Cultura

La cultura está en las historias

CULIACÁN
Avatar del

Por: Rocío Reynaga

1/9
La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

La cultura está en las historias

Culiacán, Sinaloa. "No tengo una imagen fija de dónde estaré en un futuro, no sé donde, pero me veo pintando y dibujando siempre", es lo que piensa Jennifer Alejandra Cárdenas y se lo cuenta sentada en el piso a Adarely Morgan, una joven periodista que más que interesarse por datos duros y cifras, le importan las historias. Al igual que Adarely, Melissa Moraila, Emma Leyva, Fernanda Beltrán, Elizabeth Beltrán y Héctor Hernández, salieron a la calle a preguntar y preguntarse, prácticas que forman parte del oficio; una actividad que se realizó en el taller de periodismo cultural que se ofreció en el Centro Cultural Regional del Noroeste.

'Un paseo por el arte'. Los periodistas se acercaron al entorno, se integraron a la cotidianidad del Paseo de las Artes en el callejón Andrade para comprobar que en el mundo entero las posibilidades de temas culturales están presentes; nos guiñan el ojo.

>

Un paseo por el arte es el resultado de las pesquisas de Fernanda Beltrán, quien se sorprendió con la esencia de unicornios en el callejón:

"Claudio, quien es uno de los impulsores, cuenta la lucha que ha vivido por mantener un lugar auténtico, 'empezamos en la plaza Catedral, luego nos quitaron; luego nos mandaron para el kiosco, luego nos quitaron los mismo vendedores ambulantes'. Sonriente, él junto a su amigo me pide una foto, la cual transmite toda su singularidad y entusiasmo por hacer lo que le gusta. Claudio, con sus manos es capaz de crear joyería con materiales orgánicos y naturales, como semillas de jojoba y tabachín; así como unas pulseras hechas con madera pintada, que no tardó en tomar y poner una en mi muñeca al momento de preguntarle acerca de aquella peculiar pieza. De fondo nos envolvía una música relajante y el claxon de los automovilistas desesperados".

Cenizas de unicornio. "Durante el transcurso en el que me hago partícipe de aquella alegre tarde, observo y capturo un par de fotografías. Edna, una joven sonriente que se encuentra detrás de la mesa, donde su hermana sigilosamente acomoda unas cuantas creaciones, sonríe y hace ademán de posar ante mi lente; le devuelvo la sonrisa y me acerco a curiosear. Encuentro unos peculiares frascos: 'son pociones, este es tóxico, estas son cenizas de unicornio, aunque no lo creas', suelta una gran risa que me contagia. 'Yo lo maté con mis propias manos. La verdad, un día bromeando salió el juego con unas escarchas plateadas; bromeando, mi hermana dijo que era como Edward Cullen, y también la sangre de vampiro, y vio unos frasquitos, los llenó y se vendieron', relata la joven. Al finalizar nuestra plática, saca una pluma y rompe un pedazo de papel donde apunta el nombre de la página donde puedo encontrar todas las creaciones de su hermana, y me lo entrega".

Mundo paralelo. Por su parte, Emma Leyva construye su crónica con la historia de un personaje de la ciudad, al cual muchos le han depositado su fe:

"El olor a lluvia y el viento húmedo acompañaba y revoloteaba en cada uno de los puestos sobre el Paseo de las Artes. Caras conocidas y desconocidas, todas con un mismo sentido y objetivo: convivir en honor al arte. El bullicio de las palabras en el aire y la música de fondo formando una armonía que complementaba perfectamente con la atmósfera que se observaba. Aquí es donde se da la tertulia y reunión de cualquier tipo de expresión artística, aquí no se excluye, aquí todos son bienvenidos, claro, si están dispuestos a envolverse en este pequeño mundo paralelo a la caótica ciudad".

