Culiacán

La explosión de plaza Lemaz fue similar a un temblor de 7 grados: PCE

De manera preliminar se habla de que el siniestro pudo haber ocurrido por acumulación de gas en un local de comida rápida

Por: Hernán Alfáro Cárdenas

La explosión de plaza Lemaz fue similar a un temblor de 7 grados: PCE

La explosión de plaza Lemaz fue similar a un temblor de 7 grados: PCE

Culiacán, Sinaloa.- Durante la madrugada de ayer se registró una fuerte explosión ( Video)en locales de una plaza comercial localizada en el sector Desarrollo Urbano Tres Ríos, misma que según a lo declarado por Protección Civil Estatal (PCE) fue equivalente a un sismo de 7 grados en la escala de Richter.

Poco más de una docena de personas fueron atendidas por socorristas de Cruz Roja, pero ninguna requirió ser trasladada a un hospital.

La Fiscalía General informó mediante un comunicado de prensa que esperaría 72 horas para iniciar el peritaje en el lugar debido a que no había condiciones de seguridad para iniciar las labores.

La explosión

Francisco Vega, director de Protección Civil Estatal, mencionó en una conferencia a medios de comunicación que el reporte de los hechos se registró en punto de las 01:36 horas. 
En esos momentos, elementos de Bomberos, socorristas y autoridades policiales se trasladaron hasta el lugar para brindar ayuda a los afectados. 

Derruida. Así quedó la parte posterior del inmueble tras el estallido.

Adán Shinagawa, por su parte, comentó que en el primer llamado se les avisó sobre una explosión en un supermercado ubicado por bulevar Universitarios, detrás de su base en Arboledas, pero no fue así, sino en esquina del bulevar Enrique Sánchez Alonso y Enrique Cabrera. Cuando llegaron sus elementos, las personas que en esos momentos estaban en la plaza habían sido evacuadas. 

Mientras tanto, Luis Ángel Zambrano, jefe de socorristas de Cruz Roja Culiacán, explicó que atendieron a quince personas, de las cuales a siete se les realizaron curaciones menores, entre ellas de heridas cortantes al reventar los vidrios de los establecimientos dañados; mientras que el resto sufrió crisis nerviosas y fue atendido en el lugar.

Destrozo. Así quedaron algunas dalas de la estructura de la plaza.

Para dichas acciones trabajaron 16 elementos y se usaron cuatro ambulancias por si era necesario trasladar heridos. 

Adán Shinagawa mencionó que, cuando llegaron, rápidamente realizaron una búsqueda primaria; y en la segunda revisión se dieron cuenta de que el origen de la explosión presuntamente se originó en una cocina económica, pero indicó que los trabajos de investigación los realizaría la Fiscalía General de Justicia; aunque de forma preliminar se dijo que supuestamente todo provino de una acumulación de gas. 

Aspecto. De este otro ángulo se puede observar la destrucción.

Además, destacó que no solo el inmueble presentó daños, sino alrededor de 17 viviendas que están detrás del lugar; así como cerca de 19 vehículos que estaban en el área de estacionamiento: "Es una zona de riesgo que quedó delimitada, dado que la estructura quedó débil y se busca evitar que una persona curiosa o que algún locatario quiera ingresar por algún objeto de valor y pudiera salir lesionada", detalló Francisco Vega, jefe de PCE. 

Cuestionamiento

Ante la denuncia de unos locatarios sobre que desde hace tiempo habían reportado un aroma a gas en el inmueble, Francisco Vega, al ser cuestionado, indicó no haber contado con algún reporte tanto de los quejosos ni tampoco de C4. Agregó que el mes pasado le hicieron las inspecciones debidas al lugar y no vieron ningún riesgo:

Pues esto es lo que nos dice la señora, esto es lo que refiere ella; habría que ver más aspectos, nosotros no tenemos referencia de eso, finalizó.

 El estruendo despertó a todos

La escena era dantesca, casi increíble de creer, incluso para una ciudad como Culiacán, donde pocas cosas sorprenden a sus ciudadanos. 

