Cultura

Despiden en Sinaloa al director y actor de teatro Ramón Mimiaga Padilla

El gremio cultural lamenta su partida por considerarlo como uno de sus principales promotores  y reconoce su gran labor como actor y director del teatro 

Por  Brenda Camacho

Ramón Mimiaga.(Debate)

Ramón Mimiaga. | Debate

Culiacán, Sinaloa. Un Un inalcanzable promotor de la cultura y una de las piezas fundamentales del teatro en Sinaloa se ha ido, pues este viernes se dio a conocer que murió, por causas naturales, el reconocido director de teatro Ramón Mimiaga Padilla.

Una pérdida importante para el arte
El ámbito de la cultura está de luto con la partida de Ramón Mimiaga Padilla. Como era de esperarse, las reacciones por parte de compañeros y amigos de profesión no se hicieron esperar. Rodolfo “Fito” Arriaga, director del Tatuas, expresó que comenzó a coincidir con Mimiaga, sobre todo en los festivales, debido a que tenían en común como amigo a Óscar Liera.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

“Después, junto a Ramón, hicimos el Festival del Monólogo, quien fue uno de los forjadores. Además, me tocó compartir escena en el Jinete de la Divina Providencia”. “Sin duda, fue una persona muy productiva para el arte y, bueno, cualquier muerte es una pérdida, es muy lamentable, pero en el arte somos muy poquitos y se nota más”, dijo Arriaga.

El periodista Ulises Cisneros publicó en su cuenta de Facebook: “Lamento informar el fallecimiento de mi querido amigo, el dramaturgo, cineasta y director teatral Ramón Mimiaga Padilla, maestro de numerosas generaciones de artistas y creadores y relevante figura del teatro en México y Sinaloa”.

Leer más: Gran apertura de la exposición 'Atlás' de la artista mexicana, Elvira Smeke en el Masin


Se va un apasionado del teatro: Lázaro Fernando Rodríguez

A mí me tocó conocer a Ramón Mimiaga en la década de los 80, cuando ingresé al grupo de teatro de la Universidad Autónoma de Sinaloa, a partir de ahí yo tuve una relación muy cercana. Fue una persona apasionada del teatro, un gran dramaturgo y sus obra se montaron en varios municipios de Sinaloa e incluso en otros estados de la República. También le apasionaba el cine, la crítica, pero lo que más le apasionaba es la docencia, enseñar a los jóvenes. Hace apenas tres o cuatro días estuvimos platicando de trabajar con varias obras, y él las iba a producir, pero hoy (ayer) amanecimos con la noticia de que había fallecido.

Trayectoria
Ramón Mimiaga fue ingeniero agrónomo de profesión, pero el arte fue su gran pasión, motivo por el cual estudió en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y concluyó la especialidad de guionismo en el Centro de Investigación y Enseñanzas Cinematográficas de la UdeG.

Comenzaría su gran aventura en el mundo de las artes escénicas alrededor de 1958, cuando ingresó a la Compañía Infantil de Socorro Astol, donde actuó en la obra El árbol del buen deseo. Mientras que en los 60 hizo teatro estudiantil y dirigió su primera obra, Los tres valientes, en la que actuó Jesús Óscar Cabanillas Flores, conocido como Óscar Liera. A su amplia trayectoria se suma su participación como actor y técnico en el Grupo Apolo, del mismo Óscar Liera.

Para la década de los 80 ya estaba dirigiendo espectáculos poéticos para la alcaldía de Guadalajara; además, era el coordinador del grupo de teatro de la Univa.

Es autor de La Venus manchada, El valle de los sueños perdidos, Plácido convite, Arias para Caruso, Los mitotes de Belén, obras que dirigió con el Grupo Yori, en Los Mochis. Fue coordinador de producción de la película El jinete de la Divina Providencia, dirigida por Óscar Blancarte.      

En el año de 1990 actuó en la reposición de El jinete de la Divina Providencia. Se le considera el primer productor ejecutivo del proyecto piloto de Teatro Escolar con la obra Las trapacerías de Scapin, con el Tatuas.

Leer más: El complejo mundo de las letras: José Dolores comparte su ensayo 'C y G, doble prosodia'

El culichi, además, impartió varios cursos y talleres de cine. También fue coordinador académico de la Escuela de Artes José Limón, del ISIC, en la ciudad de Culiacán.

El maestro Mimiaga fue un infatigable promotor de la formación académica de los
jóvenes»
Papik Ramírez, Director del ISIC


«Maestro de numerosas generaciones de artistas y relevante figura del teatro en México»
Juan A. Mejía, Secretario de Educación

«Fue una de las piezas fundamentales del teatro sinaloense, este no podría entenderse sin su dramaturgia»
IMCC


«Ramón Mimiaga: dramaturgo, director teatral y maravilloso compañero. Te vamos a
extrañar» Sabaiba Teatro

Sin duda, Ramón Mimiaga Padilla deja un gran legado en el teatro de Sinaloa, y la cultura pierde a un gran impulsor. ¡Hasta siempre, maestro!

Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo