Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Cultura

Presentan el poemario Fiesta de la chicharra

La obra es ganadora del Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas 2016; el autor nos lleva al recuerdo primigenio de la formación del mundo, y al amanecer: Fidencio Briceño

Por: El Debate

Presentación del poemario Fiesta de la chicharra: un discurso  ceremonial para matrimonio

Presentación del poemario Fiesta de la chicharra: un discurso ceremonial para matrimonio

México. Para Manuel Bolom Pale (Jocosic, Huixtán, Chiapas, 1979), la poesía es un ánfora con el licor más entero y fruto de la esperanza, que podrá no cambiar al mundo, no resucitar a los muertos, ni hacer revolución, pero sí enriquecer interiormente.

La noche del 20 de marzo, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, el escritor tsotsil presentó su poemario Sk’inal Xikitin: K’pojel yu’un nupunel (Fiesta de la chicharra: un discurso ceremonial para matrimonio),obra con la que obtuvo el Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas 2016 en la categoría de poesía oral.

 En su momento, el jurado evaluador declaró como ganadora a Fiesta de la chicharr por reunir y desencadenar una trama de la vida ceremonial en la que además de la palabra y las imágenes retóricas, encuentran sentido la música, el atuendo, la bebida y la comida.

Acompañado por los escritores Carmen Ros y Fidencio Briceño, el becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) en 2010 y 2011, comentó que el  poemario tiene que ver con el ciclo de la vida y de la naturaleza, donde el canto penetra con la profundidad de la vida de los seres humanos.

Dijo que para crear el texto se basó en los recursos de la vida cotidiana y de la espiritualidad, así como de los centros ceremoniales de ciertos personajes que hacen uso de la palabra, donde se invoca a la madre protectora.

“Podría decir que parte de lo que escribí es autobiográfico, se ha abrevado desde mi vida y en relación a lo colectivo para compartir con el mundo. Considero que el pensamiento maya tsotsil contiene una espiritualidad en este texto”.

El volumen es el primer libro-CD de la Colección Premio Nezahualcóyotl de literatura en Lenguas Mexicanas. Esta característica, expone Bolom Pale, permite que el público no sólo tenga acceso a las letras, sino también escuche la palabra y sepa cómo se hace poesía desde otro contexto en este caso la lengua tsotsil, que tiene sus propias metáforas, analogías, y figuras.

Agradeció que instituciones como la Secretaría de Cultura emprendan esfuerzos por reavivar las lenguas nativas, las cuales dan cuenta de un México diverso en el que habita la multiculturalidad.

El lingüista Fidencio Briceño comentó que Bolom Pale tiene una palabra firme y un pensamiento franco.

“Su trabajo es dar alma a la palabra, el encumbramiento y respeto a la palabra, el pensamiento y el acto mismo de respetar nuestras lenguas mayas, que dan base y poder al pensamiento, basado en el respeto y la inclusión de la otra parte”.

Desde su título, dijo, en el libro se vislumbra el orden del pensamiento maya, el orden del discurso y la palabra, pero también, la estructura de la vida misma conferida por la cosmovisión de un pueblo que se estructura y se evidencia  a través de su palabra.

“Desde el primer contacto con la obra de Manuel, no dejaba de imaginar cómo y desde dónde logró conjugar y darle sentido a las palabras mayas. El traslado, la trasbase del sentido y la carga de las palabras conlleva un gran esfuerzo. Un enorme entendimiento no sólo de la palabra, también de la cultura, por ello mi reconocimiento a su labor de traslación, que es más que traducción y simple interpretación”.

En la publicación editada por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura, se aborda el ritual de pedida de mano en Jocosic, Chiapas, dividido en cuatro capítulos: Solicitud de palabras (Primera ceremonia); Palabra del joven a sus padres; Solicitud de mano (Ceremonia de petición) y Discurso final.

Manuel Bolom, agrega el coautor de diccionarios de la lengua maya, deja claro que hablar de la fiesta en nuestras lenguas mayas no es discurrir en la algarabía y el festejo por el festejo. Es centrar y articular todo en base a nuevamente un tiempo-espacio especial. “El autor nos lleva al recuerdo primigenio de la formación del mundo, y al amanecer”.

Apuntó que el trabajo de Manuel Bolom Pale se centra en el habla ritualizada, y que en su cultura no se piden las cosas así nada más. Ahondó que el poeta presenta un complejo discurso de decir  y hacer, de pedir y de dar, la consagrada manera de intercambiar para poner a las partes en igualdad.

“Hoy celebramos la fiesta de la palabra, la fiesta de la chicharra, la fiesta de Bolom, la fiesta de las palabras jaguar que braman y dan presencia al pensamiento maya que desde la semilla plantada por Manuel, hoy cobra vida y da memoria a los nosotros.

“A los nosotros tiempo que nos congrega, nos reúne y da sentido, pero también nos recuerda que la vida pasa y sigue su marcha, por el camino infinito que circula al tiempo, por el tiempo infinito que circula el espacio”, puntualizó.

La escritora Carmen Ros manifestó que el poema de Bolom Pale resiste el ser recitado y leído, pues está hecho para las dos cosas.

En esta nota:
  • Cultura
  • Obra literaria
  • México
  • Tradiciones