Cultura

Aldo Tercero seduce al público con Valses mexicanos

El talentoso pianista hace un recorrido de las piezas más importantes de los siglos 18 y 19

Por  Jijian Sarahí Luna Barrón

Exquisita interpretación brindó el talentoso pianista.

Exquisita interpretación brindó el talentoso pianista.

Una velada exquisita y llena de romanticismo se vivió en el segundo concierto de la Temporada Camerata Campbell, a cargo del pianista Aldo Tercero, la cual tuvo por nombre Valses mexicanos. A la misma hora y en el mismo escenario que ocupa La Casona, en la plazuela Machado, se efectuó el encantador evento cultural.

 Bienvenida al invitado

Como lo hizo en el primer concierto y a manera de presentación, el maestro Gordon Campbell subió al escenario  minutos antes de iniciar el evento, para dar la bienvenida al artista invitado. “Estas canciones que comprenden el concierto del maestro Aldo Tercero son creaciones de más de 100 años, las cuales se pueden escuchar muchas veces.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La pieza con la que iniciará tal vez es una de las más conocidas, el vals Sobre las olas, de Juventino Rosas, un compositor mexicano que estuvo aquí en Mazatlán y que visitó el teatro Ángela Peralta. Por eso esta canción tiene un lazo muy especial con el puerto. Esta noche escuchen con atención, cierren sus ojos y disfruten estas bellas piezas, y gracias por asistir a todos.”

El público disfrutó el ameno concierto.

El concierto

Desde las primeras notas musicales que emitió Aldo Tercero con el piano, se sintió un ambiente de tranquilidad, armonía y sobre todo, de romanticismo. Y efectivamente, como ya lo había anunciado Gordon Campbell, Sobre las olas fue el primer vals que interpretó el pianista.

Enseguida le siguieron Magdalena, del compositor José de Jesús Martínez; Duda, de Ricardo García de Arellano;  Soñador, de Eduardo Díaz, y Morir por tu amor, de Belisario de Jesús García.

Después de interpretar estas bellas piezas, el pianista compartió a los asistentes que muchos de los arreglos de estos valses se hacían para las señoritas que tocaban piano y que muchos de ellos fueron tocados en grandes palacios donde se ofrecían bailes, se celebraba un festejo, o por el simple gusto de conquistar a alguien.

En ese mismo contexto, Tercero invitó al público a imaginar un palacio donde estuvieran disfrutando un gran baile.

Concierto con dedicatoria

Bastante inspirado con su música y el gozo que los asistentes mostraron al escuchar cada una de sus piezas, Aldo Tercero tomó el micrófono para compartir a los asistentes que su amor por la música es gracias a su padre.Asimismo, aprovechó para dedicarle el vals Tristes jardines, del compositor José de Jesús Martínez, a su hermana, quien seguía el concierto vía online.

Enseguida continuó con los valses Consentida, de Miguel Lerdo de Tejada; Dios nunca muere, de Macedonio Alcalá; Violetas, de José Mauro Garza; Club verde, de Rodolfo Campodonico, y Recuerdo, de Alberto Alvarado. Alejandra fue la pieza número 12 del programa y con la cual también dio por terminado el concierto.

Este último vals, Tercero lo ejecutó con piano y voz,  lo que provocó aún más la admiración de los presentes. Los aplausos llegaron al término de esta pieza y el pianista los recibió con mucho agrado.Para dar por terminada su participación, el músico agradeció al maestro Gordon Campbell por hacer este tipo de conciertos que llegan al alma de las personas en estos difíciles tiempos de pandemia.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo