Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

'Ella, con tantos pretendientes, me hizo caso a mí'

CULIACÁN

'Ella, con tantos pretendientes, me hizo caso a mí'

'Ella, con tantos pretendientes, me hizo caso a mí'

'Ella, con tantos pretendientes, me hizo caso a mí'

Culiacán, Sinaloa. El baile elegante y de ritmo sensual fungió como Cupido para unir a Mary Herrera y a Héctor Gutiérrez, quienes le dieron una oportunidad al amor, a ellos mismos. No fue casualidad que coincidieran en las tardes de danzón, ni tampoco fue casualidad que ambos en ese momento estuvieran solteros, pues sus respectivas parejas ya habían pasado a mejor vida. Así que, pese a cualquier circunstancia, hoy ya tienen tres años de ser pareja no sólo de baile, sino de vida.

Cayó 'rendida a sus pies'. "¿Quieres que te diga cuántos años tengo o de cuántos me siento?", responde con esa pregunta Héctor Gutiérrez, al cuestionarle su edad. "La verdad, me siento como de 50, pero tengo 75 años", confiesa. Por su parte, sin rodeos, Mary Herrera dice que tiene 59, la mujer que 'cayó a los pies' de Héctor, como dice en broma el bailarín: "Mary llegó de Villa Unión y comenzó a asistir a las Tardes de Danzón, entonces yo comencé a observarla y me gustó ella, me gustó como bailaba; entonces, hice un plan para poder acercármele, con el objetivo de ver si se prendía de este galán", dice orgulloso Héctor, que la vio difícil porque Mary siempre ha tenido muchos pretendientes, pues a su edad todavía luce bastante guapa, no le fueron en vano los años a los que se dedicó a bailar ballet. "Pensaba que tal vez no era posible llegar a ella porque tenía muchos admiradores, no era tan fácil, yo tenía la competencia difícil", añade Héctor Gutiérrez, pero ante ese panorama, sacó a relucir una de sus cualidades: la maestría con la que baila danzón. Entonces ideó un plan: "Yo bailo danzón desde hace 15 o 20 años, así que me hice el interesado en enseñar a bailar a un grupo de personas, incluyendo a Mary, y todos aceptaron, sólo que ella no tenía pareja, y como yo soy un caballero, pues me ofrecí a ser su pareja de baile. Así pasó un tiempo y empezamos a salir, hasta que un buen día cayó rendida a mis pies".

Una vida muy bonita. La señora Mary se ríe de las ocurrencias de su galán, eso sí, no le suelta la mano, y así es como hace remembranza de cómo llegó a fijarse en él: "Yo pensé que era un señor muy serio, ni sabía si era casado, soltero, viudo. Si bien es cierto que es muy serio y yo soy todo lo contrario, soy amiguera y muy alegre, compartimos el gusto por el baile, de cualquier tipo, no sólo danzón, también bailamos cumbia, rock and roll, mambo, etcétera. Y sí, sí tenía muchos pretendientes, pero es porque soy muy bailadora, eso llama mucho la atención, pero pues yo me fijé en él justamente por su seriedad, es una persona respetuosa, es un caballero, es atento, ya no se consiguen personas así, de esas que todavía te abren la puerta del coche, te esperan, nunca van adelante y dejan al acompañante atrás, todo esto es una elegancia. Estamos viviendo una vida muy bonita, no me lo esperaba", dice con su radiante sonrisa la Reina de Tardes de Danzón 2013, y en eso comienza la música de la Orquesta el Recuerdo, y empiezan también sus ánimos por irse a la pista a bailar, entonces van de la mano para iniciar una nueva melodía, y bailar como sólo ellos lo saben hacer: mirándose a los ojos, con el mismo romanticismo con el que se vieron por primera vez.

"Hay parejas de jovencitos que se han acercado a decirnos que hacemos una pareja muy bonita"

Mary Herrera, reina 2013 de tardes de danzón