Cultura

La poesía y Dámaso Murúa se apoderan de la FeliUAS 2019

En el marco de las letras se rinde homenaje al autor del “Güilo Mentiras”. La poetisa Coral Bracho presenta su libro, Debe ser un malentendido. Por problemas de salud, Emiliano Monge no asiste. Se disfruta la presencia de Javier Velázquez y Leonor Ramírez, que hablaron de sus respectivas obras
 

Por  Maribel Arredondo

Francisco Meza, coordinador de la editorial UAS, en compañía de la poetisa Coral Bracho. Foto: Cortesía(El Debate)

Francisco Meza, coordinador de la editorial UAS, en compañía de la poetisa Coral Bracho. Foto: Cortesía | El Debate

Mazatlán.-Dentro del cuarto día de actividades de la FeliUAS 2019, que se realizó del 27 al 31 de marzo, se rindió homenaje al escritor Dámaso Murúa (1933-2019), quien falleció hace unos días. También tuvo lugar la presentación del libro Debe ser un malentendido.  A las 19:00 horas del sábado estaba contemplada la presencia de Emiliano Monge con su ejemplar, No contar todo, pero por problemas de salud, el autor no pudo asistir.

Foto: Cortesía

Tarde de poesía

Para iniciar las actividades de la tarde del sábado, tuvo lugar la presentación del libro, Voces en el espejo, de Leonor Ramírez, editado por Horson, obra ganadora del Premio Binacional Valladolid 2018. En la charla se contó con los comentarios de   Fania Orrantia. La escritora ha tenido varios años dedicada a la promoción de la literatura en niños y jóvenes.
Luego tocó turno a Javier Velázquez, quien trajo a este marco el libro, Lo revelado por tus manos, publicado por la editorial ISIC, que plasma  las vivencias del autor. En la presentación se contó con los comentarios de el poeta mazatleco Moisés Vega.
“(El texto) habla, por ejemplo, de la muerte, habla del amor y toca temas eminentemente cotidianos. He tenido la precaución de hacer poemas sencillos, fáciles de entender en ese sentido; pero no por ello quiere decir que sean poemas hechos de manera fácil”, externó el autor. Añadió que las obras poéticas que integran el libro le llevó realizarlas varios años. Algunas tienen 20 años de su creación. Reveló que   su obra tienen influencias de Gilberto Owen, Jesús Ramón Ibarra y José Emilio Pacheco.

Homenaje a Murúa

Tras la ausencia de Monge, se dio paso al homenaje, surgido de manera improvisada, para el escritor originario de Escuinapa Dámaso Murúa, autor del libro “El Güilo Mentiras”.
Carlos Brun, egresado de la carrera de Comunicación de la UAS, fue en encargado de hacer una reseña del artista y detallar el legado que Murúa dejó a su partida.
Para luego proyectar un largometraje sobre “El Güilo Mentiras”, realizado por Brun en el 2015 con Angora.

Detallaron que el personaje que sí existió y se llamaba Florencio Villa. En este proyecto se mostró su historia a través de entrevistas realizadas a varios personajes, entre ellos su familia. El famoso personaje fue inspiración para que se realizara una obra de teatro en su honor, llamada Jamasito miento, a cargo de Delta Teatro. También se le escribieron varias canciones, entre ellas una cumbia.
Al terminar, el público brindó un cúmulo de aplausos en honor del  fallecido autor, para cerrar con una carta que Brun dedicó al autor sinaloense, “que ahora escribe en el cielo sus historias”. Luego se escuchó la cumbia de “El Güilo Mentiras”, cantada por Elisa Pérez Meza.

Enfermedad de la memoria

La poetisa Coral agradeció que se le diera la oportunidad de estar en la FeliUAS a los organizadores. Refirió que uno de sus primeros recuerdos tiene que ver con Mazatlán, lugar que visitó con sus padres cuando era niña. Evocó sus paseos en la plaza, al ver una piedra muy hermosa que la impresionó. Recordó que hace unos años volvió a venir al puerto y estuvo en ese lugar, lo cual fue muy gratificante para ella.
La noche se vistió de poesía con su libro, Debe ser un malentendido, dedicado a su madre, quien padecía Alzheimer. Se contó con la participación de Francisco Meza, coordinador de la editorial UAS. Estaba contemplado que los comentarios estuvieran a cargo de la poetisa sinaloense Ana Belén López, quien sufrió un percance y no puso asistir. En su lugar, Meza, adentró a los reunidos en un viaje de emociones, al leer junto con la autora varios poemas (Diario, Habla ella o Intuiciones) que integran el libro Debe ser un malentendido.
En la plática, la autora compartió cómo fue para ella vivir la enfermedad de su progenitora. Plasmó en poemas cortos y largos cada momento que marcaron los años en que estuvo en tratamiento.
Algunas piezas poéticas fueron parte de su imaginación, otras narran momentos vivenciales específicos durante las visitas a los médicos y las actividades de su madre, ante la lucha de no perder la memoria.
“Este libro es parte de mi experiencia con el Alzheimer que tuvo mi mamá, y obviamente lo generalizo también. Y me interesó hacer un libro así, sobre todo por lo interesante que era el percibir cómo funcionaba su cabeza, su relación con el mundo de una manera mucho más rica de lo que estamos acostumbrados a pensar”, compartió la poetisa.
Indicó que quería compartir cómo es para las personas que padecen Alzheimer y para sus seres queridos sobrellevar la lucha contra la pérdida de la memoria de una persona, pero sobre todo, quería plasmar que pese a la limitante de la mente, su madre recordaba cosas muy importantes y esenciales para la vida, entre ellas, el amor. 
=