Cultura

Aylín Contreras: El ballet es mi vida

La brillante bailarina jalisciense, que recientemente se colgó tres medallas de bronce en competencia internacional, se prepara para su próximo encuentro y anticipa que quiere llegar a los mejores escenarios del mundo

Por  Dania Loaeza

Después de sus tres medallas de bronce, Aylín Contreras va por más en el ballet

Después de sus tres medallas de bronce, Aylín Contreras va por más en el ballet

Mazatlán, Sinaloa.- Uno de los más delicados sueños de muchas niñas es convertirse en bailarinas de ballet, sin embargo, la disciplina, la constancia, el talento, el apoyo y los recursos que requiere esta carrera hace que pocas puedan optar por dedicarse profesionalmente a ella.
Sin embargo, hay quienes siguen luchado tras ese brillante anhelo, como la destacada tapatía Aylín Contreras, quien a sus 15 años, recién obtuvo dos galardones de bronce en la Playa Del Carmen Ballet and Contemporary Dance Competition, y próximamente representará a México en la Miami International Ballet Competition, con la mira de obtener el oro y una beca en una prestigiada academia internacional.

Aylín Contreras  participará en febrero en el Scouting Dance de la Ciudad de México, y en abril en la Compétition Internationale de Ballet du Canada.

Diez horas de entrenamiento por día previo a ir a competencias internacionales y las tareas y labores de una estudiante de preparatoria, son parte del régimen habitual de la jalisciense, quien se hace un espacio en su agenda para brindar una cálida y amena entrevista al periódico EL DEBATE, para hablarnos de sus proyectos, anhelos y la pasión que siente por este arte.
Una promesa del ballet
Una jovial y fresca voz del otro lado de la línea refleja el espíritu entusiasta y una bocanada de aire fresco en esa profesión, sin embargo, las respuestas de Aylín denotan confianza en que está donde debe y que encontró su vocación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Always look with the eyes of your heart ✨♥️

Una publicación compartida de Aylin Contreras (@aylincontrerasd) el

Confiesa que a los 7 años fue su primer acercamiento con esta danza, cuando su abuelito Armando Díaz, la llevó a una clase de ballet.

“Recuerdo que llegué (a la clase) y vi a las niñas más grandes, ya más avanzadas, y fueron las que me inspiraron a seguir en este arte.

Desde entonces, y con el apoyo de su familia y maestros lo ha convertido en su vida.
Asegura que hoy en día, el ballet es literalmente su vida, pues le dedica seis días a la semana. Pero también cursa la preparatoria, porque considera importante no dejar de lado sus estudios académicos y tener más opciones.
Su entrega a esta bella arte la ha llevado a destacarse en este país con invitaciones para formar parte de seminarios en el Internacional Ballet and Gala Performance in Mesange, en Italia; en la University of North Carolina Schoolf of the Arts; en el Alberta Ballet Schoool, en Canadá; Ballet Heritage, en Rusia, y Bolshoi Ballet, en Nueva York.

La verdad, sí es muy complicado, porque aparte de preocuparte por todo lo del ballet, es lo de la escuela, levantarte, ir entrenar, lo del ballet y las tareas. Sí es complicado, pero me encanta vivir así", destacó la bailarina de ballet.

Pero sus logros además  incluyen los resultados obtenidos en su reciente participación en la Playa del Carmen Ballet and Contemporany Dance Competition, en la que ganó dos medallas de bronce, la primera en la categoría Senoir Contemporary, con la coreografía Old skin, de Carolina Lagunes, y la segunda en la categoría Ensamble con la pieza titulada Llorona, coreografía de Luisa Díaz.
Contreras refiere que alcanzar las medallas fue difícil porque se enfrentó a cerca de 50 bailarines de Japón, Estados Unidos, Perú, Guatemala, Rumania, y del mismo México, lo que elevó bastante el nivel de la contienda.

“Fue muy gratificante obtener tercer lugar entre todos esos talentos que había

Contó sin dejar de lado el agradecer a quienes han contribuido en sus logros.
Preparada y agradecida
Aunque en sus inicios  nunca imaginó tomarlo tan en serio y llegar a estas alturas, Aylín sigue firme y con el corazón puesto en algún día bailar en el escenario de la Ópera de Berlín, y llegar a interpretar los ballet que más le encantan, Romeo y Julieta y Don Quijote.
Para cristalizar esos anhelos, sigue preparándose. De entrada, concentrada en su próximo encuentro internacional, el Miami International Ballet Competition, a celebrarse del 22 al 25 de enero. Para esta contienda, prepara junto a su equipo tres variaciones: una contemporánea con coreografía de la maestra Carolina Lagunes, y dos reposiciones de ballet clásico por la maestra Monserrat Martínez. En una será Aurora en el tercer acto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

take a sad song and make it better. ��

Una publicación compartida de Aylin Contreras (@aylincontrerasd) el

“Me siento muy bien, un poco nerviosa, pero preparándome. Tengo un gran equipo detrás de mí. Quiero agradecer y reconocer la labor de mis maestros, Doris Topete y Monserrat Martínez; a mis padres, Francisco Contreras e Ixchel Díaz. También a la maestra Carolina Lagunes, así como el apoyo, que también es importante mencionarlo, de mi nutriólogo Isaac Arellano y mi sicóloga Lizeth Mora, porque en esta disciplina es muy importante un equipo sicológico, porque es difícil seguir así.”

Inspirada por la bailarina argentina Marianela Núñez, y por la mexicana Elisa Carrillo, Aylín menciona que le encantaría algún día llegar a donde está Elisa, pisar esos grandes teatros, y principalmente inspirar a las personas como la primera mexicana que logró ser prima ballerina de Staatsballett, Berlín, lo ha hecho con ella.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Perfectly Imperfect ��

Una publicación compartida de Aylin Contreras (@aylincontrerasd) el

Finalmente, la joven, que recientemente audicionó  para la Victoria Academy of Ballet de Canadá, aprovechó para externar su deseo por  que “existan más apoyos y estímulos económicos para todas las personas que desean seguir adelante en las disciplinas artísticas y que también que los papás den más apoyo a sus hijos para seguir sus planes, que nunca los detengan, que sigan su corazón”. Recomendó que se abran más escuelas artísticas y de danza, porque considera que hay mucho talento que podrían impulsar y que esos niños serían muy felices.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo