Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La Colonia Americana, un pasado destruido

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- La historia de un pueblo habla por su patrimonio y el de Los Mochis fue destruido casi en su totalidad hace aproximadamente ocho años con el derrumbamiento de la Colonia Americana, que albergaba las primeras casas que se construyeron alrededor del ingenio azucarero, propiedad de Benjamin Francis Johnston Williams.

La fundación. La Colonia Americana se componía de un conjunto habitacional totalmente resguardado, perteneciente a la antigua Sinaloa Sugar Company, y se le llamó así ya que ahí vivieron americanos que llegaron a trabajar al ingenio. Las primeras muestras de arquitectura que se dieron fueron anglosajonas, luego la ciudad se fue nutriendo de ciudadanos de distintas nacionalidades, sobre todo ingleses, alemanes, italianos, libaneses, japoneses y chinos, de los cuales siguen vigentes en los apellidos de los ciudadanos Atwood, Hampl, Ham, Fong, Wong, Kuroda, Ley, Free, Richerd, Richard, Gambino, Testolini, Barricini, Saquelare, Smith, Servín, Kamergan, Rose, Rossette, Heissman, Ruz, Ordorica, Guell, Hashimoto, Yoshida, Eng, Murichigi, Hays, Hash, Huggard, Reed, Prandini, Abad, Yamuni, Douriet, Dabdu, Adams, Chang, Damm, Fox, Ham, Hayashi, Miller, Millán, Nozato, Peimbert, Pitter, Rousset, Sam, Smith, Stone, Stephens, Ugson, Urquidy, Vidovish, Wetsel, Walker, Ward, Wilson, Zaconi, Portugal, Gil, Hubbard, Ulibarri.

Las casas de la Colonia Americana estaban rodeadas de jardines y parques, estaban perfectamente adaptadas al clima mochitense, ya que eran protegidas con mosquiteros y los ciudadanos las consideraban una señal de identidad.

La historia que acabó en demolición. El sábado 30 de diciembre de 2006, los ahomenses despertaron con la noticia de la destrucción de la mayoría de los edificios de la histórica Colonia Americana. Fue considerado un duro golpe al corazón de Los Mochis, sin que ninguna autoridad pudiera impedir la destrucción de este patrimonio de los sinaloenses.

Al filo de la medianoche entre el sábado 30 y domingo 31 de diciembre, maquinaria pesada propiedad de la empresa azucarera dañó 20 de las fincas.

Las antiguas oficinas del ingenio, donde despachaba Johnston, también fueron demolidas en su totalidad y el edificio conocido como La Varsovia, que se reconoce como el primer hotel, sufrió los rigores del arrasamiento.

Tras el atropello, autoridades municipales actuaron a través del encargado de Obras Públicas y del Departamento Jurídico de la presidencia del Ayuntamiento de Ahome, encabezada entonces por Policarpo Infante Fierro, quien aseguró no haber concedido permiso de destrucción.

Un grupo de ciudadanos, artistas e intelectuales se mantuvieron en lucha por la defensa del patrimonio cultural con un plantón, manifestándose a través de asambleas informativas, conciertos musicales y exposiciones de pintura. Habían atraído la atención de los regidores para que aprobaran la declaración de Patrimonio Histórico Cultural sobre el predio y las fincas con el ánimo de que la protección municipal hiciera efectiva la preservación, pero no tuvieron resultados positivos.

Una de las pocas fincas que lograron rescatarse y pretenden rememorar su pasado histórica es lo que quedó de la Casa Varsovia, donde en poco tiempo podrán disfrutar de un museo interactivo llamado Trapiche.

Esta Colonia era un rasgo que hacía diferente a Los Mochis en relación a otras ciudades mexicanas.