Cultura

Retratan la necesidad del otro en ‘Delivery’

El protagonista Salvador Carmona habla sobre esta historia que sigue a dos seres separados por una puerta, y también cuenta detalles sobre el proceso para dar vida a su personaje

Por  Richard Osuna

1/2
‘Delivery’. Foto: Cortesía

‘Delivery’. Foto: Cortesía

Retratan la necesidad del otro en ‘Delivery’

Retratan la necesidad del otro en ‘Delivery’

Culiacán, Sinaloa. La imposibilidad de dos personas a estar juntas, separadas apenas por una puerta, es el eje que marca Delivery, obra presentada por Shakespeare & Cía, y que nos muestra un poco de esa añoranza por el otro, situación que vivimos actualmente a causa de la pandemia.

En entrevista para EL DEBATE, Salvador Carmona, uno de los protagonistas de la historia, habla sobre esta obra creada para una sala digital, y que aún tiene dos funciones, los jueves 13 y 20 de agosto.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

 

 Necesidad del otro

 

Delivery habla de una chica y un chico en dos escenarios diferentes, pero muy cercanos: Martina (Valeria Lemus) es una chica que está encerrada en su departamento, viviendo esta cuarentena, y desde ahí empieza a grabar videos donde relata su experiencia y el miedo que tiene de salir; y del otro lado de la puerta que da al exterior, seguimos a un repartidor (Salvador Carmona), que llega a entregar una leche de coco, y desde ahí comienzan a tener una relación a través de la puerta. “Nunca se tocan, nunca se ven físicamente, simplemente llegan a platicar. De eso va la historia de estas dos personas que quieren tener contacto el uno con el otro, pero no pueden por el mismo miedo que causa esta enfermedad o este encierro que se está viviendo”, señala Carmona.

En enlace telefónico, el actor confiesa que se basó un poco en su relación amorosa y en la vida de los repartidores delivery, para construir su personaje. “Justamente yo inicié una relación con una chica hace unos meses, justo antes de iniciar la cuarentena. Entonces ella se fue con su familia a Puebla y estaba esta constante comunicación por medio de una pantalla, pero también está esa necesidad de estar con la otra persona, de tenerla de frente para platicar, para todo lo que implica la relación. De ahí tomé mucha referencia para mi personaje y lo trasladé de una pantalla a una puerta. También me puse a ver a todos los repartidores, hombres y mujeres que se dedican a repartir en las calles, que se exponen a diario y aún así están trabajando porque necesitan seguir manteniéndose a sí mismos o a sus familias. Los veía trabajando todo el día y largas jornadas para poder llevar alimento a casa”.

 Contacto virtual

La pandemia ha obligado a que las personas mantengan su distancia, y así como casi todas se han visto sometidas a cambios por ello, el teatro y los ensayos también han tenido que modificarse. “Empezamos a tener ensayos (el director y dramaturgo Israel Sosa, y él) con Valeria Lemus, por medio de Zoom, y tuvimos entre 15 y 19 ensayos. Nos veíamos cada dos o tres días y ensayábamos dos horas, pero sí nos enfrentamos a la dificultad de no estar con el otro. Nosotros en el teatro estamos acostumbrados a estar con la presencia del otro, entablar una relación, y justo eso es lo difícil y lo raro. Se sentía muy extraño estar hablando con ellos por medio de una pantalla”, señala sobre el trabajo en línea.

Así, los movimientos que dan señales a los actores para las siguientes escenas o diálogos, aquí tuvieron que modificarse por el sentido auditivo. “Aquí lo que utilizamos es la escucha, escuchar al otro. Hay escenas donde no puedo ver qué está haciendo mi compañera o, por ejemplo, mi personaje no puede ver directamente, porque rompería con la ficción que se está llevando. Entonces tengo que poner mis sentidos para saber en qué parte de su escena va (la actriz) y poder sobre eso reaccionar. Es un entrenamiento del escucha”, sentencia.

Salvador Carmona invita al público a disfrutar de esta nueva alternativa de entretenimiento y disfrutar de Delivery. Las últimas funciones son los próximos jueves 13 y 20 de agosto, a las 19:30 (hora del Pacífico) y 20:30 (hora Centro). El costo de los boletos es de 150 por pantalla y pueden adquirirse a través de www.boletopolis.com. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo