Cultura

Mexicanísimo cautiva en el TAP

Decenas de personas gozan una espectacular velada con el concierto que brinda la Camerata Mazatlán en el marco del Festival Cultural Mazatlán 2019

Por  Itzchelt Rodriguez

El maestro Javier Pérez Bonilla fue el encargado de dirigir el extraordinario concierto.

El maestro Javier Pérez Bonilla fue el encargado de dirigir el extraordinario concierto.

Mazatlán, Sin.- Los sonidos de las violas, los violines, los violonchelos, flautas y percusiones impregnaron la máxima casa de artes de esta ciudad, con el concierto Mexicanísimo, que estuvo a cargo de la Camerata Mazatlán, bajo la batuta del maestro Héctor Javier Reyes Bonilla.

Homenaje a México

El vestíbulo del teatro Angela Peralta se vistió con los colores de la bandera mexicana y la imagen del águila devorando a una serpiente para recibir a los asistentes al espectáculo y hacerlos entrar en sintonía para que disfrutaran una fabulosa velada con emblemáticas composiciones dedicadas a esta nación. Los músicos ya se encontraban en sus lugares y llegó la violinista principal, Nina Farvarshchuk, para afinar su instrumento y darle la bienvenida al director, Héctor Javier Reyes Bonilla, que saludó con una reverencia y empezó a dirigir la obertura de su propia composición, La Patria, pieza que creo en el marco del bicentenario de la Independencia. El concierto continuó con dos piezas del renombrado músico, José Pablo Moncayo, Bosques, poema sinfónico y Tierra de temporal. El peculiar sonido de las melodías  transportaron por unos minutos a los asistentes a la época de oro del cine mexicano.

Con maestría, los músicos ejecutaban las melodías en sus instrumentos.

Conmovedor final

Fue un intermedio de 15 minutos que se dio antes de continuar con el espectáculo, que tenía a todos maravillados. Antes de la tercera llamada, los músicos regresaron a sus posiciones y con ellos, Reyes Bonilla para seguir dirigiéndolos, pero ahora con una explosiva combinación de sonidos con las piezas Sinfonía india, de Carlos Chávez; la Sinfonieta, de José Pablo Moncayo, y Danzón, de Arturo Márquez. El concierto dedicado a festejar el 209 aniversario de la Independencia de México, brindó una rica mezcla de matices musicales en los que no podía faltar el Huapango, de Moncayo, que cerró con broche de oro la velada.

Los colores de la bandera mexicana y el Ángel de la Independencia decoraron el escenario del TAP.