Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Fuga para 200 dedos, la virtuosa despedida de 10 talentosos bailarines

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Diez jóvenes con pasión y hambre por la danza están a pocos días de concluir la primera etapa de su proyecto de vida al graduarse de la Escuela Profesional de Danza de Mazatlán (EPDM), del Centro Municipal de Artes. Cuatro años en los que las constantes fueron la entrega, sacrificios, satisfacciones y alegría, experiencias que este 9 de julio saldrán a flote en una prueba final... la función de graduación Fuga para 200 dedos, en la que estos artistas harán frente al público, pero principalmente a sus temores y fortalezas.

Latitudes en sincronía. Ana Karen González (Mazatlán), Melissa Herrada (Tijuana), Sofía González (DF), Alejandra Muñoz (Puebla), Javier Pérez (Ecuador), Annel Ramírez (Guerrero), Luis Alberto Rubio (Mazatlán), Alejandra Torres (Mazatlán), Eliana Jiménez (Colombia) y José Humberto Vega (Tijuana), procedentes de diferentes latitudes, se encontraron un día ante la oportunidad de formar parte de la familia dancística de la EPDM y ahora corresponderán a ese honor en cuatro coreografías creadas especialmente para esta gran ocasión.

200 dedos en cuatro piezas. La 13 generación tiene preparado un espectáculo que incluirá las coreografías, obra de los ganadores del Premio Nacional de Danza INBA, Claudia Lavista, Víctor Manuel Ruiz, Omar Carrum y el coreógrafo invitado, Mauricio Nava.

La tierra que habitamos, de Lavista; Ídem, de Carrum, y Concerto barocco, de Ruiz, son las tres coreografías que los próximos graduados presentaron especialmente a medios de comunicación días previos a la gala. Quedó a reserva la coreografía Sordom, de Nava, que se podrá apreciar también el día del estreno.

Víctor Manuel Ruiz, codirector de Delfos, destacó el nivel de los alumnos que egresarán este año. Por este motivo eligió prepararles una pieza bailable en la que el público será parte del divertimento que los jóvenes experimentarán acompañados de las notas en vivo de la Camerata Mazatlán, bajo la dirección del maestro Pércival Álvarez. Claudia Lavista, codirectora de Delfos, decidió hacer un homenaje a los graduados, disfrutarlos y capturar sus personalidades en una poética sobre su convivencia diaria llena de confianza, juegos y más. El ganador de la beca Guggenheim, Omar Carrum, optó por un montaje en el que potencializa las personalidades de los intérpretes hasta llevarlas a otro nivel y el sacar el lado oscuro que llevamos dentro. El coreógrafo invitado por segunda ocasión, Mauricio Nava eligió enfocarse en la sordera que sufre el humano ante el exceso de información en su entorno y la búsqueda del momento en que se deja de ser sordo.

Finalmente, se abordaron los proyectos que tienen en puerta los bailarines a graduarse. Diplomados con la compañía Lux Boreal Danza Contemporánea en Tijuana, residencias en Brasil con la Compañía de danza Quasar, cursos en la academia Juste Debout de París, y un año en Lituania con Aura Dance, entre muchos otros proyectos están ya confirmados para estos chicos.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>