Cultura

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

CULIACÁN

Por: Rocío Reynaga

1/9
'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

'Esta lucha, este sacrificio, es por mi hija'

Culiacán, Sinaloa. Lourdes Guadalupe Buitimea tuvo que dejar encargada a su pequeña hija Isabel, en Vicam Pueblo, en Sonora, para viajar junto con sus hermanos de la tribu Yaqui hasta la Ciudad de México y ahí reunirse con autoridades de la Semarnat. Los yaquis siguen con su lucha, quieren respeto hacia su lengua, a sus costumbres, pero además exigen respeto a su ecosistema, pues el agua, recurso que por derecho les pertenece, se los ha quitado el gobierno del PAN que encabeza Guillermo Padrés.

Se une a la encomienda. "Vengo con mi prima, Tomás Rojo nos invitó a unirnos a esta encomienda; nuestro destino es México pero hicimos una escala en Culiacán", cuenta Lourdes, reunida con la comitiva en el Parque Las Riberas. Al principio se negaba a hablar, sólo se comunicaba con su acompañante en lengua yaqui, hasta que por fin agarró un poco de confianza y accede a una entrevista, la chica de 24 años.

El imperialismo les arrebata su agua. Lourdes viaja por primera vez con su prima Claudia para apoyar la causa de los yaquis, quienes mantienen una lucha desde 2010, cuando inicia la construcción del acueducto Independencia, y comienza a funcionar en 2013. Este acueducto afecta el territorio de la tribu que les pertenece desde 1940 por un decreto establecido por Lázaro Cárdenas, quien les integró tanto tierra como aguas. No obstante, el imperialismo les arrebató sin su consentimiento los caudales del río Yaqui para abastecer de agua a los habitantes de Hermosillo, pero ahora la tribu se encuentra carente de su propio vital líquido.

Sacrificio. "Somos muy jóvenes para vivir esta situación, no queremos vivir así en un futuro. Yo no quiero que mi hija tenga que pasar por esto. Esta lucha, este sacrificio es por mi hija", cuenta Lourdes, que apenas cenó esa noche del miércoles unas galletas con agua. Dice que pasarán dos días en la Ciudad de México, que todavía no sabe dónde se van a quedar a dormir.

No sufren de ignorancia. En el Parque Las Riberas se concentraron unos 200 yaquis, llegaron casi a las nueve de la noche, tres horas después de la hora anunciada, pues uno de los tres camiones en que viajaban se descompuso. Había de todas las edades, hasta bebés en brazos; personas de la tercera edad también asistieron. No desisten ni lo van a hacer, están bien informados, no sufren de ignorancia, conocen las leyes que los respaldan, los acuerdos; hablan ante tribunas y dominan la situación, no titubean ni flaquean, ejemplo de todo eso es don Domingo Molina, que cada vez que tiene oportunidad toma el micrófono en las reuniones y repite al pie de la letra el problema de raíz y exige soluciones, exige que le regresen a las comunidades de Vicam, Nahum, Torim, Huiribis, Belen, Bacum, Potam y Cócorit, su agua.

"La tribu, esta etnia que se niega a morir, que lucha por su supervivencia. Toda una cultura, una tradición; todo un mundo de vida ahí, por esa vida y por el futuro de la siguiente generación es que estamos luchando, porque el legado que nos dejaron nuestros antepasados es el de defender nuestros recursos naturales", expone don Domingo.

Narcotráfico en Sonora. La gente que viene de Sonora, no nada más padece de las atrocidades del gobierno, también de grupos del crimen organizado: "Sí, sí hay violencia, hay pueblos que han sido saqueados por narcotraficantes; hay amenazas para que se unan a sus bandos, entonces muchos jóvenes se unen a ellos, hasta niños. Lo que pasa es que acá no hay trabajo, o hay pero son temporales", comenta Lourdes que para pronto se graduará de la licenciatura en Educación, y añade, sin preguntárselo, que se encuentra desempleada.

Confianza. Luego de un rato, Claudia, la prima de Lourdes, dejó de hablar en yaqui, se sintió más segura y platicó un poco más sobre ella, ahora lo hizo en español. Es una joven que aparenta más edad a sus 19 años; estudiante de Sicología que se le ilumina la cara cuando habla de su novio, se le olvida lo cansado del viaje, se le olvida también el hambre y el calor. En ese instante no se acuerda de que el río de su comunidad está seco.

Esperanza. El par de muchachas, aunque atentas a las palabras de sus compañeros, a ratos dejan de escucharlos y se ponen a platicar, a reírse discretamente; se levantan por momentos, pues ya sienten entumidas las piernas, y aprovechan para hablar de otros temas, de reírse, ahora sí con ganas. Son ratitos en los que no piensan en ese largo y cansado camino que les espera para llegar a la Ciudad de México, donde siguen con incertidumbre de lo que les depara, pero sí con la esperanza de recuperar el agua, y con eso un poco de estabilidad entre sus compañeros, que ahora ya son una familia, como ellas lo afirman.

"Antes el río tenía agua, ahora está seco. Nuestra lengua y tradiciones también están desapareciendo". Lourdes Guadalupe Buitimea, integrante de la tribu yaqui.

Atentan contra la caravana Yaqui. De acuerdo a lo que han dado a conocer integrantes de RecuperArte, quienes recibieron en Culiacán a la caravana, ésta ha sido detenida y obstaculizada en su camino por el Estado de México, donde se señala las malas intenciones del gobernador, Eruviel Ávila. Una limitante más para llegar a su destino, en la Ciudad de México donde tienen una cita con autoridades de la Semarnat.

INCONFORMIDAD

Sobre el acueducto Independencia

En 2010 el gobierno de Guillermo Padrés propuso la creación del acueducto Independencia para abastecer de agua a los habitantes de Hermosillo. El agua iría de la presa Plutarco Elías Calles (El Novillo) a la presa Abelardo L. Rodríguez. Las operaciones iniciaron en 2013.

De acuerdo con la tribu yaqui, el acueducto ocasiona que disminuya el flujo del agua sobre la presa La Angostura y del río Yaqui. Ante dicha situación, presentaron un juicio de amparo que fue resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el 8 de mayo de 2013. No obstante, las operaciones del acueducto continuaron y la tribu inició una serie de manifestaciones, entre ellas los bloqueos en la carretera federal México 15. <<