Cultura

Labastida se sumerge en la poesía de Chumacero

Ofrece charla en el Centro Cultural de la UAS, donde abunda en la prosa del autor nacido en Acaponeta. Se analizaron las piezas de sus poemarios, Páramo de sueños, Imágenes desterradas  y Palabras en reposo

Por  Maribel Arredondo

JAIME LABASTIDA(EL DEBATE)

JAIME LABASTIDA | EL DEBATE

Mazatlán.- La poesía de Alí Chumacero fue escudriñada y desmenuzada por  Jaime Labastida, quien ofreció una charla  en el Centro Cultural de la Universidad Autónoma de Sinaloa.
Este evento se hace con el apoyo de El Colegio de Sinaloa. Durante más de una hora, Labastida llevó a los presentes a un viaje de nostalgia, de amor, de sufrimiento y desamor al adentrarse en las piezas poéticas del fallecido autor originario de Acaponeta,  que a su partida dejó tres libros escritos, Páramo de sueños, Imágenes desterradas y Palabras en reposo.

 Homenaje a un poeta

A las 19:00 horas inició la charla, Un espejo de palabras: Poesía de Alí Chumacero, donde se abundó en su obra y Labastida contó algunas anécdotas del poeta, de quien resaltó su sentido del humor y lo bromista que era.
“La poesía de Chumacero es densa y difícil. Acaso la lectura de los poetas contemporáneos lo obligó a escribir así, a exigir de sí mismo un rigor mayúsculo. Del poema que me he ocupado, Responso del peregrino, se han dado diversas explicaciones en un verso que habla de María. El poeta hace una confesión y empieza diciendo ‘yo pecador’, de allí la conclusión de que algún crítico diga que el poema es religioso, que alude a la Virgen María. No hay tal cosa, la pasión contenida en él solicita perdón y se humilla para tenerlo”, expresó Labastida.
Además, externó que el poeta mencionado era nostálgico y en alguna ocasión le expresó a él que ese poema lo había escrito al casarse con su esposa, María, y lo hacía para pedirle perdón adelantado, por si en un futuro llegara a fallarle. Por una hora se detalló sobre la obra del vate y se declamaron algunos de sus poemas.

Foto: Sergio Pérez.

Amor y dolor

Para dar seguimiento a la charla, inició la etapa de preguntas y respuestas, donde el exponente interactuó con el público, que le planteó sus dudas.
Respecto a por qué el autor solo escribió tres libros en 12 años dedicado a la faceta poética, refirió: “Él dijo en reiteradas ocasiones que la poesía era asunto de jóvenes, que solo al  inicio de la juventud se escribía poesía. Era su forma de verlo. Grandes poetas han escrito grandes poemas, no solo en su madurez,  incluso ya ancianos, no hay por qué pensar así. En su caso, el impulso vital, que era el que le dictaba los poemas, llegó a su fin.”
Respecto a cómo describe la obra del autor del poema En polvo eres,  externó: “Hasta en los poemas donde aparentemente hay amor, el amor crece en un páramo,  el amor está en penumbras, pero no avanza hacia la destrucción, vive en la desolación misma... Alí no tiene rencor, busca el amor pero no lo encuentra finalmente”.

Foto: Sergio Pérez.

Sobre los motivos para que el autor ya no escribiera más, detalló: “No encontró el impulso que lo llevaba a escribir. No creo que dijo voy a escribir una obra maestra que se llama Responso del peregrino y ya, nadie es tan consciente para hacer eso”.
Por último abundó en la etapa de editor de libros de Chumacero, quien se dedicó varios años a esa labor.

  • Charla
  • Ali Chumacero
  • Jaime Labastida