Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Culiacán

Violencia de género se debe combatir en conjunto

Organizaciones sinaloenses piden que el gobernador exiga trabajo de otras dependencias para erradicar la violencia contra las mujeres
Avatar del

Por: El Debate

Manifestación de mujeres contra la violencia de género.

Manifestación de mujeres contra la violencia de género.

México.- Lás casos de mujeres violentadas resueltos, es lo que pide Teresa Guerra Ochoa, del Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses; Angelina Arellano, del colectivo Feministas Alteradas Sinaloenses; y Lucero Reyes, del Colectivo no se Metan con Nuestras Hijas. 

Teresa Guerra destacó que no se deje toda la tarea en manos de la Fiscalía, sino que las instituciones, como la Secretaría de Seguridad Pública, que también se ha visto señala en temas de violencia sexual, a lo que Guerra señala que va en contra de lo que debería de hacer y se pierde la confianza en las autoridades.

El gobernador está obligado a exigirle a las instancias, si ya aceptó que se decretara la alerta de género, exigirles que actúen, manifestó. 

Angelina Arellano, del colectivo de Feministas Alteradas Sinaloenses, expresó del trabajo de la Fiscalía que las cifras solo señalan las deficiencias de la institución y que el trabajo no ha sido suficiente:

No es suficiente, no se están implementando los alineamientos correspondientes para la tipificación de los feminicidios, aún así en plena alerta de género.

Trabajo pobre

Guerra Ochoa coincide en que el número de feminicidios ascendió una vez que todas las muertes violentas de mujeres se empezaron a investigar como feminicidios, que fue a partir de 2017, y que si se toman en cuenta todos los asesinato de mujeres, es decir, feminicidios y homicidios dolosos de mujeres, no sería Sinaloa la entidad con la cifra más alta.

"Eso es verdad, pero yo creo que lo que no se puede soslayar es la alta incidencia de violencia de género en Sinaloa, ni tampoco se pueden soslayar los bajos resultados que hay hasta ahorita en materia de esclarecimiento de asesinatos de parte de la Fiscalía", comentó.

La abogada pidió no entrar en polémica sobre las posiciones en el ranking de feminicidios, sin ver qué estado tiene más o tiene menos asesinatos de mujeres, sino ver cómo resolver problemas que hay en la entidad, como es la desaparición de mujeres. Guerra Ochoa resaltó que, así como hay mujeres de quienes aparecen los cuerpos, hay quienes ya no aparecen.

Durante el año pasado (2017), señaló Guerra, la Fiscalía reconoció alrededor de 89 mujeres en calidad de desaparecidas, "y eso no se investiga y deja bastante que desear el trabajo que hace la Fiscalía cuando se reporta una desaparición", expresó.

En el caso de Míriam, la Dra. en Derecho indicó que el cuerpo apareció en el mismo espacio en donde se dijo que había desaparecido, "significa que si hubieran hecho de perdida un rondín por ahí, hubieran encontrado el cuerpo", enfatizó.

Coincidiendo con Guerra, Angelina Arellano comentó: "El personal que recibe las denuncias por desapariciones no cuenta con la sensibilización a la violencia de género... Tenemos como resultado el caso de Míriam, en que no se actuó conforme al protocolo.

En su caso es indignante escuchar las declaraciones de los funcionarios a cargo hablar sobre programas de valores en la familia, donde tal vez sí sirva, pero no a corto plazo, y más en un estado con una alerta de violencia de género".

Falta de especialización

El Colectivo no se Metan con Nuestras Hijas expresó que el trabajo antes realizado por Ríos Estavillo en Derechos Humanos no le exigía el trabajo de investigación que es necesario realizar en la Fiscalía, "eso se notará en los resultados positivos en la investigación  y la aplicación de los protocolos pertinentes".

«Por otra parte, lo que era su especialidad, la defensa de los derechos humanos, es algo que parece que ya se les ha olvidado, porque también omiten, revictimizan y amedrentan a las personas», dijeron.

En esta nota:
  • Culiacán
  • Violencia de genero
  • Seguridad
  • Femenicidios