Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Cultura

Hasta siempre Miguel Tamayo

Esta mañana dejó de existir uno de los hombres más apasionados por el arte de Culiacán

Por: Vanessa Félix

Miguel Tamayo.

Miguel Tamayo.

Culiacán, Sin..- Esta mañana falleció uno de los hombres más apasionados por la historia, el teatro, el cine y el arte de Culiacán, Sinaloa. Un ejemplo a seguir para muchos y distinguido por su labor en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Un trabajo que lo reconoció con el paso de los años, tras ser uno de los impulsores del teatro en la capital sinaloense.

En esta breve entrevista Don Miguel narra cómo conoció al Indio Fernández, director de cine mexicano y a la Diva, María Félix.

Después de varios años de luchar contra algunas enfermedades, hoy dejó de existir Miguel Ángel Tamayo Espinoza de los Monteros. Quién deja a muchos amigos tristes por su partida, pero desde dónde esté sabemos que estará descansando en paz.

A continuación una breve semblanza de su trayectoria:

A Don Miguel le tocó preparar los detalles para el festejo del Bicentenario en Culiacán en el año 2011.

“Estoy preparando algo, porque mi papá y una tía fueron a las fiestas del centenario a México, se fueron de aquí a Altata en el Tacuarinero, el Ferrocarril Occidental de México, ahí esperaron un barco que fuera a Mazatlán, ahí esperaron días también, para que un barco los llevara a Manzanillo, iban de puerto en puerto, después de ahí en un carruaje fueron a Colima, y unos días después también en un carruaje fueron a Guadalajara, de ahí si tomaron un tren para ir a México, hicieron más de 15 días en llegar”.

“A mi padre y a mi tía les tocó el famoso desfile histórico, la inauguración del monumento a la Independencia, eso fue en 1910, hace ya 100 años, unos días antes el presidente Don Porfirio Díaz ya había inaugurado el Emiciclo de Juárez, y el correo, e iniciaron nada más la construcción del Palacio de Bellas Artes, que en ese entonces era el Teatro Nacional, la construcción estaba bajo el mando del arquitecto italiano Aldo”.

“Y lo que iba a ser el Palacio Federal, tenía nada más la estructura donde está ahora el Monumento de la Revolución, pero vino la revolución y Bellas Artes fue inaugurado cuando era presidente de la República Abelardo Rodríguez. Lo estrenaron con una obra de teatro de Juan Ruíz de Alarcón, “La verdad sospechosa”.

Y un concierto con la Orquesta Sinfónica, en la obra trabajaban María Teresa Montoya, por cierto de esa obra, Óscar Liera hizo una adaptación, y la estrenaron en el teatro del seguro aquí, pero la vio la hija de Toledo que estaba encargada de DIFOCUR, y el padre dijo que estaban hablando mal del gobierno, entonces cancelaron la función, tratándose de esa obra que es de un autor mexicano.

Lo que era el Palacio Federal, en los años treinta también lo hicieron el Monumento a la Revolución, lo cambiaron y aprovecharon la estructura. Ahí están sepultados varios revolucionarios como, Don Plutarco Elías Calles.

“Yo voy a ampliar algunas fotos porque muchas de ellas las tomó mi papá y también compró postales, y las voy a juntar, para describir como era México en aquel tiempo, mi papá dejo muchas fotos de la Colonia Juárez, Reforma, de las calles más importantes en el año 1910.

La exposición fue en el Instituto Sinaloense de la Cultura.

También hay postales a color de cuando Hidalgo suena la campana en Dolores, hay otras donde se aprecia donde hubo movimiento.

Don Miguel trabajó durante 52 años en la universidad. Trabaje para la universidad, serví para la universidad, no digo quien pero hay quienes se sirven de ella y se hacen ricos, señaló.

Estudios: Estudié toda la preparatoria en un Colegio Militar, en Puebla.

Iba a estudiar en la escuela de arquitectura pero me metí en el ambiente del cine con el Indio Fernández, y ahí me quede todos los años, me gustó el cine.

El Indio me tenía mucha confianza, yo le cobraba sus sueldos, yo le pagaba a sus albañiles porque estaba haciendo una obra. A los pintores y a todos sus empleados. Eramos amigos, yo lo conocí en Sanborns, por unos amigos que lo conocían, no sé pero nos teníamos mucha confianza, yo vivía en su casa después.

