Cultura

Conoce cuál es la diferencia entre naturalización y ciudadanía

Suele haber una confusión entre los términos nacionalidad, naturalización y ciudadanía, en la siguiente nota te explicamos de qué va cada uno.

Por Eva Márquez

-

Generalmente, hay una gran confusión entre nacionalidad y naturalización, así como ciudadanía y residencia o permiso de residencia. Son conceptos que están unidos, pero, aun así, son distintos, si bien puede variar ligeramente su significado o uso según la legislación de cada país. 

Empecemos por diferenciar la nacionalidad de la naturalización. En un primer acercamiento, entendemos que la nacionalidad es el ser parte de un país. Hay tantas nacionalidades como naciones. La nacionalidad suele estar unida más al nacimiento, o así se concibe. Una persona que nace en México, es de nacionalidad mexicana por nacimiento. 

Ahora, pasemos a naturalización, que sería el obtener la nacionalidad de un país. Es decir, a diferencia del concepto “nacionalidad”, que podemos ligarlo con el nacimiento o el origen, la naturalización permite adquirir esa nacionalidad. 

La naturalización se da cuando una persona extranjera quiere obtener la nacionalidad de otro país. Este proceso es legal y dependiendo de la legislación de cada país, hay distintas formas de conseguirla. No obstante, entre las más comunes es el casarse con alguien de dicha nacionalidad, residir por cierto periodo de tiempo en el país, tener lazo sanguíneo por línea directa (padres, y en algunos casos, abuelos) de connacionales. Asimismo, hay algunos países que otorgan la naturalización por un costo económico muy alto, y otros por alguna actividad extraordinaria (cultural, económica, intelectual, política, etc.) en beneficio de la nación. 

Diferencia entre naturalización y ciudadanía

Ahora que ya entendimos la ligera diferencia entre la naturalización y la nacionalidad, detengámonos a ver qué distingue la naturalización de la ciudadanía. 

La ciudadanía se refiere al reconocimiento pleno de los derechos y obligaciones civiles de un país, por dicha razón, se consideran ciudadanos a los mayores de edad (en México, a partir de los 18 años), ya que están facultados a ejercer sus responsabilidades y derechos civiles, como lo es el acceso al voto. 

Para ser ciudadano mexicano, se necesita tener la nacionalidad mexicana y ser mayor de edad. Una persona que se haya naturalizado mexicana, se convierte también en ciudadano mexicano y puede participar en las elecciones populares, votando o incluso como candidato. 

Te recomendamos leer:

Por último, la ciudadanía es distinta al permiso de residencia en el sentido de que una persona con permiso de residencia no es ciudadano y no puede participar de la política del país, así como también, debe cumplir con un tiempo determinado de días al año residiendo en el país, para no perder el permiso; mientras, un ciudadano naturalizado, puede ya vivir en el extranjero y regresar sin problemas al país, porque ya se considera parte de él.

Síguenos en