Cultura

Conoce la historia de San Sebastián Mártir, el santo de los LGBT+

Esta es la historia de San Sebastián Mártir, "el Apolo cristiano", el santo que ha sido adoptado por la comunidad LGBT+

Por  Raúl Durán

Esta es la historia de San Sebastián Mártir,

Esta es la historia de San Sebastián Mártir, "el Apolo cristiano", el santo que ha sido adoptado por la comunidad LGBT+. | Imagen: Detalle de "San Sebastián rescatado por los ángeles" (1604), de Pedro Pablo Rubens.

Entre la gran cantidad de santos y mártires que conforman el Santoral católico existe uno que además de ser de gran importancia para la Iglesia católica ha sido adoptado por la comunidad LGBT+, se trata de San Sebastián Mártir.

No sin cierta ironía, San Sebastián se convirtió desde hace más de un siglo en un ícono para la comunidad que históricamente ha sido relegada y censurada por la Iglesia. El erotismo que caracteriza sus pinturas incluso parece desafiar los preceptos de la religión cristiana. Esta es la historia del mártir de la comunidad LGBT+.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

La historia de San Sebastián Mártir.

San Sebastián nació el año de 256 d.C. en la ciudad de Narbona, situada en lo que actualmente es Francia, que por entonces se encontraba bajo el poder del Imperio Romano.

Pasó su infancia en Milán, Italia, donde recibió una educación militar que lo llevó a convertirse en capitán de la primera corte de la guardia pretoriana.

"San Sebastián" (1617-1619), óleo sobre lienzo, de Reni Guido.

En un tiempo en que el cristianismo era todavía una religión prohibida, pues Roma se alzaba en su esplendor pagano, San Sebastián profesaba esa fe en secreto, por lo que se abstenía de realizar cualquier ritual o celebración contraria a sus creencias.

No tardó en ser descubierto por Maximino, quien ejercía como emperador compartiendo el poder con Diocleciano. El Augusto le ofreció al soldado cristiano dos opciones: renunciar a su fe o morir condenado.

San Sebastián representado por Caracciolo en 1625.

Sebastián se negó a abandonar fe y prefirió morir -de ahí que se haya convertido en mártir-. El emperador Diocleciano lo condenó a morir a flechazos. El santo recibió una lluvia de saetas que, increíblemente, no lograron acabar con su vida. 

Sus amigos lo ocultaron y lo ayudaron a recuperarse. Una vez reestablecido, le aconsejaron huir de Roma, pero él se negó; en su lugar, se presentó ante el emperador, quien lo había dado por muerto, reprochándose la persecusión contra los cristianos.

"San Sebastián" (1515-1520) representado por Marco Palmezzano.

La respuesta de Maximiano fue condenarlo nuevamente a muerte, esta vez a azotes. La orden se cumplió y el cuerpo del mártir fue arrojado a un lodazal, tras lo cual fue recogido por cristianos y sepultado en la Vía Apia, en catacumba que hoy lleva su nombre.

San Sebastián Mártir fue asesinado el año 288, a los 32 años de edad. Su fiesta se celebra el día 20 de enero.

Ícono LGBT+

San Sebastián Mártir fue venerado desde la antigüedad por los primeros cristianos de Roma que sufrieron persecusiones por profesar una religión distinta a la del Imperio.

Es uno de los santos máss representados en pintura, caracterizado por su sensualidad y su bello físico que le han valido el mote del "Apolo cristiano". El éxtasis en su rostro al momento de ser martirizado es otro rasgo presente en las representaciones pictóricas que se han hecho de él.

"El martirio de San Sebastián" (1577-1578), de El Greco.

Algunas de las obras más ilustres sobre San Sebastián son las realizadas por El Greco, Pedro Pablo Rubens, Marco Palmezzano y Guido Reni, que lo representan recibiendo las flechas con singular sensualidad.

Es precisamente este rasgo, su erotismo, que parece desafiar los preceptos del cristianismo, que no tardó en llamar la atención de los miembros de la comunidad LGBT+, quienes han sido excluidos y censurados por la Iglesia a lo largo de la historia.

"San Sebastián rescatado por los ángeles" (1604), de Rubens.

San Sebastián ha sido venerado de manera clandestina por los homosexuales, llegando a inspirar a numerosos artistas, com al escritor Oscar Wilde, quien le dedicó uno de sus primeros poemas en el siglo XIX.

En ese mismo siglo surge el primer culto homosexual a San Sebastián Mártir, y a la fecha es reivindicado como un ícono queer a través de eventos y exposiciones de arte.

Te puede interesar:

Santoral católico: ¿Qué santo se celebra hoy 16 de junio?

Entre santos y otros rituales

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo