Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Culiacán

Violencia en la UAS se ha naturalizado

Líderes políticos y de diferentes organismos reprueban el atentado contra el comandante de la Policía Ministerial en la Facultad de Derecho en Ciudad Universitaria de Culiacán

Por: El Debate

Vista aérea de peritos trabajando donde Carrasco fue agredido. Foto: El Debate

Vista aérea de peritos trabajando donde Carrasco fue agredido. Foto: El Debate

Culiacán, Sin (Por América Armenta).- Los hechos ocurridos la mañana del día de ayer en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Sinaloa en Culiacán, en los cuales el comandante de la Policía Ministerial del Estado, Jesús Carrasco, fue agredido con arma de fuego por dos personas en horario de clases, no causó mayor sorpresa en las y los presentes, quienes al escuchar los disparos se refugiaron, y al terminar siguieron sus actividades de rutina.

Docentes, alumnas y alumnos, dueños de pequeños negocios en la facultad, así como conserjes contaron a este medio de comunicación que las actividades no se han visto modificadas por lo ocurrido, y que a las personas, a quienes en otras ocasiones les ha tocado presenciar hechos violentos en esta misma unidad académica, ya no encuentran extraño estos eventos.

Hechos
Según las y los presentes en los hechos violentos, el también estudiante caminaba frente al auditorio Diego Valadés Ríos de esa facultad, junto al espacio común de los comedores, cuando dos sujetos armados gritaron su nombre y empezaron a disparar, mientras que Carrasco se tiró pecho tierra.

Fue en ese momento en el que quienes se encontraban en ese espacio buscaron un lugar para protegerse de las balas, de las cuales el comandante respondió accionando también su arma de fuego contra los agresores. Las dos personas huyeron del campus y Carrasco quedó herido de bala. Según peritos, se contabilizaron alrededor de 39 casquillos en el lugar del incidente, quedando las marcas en las paredes de los edificios escolares.

El apoyo médico de Cruz Roja tardó, según los presentes, menos de 8 minutos, pues no entró a Ciudad Universitaria, sino que el herido fue llevado a la salida principal, en el bulevar Universitarios, a la ambulancia. En una clínica privada de ese mismo sector se atendió al excomandante, que hoy, señalan las autoridades, se encuentra fuera de peligro.

En el lugar donde yacía Carrasco quedó una mancha de sangre, que se expandía por las gotas de lluvia que cayeron durante la madrugada y mañana del sábado. En el trayecto del lugar del atentado a la ambulancia quedó un camino de gotas de sangre que al mediodía las pisadas de la comunidad universitaria no había borrado.

Fto: Al terminar el espacio cercado por los peritos se observa a la comunidad estudiantil que desayuna y come con normalidad en la facultad

El rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Eulogio Guerra Liera, realizó un recorrido en la Facultad de Derecho de la capital sinaloense, en la que aseveró que el mismo día de ayer se reuniría con autoridades en el ámbito de seguridad, así como representantes del gobierno, para ver estrategias para proteger a la comunidad estudiantil y que no se repita este tipo de hechos.

Reconoció también que la universidad ha sido sede en varias ocasiones de este tipo de agresiones, como la que ocurrió en Los Mochis el pasado 24 de febrero del presente año, día en que el subdirector de la Policía Municipal de Ahome, Joel Medina Gastélum, que estudiaba también Derecho, pero en aquella ciudad, fue atacado a balazos y asesinado al llegar a clases, quedando en el estacionamiento de Ciudad Universitaria del municipio cañero.

Al partir, Guerra Liera escuchó que alumnos de la facultad que se encontraban por los pasillos demandaban más seguridad para las y los universitarios, por lo que el rector se acercó a reiterarles que están al tanto de la situación de policías estudiando en esa facultad los fines de semana, reafirmando que la educación no se puede negar a nadie. Dijo que buscaría que durante esos días la seguridad en el campus se redoble.

El Rector escucha las demandas de seguridad de la comunidad universitaria. Foto: El Debate

«Nos acordamos de las otras veces»
La dueña de un lugar para desayunar que se encuentra en Ciudad Universitaria resaltó que cuando escucharon los disparos, lo primero que vino a su mente es que eran cohetes; sin embargo, miró a personas que se retiraron del lugar, entonces entendió que eran disparos.


«Entre semana han asesinado a un estudiante y baleado a un maestro que estaba dentro del aula», dijo la mujer, que después comentó que fue un acierto que la ambulancia no entró a Ciudad Universitaria, pues con el tráfico de los carros en el interior hubiera sido más tardado salir del recinto.

En otro de los puestos de comida, un joven expuso que «por suerte» las clases no se suspendieron, pues la venta de su local no hubiera sido la misma; que la mañana ya estaba transcurriendo con total normalidad, sin embargo, destacó que cuando ocurrió el ataque todo le pareció tan rápido, que apenas se iba a esconder cuando todo había terminado, enfatizando que él no acudió a ver la escena del crimen, pues siguieron llegando clientes que había que atender y el lugar ya estaba lleno de curiosos y curiosas.

«Siete minutos pasaron apenas para cuando la gente ya estaba aquí comiendo de nuevo, todavía estaba (el herido) aquí obviamente», dijo un padre de familia que junto a su hijo de brazos pasó entre el auditorio y el área de comida de esa escuela, al ver el equipo de EL DEBATE.

Lamentó que la ciudadanía ha normalizado tanto la violencia que después de un ataque de tal magnitud en la casa de estudios no se hayan suspendido clases o la gente se haya retirado del área, «ya es una sicología social, ya todos estamos inmersos en eso (violencia) y lo normalizamos», concluyó. 

Autoridades se reúnen
El Grupo de Coordinación de Seguridad Sinaloa se reunió con el rector de la universidad. Ambos grupos plantearon las necesidades de la máxima casa de estudios sinaloense y se llegaron a una serie de acuerdos para garantizar la seguridad de la comunidad universitaria y quienes la visitan.

Entre los compromisos quedó establecer una mesa de trabajo entre representantes de la UAS y diversos integrantes de la Coordinación y realizar una revisión del protocolo de seguridad para los estudiantes, tanto entre semana como los que asisten en fines de semana.

En esta nota:
  • Sinaloa
  • Balacera
  • UAS
  • Violencia
  • Naturalizado
  • Comandante Carrasco
  • Jesús Carrasco