Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Los amigos de Octavio Paz

CENTENARIO

Octavio Paz y Jorge Luis Borges.

O.P. y Carlos Monsiváis.

Elena Poniatowska y O.P.

Gabriel García Márquez, José Luis Cuevas y O.P.

Fernando de Szyszlo, Octavio Paz, Damian Bayon, Mario Vargas Llosa y Guillermo Cabrera Infante.

Carlos Fuentes, Marie Jo y O.P.

Culiacán, Sinaloa. Amigos entrañables que se carteaban, aunque las noticias por leer hubieran perdido ya su vigencia; amigos escritores que hablaban a su vez de otros escritores. Con discrepancias y coincidencias discutirían en un café de algún rincón del mundo, a lo mejor con un espresso para despertar las ideas y un cigarrillo para apaciguar las ansias.

Amigos y colegas. No todo serían tertulias intelectuales entre los camaradas, seguramente hubo también alegóricos festines donde tragos y tapas coincidirían con música estruendosa, sin dejar del lado el baile suculento que libera el cuerpo; ni faltarían citas entre ellos para apreciar historias en el cine, en alguna sala vieja con asientos apeñuscados. Sin dejar de mencionar aquellos desencuentros que ocasionarían distancia entre los colegas, motivados por ideas literarias e ideológicas.

Ésta y otras cuestiones se abordan en este espacio, el cual está dedicado a amigos y colegas de Octavio Paz, quienes en su momento le dedicaron a puño y letra sus juicios o sentimientos;sus quejumbras o complacencias; quienes lo felicitaron aquel 11 de octubre de 1990.

La obra de Paz, una estrella de mar. "A lo largo de treinta años la Obra de Octavio Paz ha sido para mí esa estrella de mar que condensa las razones de nuestra presencia en la Tierra. Poeta ante todo, es decir cazador de ser, Paz posee esa rara cualidad que sólo se encuentra en un Valéry o en un T.S. Eliot: el poder de hacer coexistir paralelamente y sin choques (puesto que a partir de Einstein hemos aprendido que las paralelas acaban por encontrarse) el canto poético y la reflexión analítica". Julio Cortázar, fragmento de Homenaje a una estrella de mar, en Cortazar de la A a la Z, 2014.

Paz y Cortázar bailando en un jardín de la India

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/V2eeaAeZBaY?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Un agradecido lector. "Admiro mucho a Octavio Paz. Me gusta lo que escribe. No tengo nada interesante que decir sobre él en este momento. Soy simplemente un lector agradecido de Octavio Paz". Charla con Jorge Luis Borges, publicada por Carlos Cortínez, en Borges, the poet, 1986, a través de la revista Fractal No. 7, 1997.

Enojado por una comunista. "Él se enojó cuando hice la novela de Tina Modotti (Tinísima, 1992) pues, en su opinión, 'no tenía por qué dedicarle un sólo esfuerzo a una comunista y a una estalinista'. A mí no me distanció, pero yo creo que él no estaba contento con eso". Elena Poniatowska, publicación de El Universal, 2014.

Paz, el modelo de Coherencia. Un amigo mío, el escritor y ensayista Luis Loaiza, me prestó un día una pequeña plaqueta: era Piedra de sol. Todavía recuerdo la enorme impresión que me produjo y lo sigo considerando uno de los grandes poemas modernos de la lengua. Así conocí a Octavio Paz y, desde entonces, comencé a leer su poesía, que llegaba a Perú en las ediciones del Fondo de Cultura Económica. Años más tarde, vivía en Europa y ahí descubrí sus ensayos que me revelaron a un gran pensador. En los años sesenta lo conocí personalmente en Londres, en donde nos vimos con frecuencia. La simpatía fue recíproca y, desde entonces, mantuve con él una amistad que nunca se interrumpió, que nunca tuvo sombras. Incluso, cuando en México yo hablé de la "dictadura perfecta" en el Encuentro Vuelta, que él organizó, tuvimos una cierta discrepancia, pero no un distanciamiento. La amistad nunca se rompió. Él sabía de la enorme admiración que yo le tenía, una admiración que primero se dirigió al poeta; y que se extendió luego al ensayista y, más tarde, a la persona. En Octavio se dio la conjunción poco frecuente de un gran poeta, de un pensador importante y de una persona que siempre fue, desde el punto de vista cívico e intelectual, un modelo de coherencia. Por el espíritu con que actuó siempre –sin temor de ir contra la corriente–, fue una figura excepcional, marginal y que nunca cedió al oportunismo". Entrevista a Mario Vargas Llosa en Letras Libres, No. 183, 2014.