Había pasado media hora, y el asombro continuaba. Un sinnúmero de personas pasaba por el lugar y observaba la escena como si fuera una nueva atracción de circo que llegaba a la ciudad. 

Potencia. Aparatos de los locales afectados fueron arrojados por la explosión a varios metros de distancia.

Trasnochados y vecinos, jalados por el bombardeo de redes sociales que daban cuenta de la noticia de la explosión, se apersonaron. 2

Se escuchó bien fuerte el estruendo. Pensé (que) había sido una bomba", comentó uno de los curiosos en el lugar y vecino del sector.

Foto del recuerdo

Todos tomaban fotos y video o transmitían en vivo, pues querían quedarse con un pedacito de historia. La cinta amarilla que resguardaba la escena era protegida por militares con banda distintiva al hombro con la leyenda "Plan DN3", operativo que el Ejército implementa en sismos, huracanes, inundaciones e incendios.

Socorristas, bomberos y elementos del Ejército fueron los primeros en llegar.

Ayer estaban ahí, observando y documentando.
Fue en Culiacán, pero la escena parecía una imagen como las que aparecen por Facebook de ciudades bombardeadas. La plaza estaba destruida, sin muros, llena de escombros y paredes colgadas apenas por varillas. 

En el estacionamiento, casi una veintena de unidades con daños en carrocería y una capa de cristales recién regados sobre el pavimento, que cubrían la plaza, cruzaba el Sánchez Alonso hasta la gasolinera y la tienda de conveniencia que está a un costado. Fue tan fuerte la explosión que varios cristales se pudieron observar hasta la Universitarios y el estacionamiento del City Club.

PERSONAS. Los efectos del estallido llegaron hasta una estación de gasolina en las cercanías de la plaza.

Luego de la atención de los heridos, que nadie se explicaba cómo habían sobrevivido a tan brutal explosión, los bomberos y personal de Protección Civil inspeccionaron la plaza para detectar si representaba un riesgo y si entre los escombros había víctimas. Era fácil pensar que algo así había dejado muertos, pero todos los que estaban cerca de la explosión milagrosamente sobrevivieron. 

Dantesco

Horas después, ya por la mañana, pasar frente a la plaza de la explosión continuó siendo la atracción del domingo. Se ralentizaba el tráfico, pues todos querían tomar fotos y videos. Ya con la luz del día se podía apreciar la magnitud de lo sucedido. Aunque todo indica que fue por la acumulación de gas en un restaurante, hubo quienes hicieron sus propias conclusiones:

No, qué gas ni qué nada, mira la estructura, esto fue un atentado. 

Los peritajes continuaron por la mañana, frente a dueños de establecimientos que se apersonaron, algunos desde la madrugada. Pedían explicaciones, que alguien les dijera lo que había pasado, pero, sobre todo, saber quién les respondería por los daños. La mayoría, pérdida total.

Ayer por la tarde, el escenario seguía, con la pasarela de personas, cada quién contando su versión de la historia de la explosión, el estruendo que sacudió una parte de Culiacán la madrugada de ayer, como si a nuestro Culiacán no le faltaran cosas por suceder.

La luz del día muestra el daño que causo el estallido

Si bien fue en la madrugada cuando se vivieron los peores momentos al registrarse un estallido en la Plaza Lemaz, en el sector Tres Ríos, debido a que provocó lesiones que por fortuna no fueron graves a un numeroso grupo de personas, fue con las primeras luces del día cuando se tuvo una visión más clara de los daños que el suceso causó al inmueble.

Alto. Propietarios de negocios, empleados y curiosos se acercaron a temprana hora a la Plaza Lemaz, para encontrarse con este panorama y la prohibición para acceder al lugar.

Autoridades en el lugar se vieron obligados a prohibir el acceso a la plaza a quienes ahí laboran o tienen sus negocios, y solo personal especializado de la Fiscalía o cuerpos de auxilio pueden hacerlo, en tanto se realizan las investigaciones, se evalúen las condiciones del edificio y se determine la viabilidad de rehabilitación.

En esta nota:
  • PCE
  • Plaza Lemaz
  • Culiacán
  • Explosión
  • Magnitud de explosión