Cultura

Al rescate de un histórico mural

La obra monumental realizada por Eleazar Molina Gómez para el Banco Banorte será restaurada y trasladada al Centro de Convenciones de Mazatlán
 

Por  Maribel Arredondo

Mural de Eleazar Molina. Foto: El DEBATE. Sergio Pérez.(El debate.)

Mural de Eleazar Molina. Foto: El DEBATE. Sergio Pérez. | El debate.

Mazatlán.-En lo que será el Centro de Innovación Cultural Mazatlán, que estará ubicado en el centro histórico, funcionaba el Banco Banorte (Banco Occidental). En su interior guarda el mural denominado Fuerza, materia y espíritu, obra del artista mexicano Eleazar Molina Gómez, el cual será reubicado con el interés de que sea apreciado por una mayor cantidad de personas del pueblo mazatleco y sus visitantes.

Foto: EL DEBATE.

La historia
El historiador mazatleco Enrique Vega Ayala comparte en entrevista para EL DEBATE datos importantes de esta obra plástica monumental de gran importancia para los porteños y los sinaloenses.    Comentó que el fallecido historiador mazatleco Oses Clemente Cole Isunza escribió parte de la historia de la referida obra en el libro Apuntes para la Historia. Banco Occidental de México (1897-1981), el cual fue publicado en 1997.  

En el texto, Cole Isunza plasmó el nombre del autor del mural y habló sobre la obra. Se detalla que el antiguo edificio fue remodelado y las nuevas instalaciones fueron inauguradas el 3 de octubre de 1966. Explica que la remodelación duró dos años.
En el periodo del 65 al 66 se estima que Molina Gómez creó el mural por encargo del Banco Banorte.

Foto: EL DEBATE.

“El edificio era consistente con los estilos de moda en la época, y tuvo la novedad sobre otras oficinas bancarias de contar con un mural en la sala de atención al público, realizado por el pintor Eleazar Molina Gómez, de su hermana Evelia, eran los retratos al óleo algunos de los presidentes con que se decoró la sala de sesiones de consejo”, refiere Cole en el texto.
Vega Ayala dice que desconoce dónde quedaron los retratos que hizo la hermana del muralista, los cuales se citan en el libro de Oses.
“El mural lo realizó Eleazar Molina Gómez. Siempre fue propiedad privada. Es un mural donde trata de reproducir una temática con base en la técnica nacional de los años 30 y 40; incluso desde años antes. Es una pieza que está dividida en secciones. Fue pagado en su momento por el Banco Occidental. No hemos podido conseguir datos del pintor, solo tenemos el nombre y que su hermana pintó los cuadros de los directores del banco”, dijo Vega Ayala.
 

Foto: ELDEBATE.

Obra de gran calidad
El historiador explicó que la pieza mide 40 metros de largo por 2.20 centímetros. “Me parece que es una pieza interesante porque no hay muchas como esas en la ciudad. Tengo entendido que no está catalogada ni nacional, ni estatal como patrimonio.”
Sobre el rescate y preservación del mural, dijo: “Creo que es bueno que se preserve. Las características de la técnica me parece que permiten que se cambie de lugar. Lo que tengo entendido es que está en paneles que se pueden mover.”
Detalló que en Mazatlán no hay obras de esas características. Hay murales de otros autores y en otras técnicas, pero no datan de los años 60.

 

Foto: El DEBATE.


Un mural público
El director de Cultura Turismo y Arte de Mazatlán, Raúl Rico González,  comentó que es importante que en Mazatlán haya un edificio para la cultura como será el Centro de Innovación Cultural.
“Es importante que se hagan este tipo de espacios porque nos traen arte y ciencia de una manera interactiva. Es experimentar con las cosas, es entender los procesos creativos, el uso de multimedia, como elementos para comprender las artes, y eso vale la pena. Va a ser un lugar muy atractivo”, dijo.  

Foto: El DEBATE.

Sobre la reubicación del mural, consideró que sin duda es importante que se haga para que la obra pueda ser apreciada por más personas.
“El mural es muy importante, es una alegoría prehispánica que tiene que ver con el trabajo. No está catalogado dentro de las obras nacionales, eso no quiere decir que no tenga un valor artístico. Muchas personas creen que es al fresco, que está adherido a las paredes, pero no es así, en realidad es un trabajo que se hizo sobre acrílico, tiene diez piezas, mide 40 metros de largo por más de 2 metros de alto, pintado con polímeros. Puede ser trasladado fácilmente a cualquier lugar. Si no va con el diseño del museo que se va a realizar, se puede transportar a otro lugar, sin crearle un problema”, explicó Rico.

Foto: El Debate.

Rico González señaló que cualquier obra, en especial la de Eleazar Molina, merece ser rescatada y exhibida en otros espacios, donde sea accesible para el pueblo.
“Se trata de una obra que se hizo para particulares. Lo que sí se debe es preservar la intención del mural de mostrar las raíces prehispánicas. Puede estar en cualquier lugar que sea digno”.
El mural será ubicado en el centro de convenciones de Mazatlán. Al respecto, Rico opinó que la obra de Gómez  es compatible con el concepto del Centro de Convenciones de Mazatlán.
“Es deseable que el mural salga de ese lugar privado para que llegue a un espacio donde pueda ser más apreciado”, comentó.


El destino del mural
Luego de un recorrido exhaustivo para buscar el destino donde sería reubicado el mural, el Patronato Impulsora de la Cultura y de las Artes, IAP, por instrucciones de la Secretaría de Obras Públicas y Desarrollo Urbano del Gobierno del Estado de Sinaloa, eligió que el mejor sitio para albergar la obra es el centro de convenciones.
En un oficio emitido por FIGLOSNTE 27 a Impulsora de la Cultura y de las Artes (IMCA, IAP) se señala que ya se realizó la aprobación para hacer esto posible.
“Se le informa que se ha aprobado de parte del Comité Técnico FIGLOSNTE 27 F/4, FIGLOSNTE 27 inmuebles F/17 y FIGLOSNTE 27 Cecoma F/501, representada por el presidente, el profesor Edén Inzunza Bernal, según el acta de asamblea No. 171, de fecha 30 de junio de 2018, el aceptar en comodato esta obra titulada Fuerza, materia y espíritu, Tláloc- Quetzalcóatl, de autoría del maestro Eleazar Molina Gómez, obra pintada entre 1965 y 1966 con dimensiones de: 40 metros de largo por  2.20 de alto, sea reubicada en las instalaciones del Mazatlán International Center (MIC).

Lugar donde se estima quedará el mural de Eleazar Molina, en el segundo piso del Centro de Convenciones de Mazatlán. Foto: El Debate.

En el referido oficio, agradecen al Gobierno del Estado de Sinaloa que la obra sea entregada en comodato y reiteran haberse favorecido con esa decisión de hacerles entrega para que se exhiba en sus instalaciones. “Estamos seguros que esta obra embellecerá aún más las instalaciones del Centro de Convenciones y contribuirá a la difusión de la cultura y las artes”, se lee en el documento.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo