

Teresita de Jesús. Foto: El Debate

Teresita de Jesús comentó que a veces no tiene ni para comprar sus alimentos, pero afortunadamente el Hospital General la apoya con la hemodiálisis para que no tenga que pagar: “Me está apoyando dirección en el hospital, cuando no me bajan el presupuesto por sesión, pero en mi condición batallo”.

Las personas que deseen apoyarla pueden comunicarse al 6674940306.

“Cuando recibí la donación, mi vida cambió por completo”

Desde que recibí mi trasplante de riñón, mi vida dio un giro por completo, ahora tengo una calidad de vida muy diferente”, afirmó Ramiro Beltrán Beltrán.

El señor de 51 años de edad comentó que desde joven nunca se atendió un problema que tenía en la garganta, derivado de ello le surgió todo el problema, y eso le dañó sus riñones.

Ramiro Beltrán Beltrán. Foto: Cortesía

Dio a conocer que fue poco el tiempo que duró en la espera de recibir su trasplante, por lo que dijo sentirse afortunado de no tener que pasar tanto tiempo a la espera: “El 28 de mayo del 2017 fui trasplantado, fue una fecha que nunca olvidaré. Siempre estará presente, ya que ese día cambió mi vida. No fue tanto el tiempo que pasé en la plancha”.

Expresó que actualmente trata da de tener una vida normal para sacar adelante a sus hijos, ya que es padre de familia, ademas lamentó que nunca se atendió el problema de salud y después tuvo que enfrentarse a esa difícil situación, que casi acaba por completo su vida.

Fue mucho el tiempo que lo prolongaba, no me cuidaba”, recordó Ramiro.

Actualmente continúa con su vida y solo acude a revisión cada mes; sin embargo, no deja de cuidarse, ya que es propenso a contraer cualquier enfermedad por tener las defensas bajas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo