Cultura

Frases de sor Juana Inés de la Cruz

Aquí te dejamos algunas de las frases más ilustres de sor Juana Inés de la Cruz, "La Décima Musa"

Por  Raúl Durán

Aquí te dejamos algunas de las frases más ilustres de sor Juana Inés de la Cruz,

Aquí te dejamos algunas de las frases más ilustres de sor Juana Inés de la Cruz, "La Décima Musa". | Imagen: Especial

Sor Juana Inés de la Cruz es sin duda una de las escritoras más ilustres no sólo de la historia de México sino de toda la lengua española. Conocida como "La Décima Musa" y "El Fénix de América", su incomparable inteligencia y talento poético la han consagrado como un referente obligatorio en la literatura universal.

Nacida en San Miguel de Nepantla, Estado de México, en 1648, desde muy temprana edad aprendió a leer y escribir, dando muestras de su precoz genio, esto le valió más tarde el ingreso a la corte del virrey Antonio Sebastián de Toledo, marqués de Mancera, cuya esposa, Leonora de Carreto, fue una gran amiga y protectora de sor Juana.

Debido a la mentalidad de la época, la poetisa, al igual que todas las mujeres, tenía escasas oportunidades para desenvolverse más allá del matrimonio, y como no estaba interesada en casarse, su única opción fue ingresar a conventos para poder estudiar.

Muchos la consideran una mente con ideas adelantadas a su época, su sed de conocimiento no se limitó a la literatura -donde como poeta y dramaturga fue todo un prodigio-, sino que se extendía a la astronomía, las matemáticas, la historia, la música y la pintura.

A sor Juana la apodaban "La Décima Musa" y "El Fénix de América" por su deslumbrante inteligencia. Imagen: Especial

Su obra es amplia y compleja, pero si buscas comenzar a adentrarte en ella aquí tienes una selección de algunas de sus frases más ilustres:

"No estudio para saber más, sino para ignorar menos".

"Sin claridad no hay voz ni sabiduría".

"Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis".

"Queredlas cual las hacéis o hacedlas cual las buscáis".

"Y aunque es la virtud tan fuerte, temo que tal vez la venzan. Que es muy grande la costumbre y está la virtud muy tierna".

"Si al imán de tus gracias atractivo, sirve mi pecho de obediente acero, ¿para qué me enamoras, lisonjero, si has de burlarme luego fugitivo?".

"Teniendo por mejor en mis verdades consumir vanidades de la vida que consumir la vida en vanidades".

"Triunfante quiero ver al que me mata; y mato a quien me quiere ver triunfante".

"Sólo los celos ignoran fábricas de fingimientos, que como son locos, tienen propiedad de verdaderos".

"Al que ingrato me deja, busco amante; al que amante me sigue, dejo ingrata; constante adoro a quien mi amor maltrata, maltrato a quien mi amor busca constante".

"Yo no puedo tenerte ni dejarte, ni sé por qué al dejarte o al tenerte, se encuentra un no sé qué para quererte y muchos sí sé qué para olvidarte".

"Todos aquellos que se eligen por algún medio para algún fin, se tienen por de menor aprecios que el fin a que se dirigen".

"Bien con muchas armas fundo que lidia vuestra arrogancia, pues en promesa e instancia juntáis diablo, carne y mundo".

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo