Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¿Los secretos del Himno Nacional Mexicano?

CULIACÁN

Ciudad de México.- Las letras del Himno Nacional Mexicano fueron compuestas por el poeta oriundo de San Luis Potosí, Francisco González Bocanegra en el año de 1853. En 1854, el catalán Jaime Nunó compuso la música del himno que desde entonces acompaña al poema de González. El himno, compuesto por diez estrofas, entró en uso el 15 de septiembre de 1854. Desde 1854 hasta su adopción oficial en 1943, la letra ha sufrido severas modificaciones para estar acorde con los cambios políticos que se daban en el país. Extraoficialmente, el himno se llamaba "Mexicanos, al grito de guerra" , el cual es también la primera línea del coro.

Recientemente eldeforma.com, publicó en torno a la supuesta pérdida de derechos del Himno Nacional por parte del gobierno mexicano, lo cual causó una gran polémica entre la gente y fue retomada por algunos medios de comunicación

Pero no todo lo que publica eldeforma.com es falso, pues los derechos del Himno Nacional, de acuerdo con lo dicho por René Franco, compuesto por Jaime Nunó y Francisco Bocanegra, sí pertenecen a una compañía estadounidense.

Compartimos con ustedes la letra del Himno nacional mexicano.

Himno nacional mexicano

Mexicanos, al grito de guerra

el acero aprestad y el bridón,

y retiemble en sus centros la tierra

al sonoro rugir del cañón,

y retiemble en sus centros la tierra

al sonoro rugir del cañón.

Ciña ¡oh patria! tus sienes de oliva

de la paz el arcangel divino,

que en el cielo tu eterno destino

por el dedo de dios se escribió,

más si osare un extraño enemigo

profanar con su planta tu suelo,

piensa ¡oh patria querida! que el cielo

un soldado en cada hijo te dio,

un soldado en cada hijo te dio.

Mexicanos, al grito de guerra

el acero aprestad y el bridón,

y retiemble en sus centros la tierra

al sonoro rugir del cañón,

y retiemble en sus centros la tierra

al sonoro rugir del cañón.

¡Patria! ¡patria! tus hijos te juran

exhalar en tus aras su aliento,

si el clarín con su bélico acento

los convoca a lidiar con valor.

¡para ti las guirnaldas de oliva!

¡un recuerdo para ellos de gloria!

¡un laurel para ti de victoria!

¡un sepulcro para ellos de honor!

¡un sepulcro para ellos de honor!.

Mexicanos, al grito de guerra

el acero aprestad y el bridón,

y retiemble en sus centros la tierra

al sonoro rugir del cañón,

y retiemble en sus centros la tierra

al sonoro rugir del cañón.