Cultura

El sabor del Mar de Cortés se convierte en delicioso manjar

Las capturas del torneo de pesca deportiva que organiza EL DEBATE se convirtieron en sabrosos platillos de la cena del Tarrayazo 2019, preparada y servida por restaurante El Farallón

Por  Mirella López

1/9
Filete del pez vela Li, marinado con salsa de jengibre, cocinado a las brasas, aceite de cebollín, acompañado con esferas crujientes de arroz y salsa Li.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Filete del pez vela Li, marinado con salsa de jengibre, cocinado a las brasas, aceite de cebollín, acompañado con esferas crujientes de arroz y salsa Li. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Chile caribe relleno de ceviche de marlín, fresco y picante, con cebolla morada, cilantro y pepino sobre un espejo de aguachile de aguacate.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Chile caribe relleno de ceviche de marlín, fresco y picante, con cebolla morada, cilantro y pepino sobre un espejo de aguachile de aguacate. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Sashimi de atún ahogado, preparado con jugo de limón, cebollín y chile serrano, que sintetiza todo el sabor y frescura del mar con cítrico y picor.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Sashimi de atún ahogado, preparado con jugo de limón, cebollín y chile serrano, que sintetiza todo el sabor y frescura del mar con cítrico y picor. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Fideos secos con chicharrón de atún, aderezado con crema, aguacate, queso fresco y cilantro, que resultó toda una delicia.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Fideos secos con chicharrón de atún, aderezado con crema, aguacate, queso fresco y cilantro, que resultó toda una delicia. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Filete de marlín al mojo de ajo, pepitas y chile de árbol sobre un coulis de pimiento morrón amarillo.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Filete de marlín al mojo de ajo, pepitas y chile de árbol sobre un coulis de pimiento morrón amarillo. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Postres. Créme brulée, una crema quemada de vainilla mexicana, superficie de caramelo crujiente y frutos rojos, y  una tarta de hojaldre con una mezcla de quesos, duraznos y reducción de oporto.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Postres. Créme brulée, una crema quemada de vainilla mexicana, superficie de caramelo crujiente y frutos rojos, y una tarta de hojaldre con una mezcla de quesos, duraznos y reducción de oporto. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Ceviche peruano de pez vela  elaborado con ají amarillo, rocoto, cancha peruana y camote. Una explosión de sabores y textura agradable al paladar.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Ceviche peruano de pez vela elaborado con ají amarillo, rocoto, cancha peruana y camote. Una explosión de sabores y textura agradable al paladar. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Tarraya cuca. Una combinación de marlín, pez vela y atún crujientes, con chile guajillo, juguito de limón con chiles regionales, marinados con salsa inglesa, magui y soya. Un plato con un potencial de sabor.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Tarraya cuca. Una combinación de marlín, pez vela y atún crujientes, con chile guajillo, juguito de limón con chiles regionales, marinados con salsa inglesa, magui y soya. Un plato con un potencial de sabor. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Tártara de tarraya de verano. Un plato dulce con pera, aguacate, cebollín y reducción de salsa de soya.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Tártara de tarraya de verano. Un plato dulce con pera, aguacate, cebollín y reducción de salsa de soya. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Los frutos del Mar de Cortés que fueron pescados como trofeos en el Torneo Big Fish de Topolobampo 2019 encontraron su final en la cocina gourmet en la que tiene su especialidad el restaurante El Farallón, una referencia de la buena cocina, donde se sirven los más deliciosos manjares del Mar de Cortés y que han dado prestigio nacional e internacional a la gastronomía de Los Mochis.

En la cena de gala se sirvieron una gran variedad de platos cuya base fueron los grandes peces capturados que surcan el mar de la Bahía de Topolobampo hasta la Baja California.                          
Fue una buena experiencia, sin lugar a duda, una aventura con la comida de autor para los degustadores, esta mezcla de sabores y texturas a base de pescado. 

Platos fríos y calientes, desde el ceviche peruano, considerado de los mejores del mundo, y la propuesta sinaloense con los mejores productos del mar como el marlín, el atún, el pez vela, el dorado, ejemplares que fueron capturados durante dos días de competencia (8 y 9 de junio) por los campeones de este tradicional torneo de pesca deportiva que organiza EL DEBATE cada año. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Esta vez la chef Irma Tarín se encargó de plasmar todo su conocimiento que ha recogido durante años en prestigiadas escuelas de alta cocina, para inspirarse y armar una carta con toda la libertad para hacer creaciones e interpretaciones de la cocina.

La  familia Tarín se ha convertido en un referente de la buena cocina del Mar de Cortés. Foto: Libertad Montoya/ EL DEBATE

El Tarrayazo

Cerca de 40 comensales entre los campeones del torneo e invitados se deleitaron con nuevos platos de la cocina del Mar de Cortés durante la típica cena que cada año da el restaurante encargado de cocinar las capturas del torneo en la cena del Tarrayazo 2019. 

Los invitados disfrutaron de entradas de ceviches y sashimi hasta los platos más elaborados marinados y cocinados en exóticos aceites y a las brasas y sencillos ingredientes locales  como el cilantro y los chiles que hicieron resaltar los sabores. Sin duda la cena resultó toda una exposición de sabores y texturas. 

La entrada consistió en chile caribe relleno de ceviche de marlín, fresco y picante, con cebolla morada, cilantro y pepino sobre un espejo de aguachile de aguacate; el ceviche peruano de pez vela, elaborado con ají amarillo, rocoto, cancha peruana y camote, una explosión de sabores y textura agradable al paladar con tropiezos dulces del camote, el crocante de la cancha, una especie del maíz peruano tostado, y el picor  suave del chile amarillo y el rocoto, que es un fruto muy picante y un sabor más dulzón, hasta el plato más elaborado  como  el filete del pez vela  Li, marinado con salsa  de jengibre, cocinado a las brasas, aceite de cebollín, crujiente  arroz y  y salsa Li; para concluir con los postres: Créme brulée, una crema quemada de vainilla mexicana, superficie de caramelo crujiente y frutos rojos y una tarta de  hojaldre con una mezcla de quesos, durazno y reducción de oporto. Todo una delicia.

Irma Tarín , chef ejecutiva del restaurante El Farallón, fue la encargada de crear los platillos 

La chef estrella Irma Tarín Castillo de Norinder fue la encargada de dirigir el banquete que se preparó  a  base de los pescados capturados en el Torneo de Pesca, con el apoyo de un equipo de 10 cocineros que estuvieron trabajando arduamente durante todo el día el lunes para cocinar el menú que se sirvió a los pescadores triunfadores del torneo e invitados, el cual consistió en la preparación de más de 20 pescados entre  atún, marlín, pez vela, dorado y  wahoo.  

En esta nueva edición, la chef ejecutiva del restaurante El Farallón,  quien  se ha encargado de preparar durante  los últimos  seis años  innovadoras  recetas  con el producto de los torneos de pesca que organiza EL DEBATE desde hace 28 años consecutivos , y que se han convertido en toda una tradición en la región, comentó que ha sido un gran jornada, un reto y  todo un enorme placer. 

En esta cena del Tarrayazo de este año, la cereza del pastel del menú  sin duda  fue el filete de pez vela  en salsa Li, marinado con jengibre y cocinado a las brasas, con  aceite de cebollín acompañado con esferas crujientes de arroz.