Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

CULIACÁN

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

'No me arrepiento más que de regresar': Mauro Zanatta

Hace tres días llegó y en dos semanas partirá. Sin dudar, el guitarrista italiano Mauro Zanatta (Treviso, 1977) expresa que desde que arribó a Sinaloa no tiene arrepentimientos más que el de regresar a Europa: "No me arrepiento más que de regresar", dice, pues para él es todo un lujo estar aquí, donde el lunes inauguró, con un brillante concierto, el 14Festival Internacional de Guitarra Sinaloa 2014.

Aplauden a Zanatta.

Minutos antes, Marco Vinicio Camacho, presidente de la Fundación Cultural de la Guitarra AC, expresó durante la ceremonia de apertura que este escenario es para los máximos exponentes de la guitarra internacional, los Messi y Ronaldinho de las cuerdas, los mejores.

La presencia de Zanatta es una prueba, y el público que lo escuchó en esta primera velada en el Teatro Pablo de Villavicencio le aplaudió su participación, en el marco de la cual ofreció un amplio repertorio integrado por piezas como From L'Art de toucher le Clavecìn, de François Couperin (1668-1773); la Sonata no. 42 a moll (Dresden Manuscript), de Sylvius Leopold Weiss (1686-1750), entre otras.

En entrevista, Zanatta expresó su sorpresa por este festival y su enorme emoción de estar en México por vez primera. "Es mi primera vez, en Latinoamérica sólo había estado en Santiago de Chile, pero en México es mi primera vez", dijo.

Para él, el festival es una afortunada prueba de que la guitarra se está difundiendo mucho, y cree que es una oportunidad para muchísima gente, para juntar a los intérpretes "que comparten aquí momentos preciosos para la guitarra".

Su invitación es prolongada y doblemente satisfactoria, pues además de compartir en el escenario, ofrece su cátedra en el diplomado de perfeccionamiento guitarrístico. "Esta parte es quizá una de las partes mucho más importantes del festival, porque hay que fomentar este arte y enamorarlos del instrumento", dijo.

La guitarra, su vocación.

De manera personal, expresó que "la guitarra merece grandes teatros como este, y sobre todo en este tiempo que no es tan fácil para la música, para los concertistas y para los artistas en general".

La guitarra es su vocación, ha obtenido premios como el Julián Arcas de Almería en 2008 y el Henry Mercatali de Gorizia (2005). Para él es importante llevar más alto el nombre de su país que, señala, está pasando una temporada no muy buena para los artistas, la cultura en general, porque no hay financiamiento público para la cultura, cuando es una de las cosas más importantes para un pueblo.

"En mi opinión, la cultura es un parámetro para comparar una buena sociedad con una mala, esto depende del amor y la voluntad, y es algo que compartimos los artistas", concluyó.

Exhibición

Exponen la guitarra Staufer

En el vestíbulo del Teatro Pablo de Villavicencio del Instituto Sinaloense de Cultura, el constructor de guitarras Abel García López ofreció una charla sobre la Staufer de 1814, para explicar la exposición de un ejemplar de ese instrumento y de una réplica que él mismo construyó y que durante este festival se verá en el lobby del teatro. Ahí, junto a un numeroso grupo de estudiantes, maestros y admiradores de la guitarra, se mostraron atentos a la conferencia donde explicó que la guitarra Staufer de 1814 fue construida por Johann George Staufer en Viena, acompañada por una guitarra francesa del siglo 19 y una réplica de la primera. La construyó él mismo en su taller en Paracho, Michoacán. Destacó sus características, así como las diversas escuelas de construcción de guitarras en Europa en el siglo 19, como la italiana, la española, la francesa y la alemana vienesa. Durante esta presentación, el guitarrista sinaloense Daniel Camero tuvo la oportunidad de tocar el instrumento para el disfrute de los presentes.