Cultura

Intensa noche de ritmos con Dantor

La pasión, energía y talento del quinteto es mostrada en el marco del Festival Cultural Mazatlán 2019

Por  Itzchelt Rodriguez

Energético concierto presentaron los integrantes de Dantor en el TAP.

Energético concierto presentaron los integrantes de Dantor en el TAP.

Mazatlán, Sin.- La noche del pasado viernes, tocó a la música de jazz engalanar el Festival Cultural Musical Mazatlán 2019, con el espectacular concierto del quinteto Dantor, que interpretó las composiciones de su reciente disco, Sinestesia.

Ritmo y pasión

Mientras el público llegaba a ocupar sus lugares en el TAP, sobre el escenario se apreciaba un piano, una batería, una guitarra, un violín, una viola y un bajo, instrumentos con los que en pocos minutos, Daniel Torres, Hiram Gris, Daniel Badillo, Aarón Cruz e Israel Torres harían experimentar gratas sensaciones con sus composiciones. Finalmente, la espera terminó y los talentosos músicos salieron al escenario y empezaron con una sensacional mezcla de sonidos cariocas, regionales, de rock y clásicos que arrancaron los aplausos del público, que se preparaba para gozar  una espléndida velada.

La destreza de los músicos fue motivo de admiración durante la velada.

Admiración

Los minutos transcurrieron y la gente se mostró impresionada por ver la pasión y entrega de los músicos hacia el concierto. Uno de los momentos más emotivos de la velada fue cuando los hermanos David e Israel Torres se quedaron solos y se pusieron a tocar juntos. Al finalizar la pieza se escuchó la voz de una mujer de entre el público mostrando la admiración hacia sus hijos.

Asombro

El espectáculo llegaba a su final cuando  el guitarrista y fundador el grupo, Daniel Torres, dijo sentirse muy emocionado por regresar a entregar su arte a la tierra que lo vio nacer, y a capella realizó la técnica de canto difónico, que consiste en realizar dos sonidos al mismo tiempo con la garganta. Después de esta demostración y con la piel del público erizada, tocaron la última pieza de la noche, Govich. En esta obra musical se apreció la combinación de las notas de El niño perdido y El sinaloense, con ritmos sudamericanos, africanos y la técnica que había enseñado con anterioridad Torres, para hacer una pieza digna de ovaciones. Las reverencias fueron el agradecimiento de los artistas hacia su eufórico público, que entre aplausos, chiflidos y gritos  pedía más de su fabuloso  arte. Para no dejarlos con las ganas, volvieron a salir al escenario y se despidieran al interpretar el bolero, Se te olvida. 

  • Concierto
  • Jazz
  • Festival Cultural Mazatlán 2019