Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Aplauden obra estrenada por la Ossla

CULIACÁN

Aplauden obra estrenada por la Ossla

Aplauden obra estrenada por la Ossla

CULIACÁN. En su Concierto de Primavera el pasado jueves, la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes ofreció un programa variado, con un estreno de su director invitado Miguel Almaguer, una pieza poco tocada de Pablo Moncayo, y dos fases de la vida del compositor Richard Strauss, con una pieza compuesta a los 24 años de edad y otra a unos años de su muerte.

El programa se desarrolló en el Teatro Pablo de Villavicencio del #InstitutoSinaloensedeCultura, con la participación como solista del oboísta Daren Weissfisch, quien fue aplaudido por su interpretación de una de las pocas y más complicadas composiciones para oboe, el Concierto para oboe y pequeña orquesta en Re mayor opus 144, compuesta en 1945, en pleno fin de la II Guerra Mundial.

Otra característica de este concierto es que presentó una primera parte con piezas para orquesta pequeña (la sección de cuerdas y algunos alientos) y la segunda parte con toda la Orquesta.

El estreno estuvo a cargo de Miguel Almaguer, director de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Puerto Vallarta, quien creó en especial para la OSSLA, la pieza Mirar hacia adelante, de aires modernistas y un sonido que utiliza todos los recursos sonoros disponibles.

El programa inició con el Homenaje a Cervantes para dos oboes y orquesta de cuerdas, de José Pablo Moncayo (1912-1958), la cual fue creada en 1947, a raíz del 400º aniversario del natalicio del autor de la novela Don Quijote de La Mancha y es, como muchas de las obras de este compositor, una pieza poco interpretada, opacadas como están por el éxito de su Huapango, que no permite ver el bosque exuberante de la riqueza creativa de este autor.

La obra tiene un inicio elocuente, como el de un telón que se alza, y posteriormente se va poniendo evocativo.

De Richard Strauss(1864-1949), de quien continúan los festejos por su 150º Aniversario, se interpretaron dos piezas, una en la primera parte, el Concierto para oboe y pequeña Orquesta, que data de 1945, y otra para cerrar, en la segunda parte, con el poema sinfónico Don Juan, opus 20, que data de 1888.

La segunda, que lo impulsó a ser considerado, a los 24 años de edad, uno de los grandes autores de Europa, con un estilo fogoso, grandilocuente, sonoro, y que refleja el Richard Strauss más conocido. Y la primera, compuesta a unos años de su muerte, con más de ochenta años de edad, apenado por los estragos de la recién concluida II Guerra Mundial, que refleja una visión serena y esperanzadora de la vida, que se refleja en sus composiciones postreras.

Daren Weissfisch, oboísta de la OSSLA, tuvo a su cargo este Concierto para oboe y pequeña Orquesta, y fue su primer oportunidad de ser solista de una orquesta, y a juzgar por la intensa reacción del público, lo hizo maravillosamente bien, aun con la dificultad interpretativa, sobre todo en la tercera parte.

Por último, Mirar hacia adelante, de Miguel Almaguer, con la que abrió la segunda parte, fue compuesta este año, a sugerencia del Mtro. Gordon Campbell, director artístico de la OSSLA, al invitar a Almaguer a dirigir la OSSLA y a que aprovechara para estrenar algo suyo, acorde con las posibilidades sonoras de la Orquesta, por lo que en tres semanas y bajo presión, la composición fue hecha, y fue igualmente celebrada por los asistentes, algunos de quienes asistieron porque supieron que había estreno.

Así, Almaguer –de 33 años de edad- fue celebrado por partida doble, como buen director orquestal y como buen compositor.