¿Cómo se describe?

Me siento satisfecho porque creo que hice una obra muy importante para la cultura de Sinaloa.

A mi me tocó cuando llegué a Culiacán, me vine porque murió mi papá, y vine con el fin de llevármelo, tenía como 25 años, entonces llegué pero vi a mi mamá en malas condiciones, vivíamos por la Ángel Flores, y mi casa la había empezado a construir mi papá, entonces yo la terminé, llegué en los primeros días de octubre de 1953, y a los días entré a la Universidad cuando era rector el doctor Humberto Bátiz Ramos, ahí duré 52 años trabajando.

¿Cómo ve el arte, la cultura aquí en Culiacán, en Sinaloa?

Veo grandes mejores, si ha avanzado, porque el gobierno ha estado apoyando mucho, lo que es el gobernador mucho ha apoyado, hizo la Ley de las Artes y la Cultura, rehabilitó el mesón de San Carlos, que estaba en un estado lamentable, pero que tenía mucha historia, ahí estuvo la Universidad en un tiempo, fue hotel, fue el primer hotel que hubo en Culiacán, la primer casa en dos pisos civiles porque ya estaba hecho el Seminario, lo que es la presidencia municipal, entonces cuando lo iba a tumbar Sandra Calderón para hacer DIFOCUR nosotros hicimos un plantón, donamos la casa, hablamos a México, y de allá le prohibieron al gobernador que tentaran esa casa, pero Sandra y su gente comenzaron a quitarle puertas y ventanas, para que se callera, pero no lo logró. Ahora está preciosa, con un acabado muy fino, me dio mucho gusto porque yo fui de los que mas se peleó con Sandra, porque le decíamos porque no lo rehabilitaba y se hacía un museo de la ciudad.

¿Algún consejo que usted le de a los nuevos pioneros en el cine, la escritura?

Lo único que puedo hacer es apoyarlos, los que no tienen con que montar su obra, ayudarles y hacerlo.

Recuerdos:

Tengo más de 200 álbum de fotos, de amigos, viajes y mi vida.En mis ratos libres acomodo fotos, porque tengo muchas que aun no las pongo en álbum.

Libro: Ahorita estoy leyendo un libro de teatro que escribió un teatrero de Hermosillo, muy importante, sobre el teatro mexicano desde principios de siglo hasta ahora, muy bonito, en el vienen muchas obras que yo vi en México, habla de los directores, escenógrafos, actores, de todo.

La exposición abarcará desde la muerte de Cañedo, hasta el gobierno constitucionalista de Venustiano Carranza.

Con quién se tomaría un café: Con el Indio Fernández, lo primero que se hacía en su casa temprano, cuando nos levantábamos era tomar el café.

¿Cuántos años vivió con el Indio? Desde el 1945 a 1953, casi 8 años.

Conocí a María Félix cuando hizo Emilio “Enamorada”, con ella, yo no sabía nada de cine, se me hacía muy raro. El pueblo era Cholula, y la portada era el templo San Francisco Ecatepec, y el interior era la capilla del Rosario de Puebla.

¿Cómo se le hizo María Félix?

 

La mujer, la diva, increíblemente bella, yo la conocí en el atrio de la iglesia San Francisco Ecatepec, el Indio y ella se decían compadres, no se porque, pero antes de que filmaran esa película toda la gente y los periodistas decían que iba a ser un desastre por el carácter de María y el Indio, pero ellos se llevaban maravillosamente. Ese día ella llegó vestida, y le dijo mira comadre te voy a presentar a un paisano tuyo, me dijo de donde eres tu y le dije soy de Sinaloa, y me dijo, la misma a los dos nos bajaron del huacatete.

“A los días fuimos a Mozoc, porque el Indio quería comprar unas espuelas, y a ella le regalaron una plancha con su nombre, a la salida me dijo ten, como no era de oro, no la quiso”.

Descanse en Paz, Miguel Tamayo Espinoza de los Monteros.

En esta nota:
  • miguel tamayo
  • Miguel Tamayo Espinoza de los Monteros