Porque si no contigo, ¿con quién? "No sé ni dónde ni cuándo te escribo; hay demasiados desgarramientos; una noche de borrachera y el cielo lunar de París alfombrado para los borregos y horas enteras de conversación con Pepe Bergamín y luego con Alejo Carpentier y después con Buñuel y García Márquez y hasta hace un rato con Pedro Cuperman (lo cual explica la borrachera, pues discutimos de lo que desconozco: literatura sánscrita) y José Emilio Pacheco se fue a dormir y yo fastidiado porque la noche es de Restif de la Brettone y ya no hay con quién conversar pero siempre tengo el recurso de acudir a ti y escribirte una carta, aunque después no la mande (qué boludez, como dicen los ches). Todos estamos tan desolados, tan alegres, tan confundidos, como si de repente el parto y la muerte fuesen simultáneos (¿no lo han sido siempre?), y bueno, mañana Rita y Cecilia se van a un México que ni tú ni yo volveremos a reconocer y yo, put... que soy, me largo a Mallorca, lejos del terror supremo del país que escogí para mí (y pude escoger, qué sé yo, Argentina o Chile o los USA o Suiza o Francia ahora mismo, pourquoi pas, y escogí ese encabronado infierno escriturado por el niño dios y el diablo, los géminis sabrán por qué, no son sólo mis padres y mis abuelos, qué carajos, eran salmantinos y canarios y alemanes, chin..) y yo estoy atado a este país donde la luna brilla de día… Te digo lo que me sale, porque si no contigo, ¿con quién?, contigo siento la confianza de ser pend..., borracho, comemier... y si se ofrece hasta medio cuerdo, porque creo en tu ejemplo y en tu amistad y en Marie José como la definió hoy en la tarde Bergamín, 'belleza discutible y por ello obsesiva', pregunta y fascinación, ¿no es lo mismo? Perdona esta carta y dime qué piensas tú desde la India, recibo todas estas cartas contradictorias desde México y yo, Octavio, privilegiado y miserable frente al Sena, sólo me digo: ser escritor es decir lo que se piensa, sí, pero también, antes, sobre todo, pensar lo que se escribe y mi esquizofrenia se vuelve absoluta. ¿Qué pasa en México? […]. ¿Qué hacer, Octavio: regreso a México en enero o me quedo aquí, donde me gano la vida y escribo en un ambiente de respeto y amistad… y allá sería lo que ya sabemos?". Carta escrita por Carlos Fuentes, fechada en 1968, publicada por Julio Ortega en la Revista Iberoamericana, 1971, a través de Roberto Pliego.

Impresionado por Los olvidados. Octavio Paz y Luis Buñuel se conocieron en 1937, en España. Pablo Neruda se encargó de presentarlos. El premio Nobel quedó impresionado con la película de Buñuel Los olvidados, que se encargaría de promover.

El castrismo de García Márquez. Octavio Paz se distanció de Carlos Fuentes, así también de Gabriel García Márquez, a raíz del encuentro Siglo XX: la experiencia de la libertad, que organizó Paz en la Ciudad de México en 1990. En dicho encuentro se reunieron intelectuales de todo el mundo, pero Fuentes y García Márquez declinaron la invitación; a ambos escritores, el Nobel los calificó como "apólogos de tiranos", y a García Márquez le dedicó lo siguiente, "hay que aprender a decir y a escuchar la verdad: hay que criticar tanto el estalinismo de Neruda como el castrismo de García Márquez".

Aportes a la democracia. "Paz critica al Partido de la Revolución Democrática, y al EZLN y el Subcomandante Marcos. Pero así la izquierda discrepe de sus tesis, las comparta a medias o maneje otros elementos de juicio, en los años últimos la confrontación viene muy a menos. Es vastísimo el aprecio a la obra de Paz y sus aportaciones a la democracia, y las discrepancias, por numerosas y significativas que sean, no impiden la continuidad ya sin fracturas del diálogo, abierto entre sus páginas". Carlos Monsivais para Letras Libres, No. 4, 1999.

Aniversario. Con motivo del centenario del nacimiento de Octavio Paz (1914-1998), el periódico EL DEBATE ofrece una serie de especiales dedicadas al Nobel de Literatura. Siga buscándolos en la sección de Artes.