Cultura

El Palacio de Bellas Artes cumple hoy 85 años

En tiempos de Porfirio Díaz el proyecto del actual Palacio de Bellas Artes comenzó como un monumental proyecto para el Teatro Nacional

Por  Alfredo Soto

El Palacio de Bellas Artes cumple hoy 85 años(Debate)

El Palacio de Bellas Artes cumple hoy 85 años | Debate

Ciudad de México.- El 29 de septiembre, pero de hace 85 años, en 1939, el Palacio de Bellas Artes abrió sus puertas con el propósito de ser un “asiento de una institución nacional de carácter artístico" como tal.

A lo largo de su construción se le conoció como el Vuevo Teatro Macional y el proyecto data de principios del siglo XX en los últimos años de la administración de Porfirio Díaz.

Palacio de Bellas Artes. Foto: Maribel Arredondo

Este emblemático edificio ha sido escenario de conciertos, interpretaciones musicales, danza, teatro, eventos literarios y demás espectáculos de carácter nacional e internacional que de una forma u otra han marcado historia.

Y con el paso del de las décadas el propio histórico edificio se convertido en un museo, una galería que resguarda obras de los grandes muralistas mexicanos Rivera, Siqueiros, Tamayo y es el recinto cultural más importante del país. 

En tiempos de Porfirio Díaz el proyecto del actual Palacio de Bellas Artes comenzó como un monumental proyecto para el Teatro Nacional, similar al Palacio de Correo, El Hospicio para Niños, o el Instituto Geológico Nacional. 

Mural de Siqueiros en Palacio de Bellas Artes. Foto: Maribel Arredondo

Influenciado por el Art Nouveau, la fachada del edificio está marcado por un estilo en el que predominan, de forma sobria, elementos orgánicos y geométricos junto a elementos de la arquitectura clásica, cuyos materiales y moldurras, en su mayoría fueron traídos desde Italia.

A pesar de que la fachada del edificio está predominantemente inspirada en la arquitectura europea, cuenta con elementos prehispánicos que si te interesa, es una vista minuciosa del edificio podrás encontrar cosas como coyotes, monos, o guerreros jaguar y alcón. 

Adamo Boari fue el arquitecto a cargo de la obra hasta 1916, cuando tuvo que dejar el país, evento que llevó a que la culminación se completara 30 años después y no 4 como previsto desde el principio a manos de Federico Mariscal quien intentó seguir la idea original de Boari, sin embargo se le agregaron al edificio características propias de otra corriente artísticas, el Art Deco, más sobrio y en el que predomina la sencillez.