Atrapasueños… Composición radial. "Se encuentran desde vendedores de antojos, como raspados, coleccionistas de libros; pintores, artistas plásticos, dibujantes y hasta músicos espontáneos, mas no improvisados. La combinación de todo esto en un solo lugar da el resultado de una pócima que se disfruta y se bebe como una buena copa de vino, lentamente pero saboreando cada sorbo que das". "Entre los presentes se encuentra un personaje característico de Culiacán, y digo característico porque sé que es bastante conocido; de repente lo encuentras en cualquier parte de la ciudad con sus cabellos enmarañados, pintando y coloreando donde le den cabida. Él tiene ya dos años llegando con la sonrisa y alegría que siempre lo distingue a vender sus atrapasueños, así lo explica: 'La composición radial es parte de la pintura, la cual yo realizo hace ya tiempo y tiene que ver mucho con el proceso de realizar un atrapasueños, es por eso que me llamó la atención. La combinación de estas dos cosas que me gustan y poder conjugarlas es algo que me fascina', comentaba Mayel mientras con sus manos terminaba de tejer un atrapasueños, y entonces continúa, 'la gente llega y me compra y uno a veces hasta de sicólogo la tiene que hacer, porque como se sabe este objeto tiene su leyenda y su propósito, pero yo les digo que los hago como una artesanía, tú eres el que le pone la fe, el significado y pensamiento', platicaba Mayel mientras se preparaba para su otra faceta, la de músico, y entre sus manos llevaba un yembe porque ya era hora de entrar a escena".

El paseo de las artes, un mundo de personajes. Mientras tanto, Adarely Morgan no sólo se gana una entrevista, sino también a una amiga:

"Jennifer Alejandra Cárdenas Castañeda es una joven de Culiacán, es la hija mayor de su familia. Actualmente estudia en Cetis 107 y también francés. A sus 17 años de edad es la creadora de sus propios diseños de dibujos en playeras".

>

"Con un tono de voz suave atiende la entrevista. Dice nunca haber estudiado nada en relación al dibujo, pero que le fascinaría estudiar la licenciatura en diseño gráfico junto con artes visuales.

Lo de vender playeras con dibujos comenzó cuando su novio y ella querían juntar dinero para ir a un concierto. Inició con dos playeras y le gustó, después hacía diseños por encargo y finalmente ahora diseña sus propios dibujos. Después de haber visitado varias veces el Paseo de las Artes, el cual le parece un lugar muy padre, al fin se animó a ir y vender sus playeras".

La primera venta. "Con una sonrisa que deja observar sus brackets, contesta con voz pausada, pero muy entusiasmada '130 pesos', cuando se acerca una señora como de unos 40 años de edad a preguntar el precio de sus playeras y le hace un encargo especial: una playera de dibujo con colibríes (...) No pasan ni unos segundos cuando un joven se acerca y también pregunta por una playera que le llamó la atención '¿Cuánto esta playera?', de nuevo con una sonrisa Jennifer responde: '130, y también puedo realizar el mismo diseño en playera para hombre'. El joven le dice animado con un billete de 500 en mano '¡no, ésta es la que quiero!, es para un regalo'; sólo que Jennifer no tiene cambio, por lo que el interesado opta por ir en busca de feria y le asegura que volverá, que se la aparte".

>

"Después de unos minutos y un poco desanimada en la espera de su comprador, se balancea sobre sus tenis grises deslavados diciendo 'creo que ya no va a regresar por la playera'. Y mientras el vendedor de libros que se encuentra a un costado de ella comienza a guardar todo, Jennifer no suelta su cadenita de ave que lleva colgada al cuello y la sujeta entre sus manos observando a un costado en espera de un comprador".

"El viento está aumentando de fuerza, pero un arcoíris se asoma entre las nubes e ilumina el cielo por un instante, eso pone de buen humor a todos los que presenciamos tan bello pincelazo de color en lo alto. De pronto, el joven regresa para comprar la playera, esta vez con la cantidad exacta para pagar la primera playera que vendió ese día".

En esta nota:
  • paseo
  • artes
  • callejon
  • tianguis
  • andrade
  • periodismo
  • cultural
  • cecur
  • centro
  • cultural
  • regional
  • noroeste